Daniel Malacara Hernández, científico del Centro de Investigaciones en Óptica AC y uno de los pioneros de la creación del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y electrónica (INAOE), aseguró que México no sólo requiere recursos para impulsar la ciencia y la tecnología, necesita comenzar a inspirar a los futuros científicos desde educación básica.

Tras recibir un reconocimiento por el INAOE por sus contribuciones al desarrollo de la óptica en México, Malacara Hernández,  quien fue el primer estudiante mexicano en obtener el grado de Doctor en Óptica por la Universidad de Rochester, comentó que existe un déficit de especialistas.

“Estamos muy por encima a lo que teníamos hace 50 años pero comparado con otros países, todavía nos falta mucho. Ahora tenemos más de mil ópticos, que es una cantidad extraordinaria (pero) estamos muy abajo. La óptica en Estados Unidos tiene registrados más de 20 mil investigadores”, comentó.

Comentó que pese a la perspectiva negativa, entre la comunidad científica mexicana existe ánimo de seguir realizando investigaciones y realizar aportaciones de calidad mundial.

“Si dijera que en 10 años podríamos estar iguales que las grandes potencia, no es cierto. En 10 años podríamos estar con una diferencia más grande. No todo es cuestión dinero, es cuestión de preparar infraestructura, de preparar investigadores, de preparar instituciones. El dinero tiene que venir apoyando estos proyectos”, comentó.

Señaló que la Óptica en México tiene mucho futuro y áreas de aplicación, ya que no sólo se basa en anteojos o lentes, áreas que son una parte pequeña de su aplicación.

“Necesitamos preparar nuevos investigadores, hacer que los menores se interesen por la ciencia desde la secundaria. Falta estudiar los láseres, los materiales y ver cómo se comportan con la luz. La Óptica tiene mucho futuro en el diseño de telescopiosmicroscopios, instrumental óptico para medicina, para ingeniería, son más de 40 campos diferentes”, resaltó.