México D. F. No existe un solo año, en los últimos 26, que en nuestro país no se haya registrado al menos un caso de linchamiento; y el estado de Puebla ocupa uno de los primeros lugares en la incidencia de ese tipo de actos violentos, por lo que en la Cámara baja se solicitará al gobernador de la entidad poblana, Rafael Moreno Valle, atender esa problemática.

Mediante un punto de acuerdo, la diputada federal de Nueva Alianza, María Eugenia Ocampo Bedolla, destaca que de acuerdo a un estudio elaborado por la Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco, en los últimos 26 años
(de 1988 a 2014) se han registrado tres picos altos de linchamientos: 1997, con 27 casos; 2010 con 47 eventos y 2013 con 40
.

Y de los 366 linchamientos contabilizados en los últimos 26 años, el 80% de ellos (296) ocurrieron en sólo siete entidades del país: Estado de México, con el mayor número de casos, seguido del Distrito Federal y de los estados de Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas y Guerrero.

La diputada María Eugenia Ocampo resalta que “reflexionar sobre la violencia implica necesariamente pensar en el problema de la crisis de autoridad, debido a que ambos se encuentran unidos por un elemento común: la acción colectiva que señala que los límites sociales se han roto y que es necesario restituir o cambiar la autoridad o sus fundamentos (leyes e instituciones), o bien ambos al mismo tiempo”.

Recordó que los hechos más recientes de linchamiento han ocurrido en el estado de Puebla; el pasado 28 de septiembre en Cohuecán, Puebla donde dos sujetos fueron linchados tras ser señalados de ser autores del plagio de una adolescente, quien escapó e informó de lo sucedido.

Y el del pasado 19 de octubre, también en Puebla, donde vecinos de Ajalpan quemaron a dos personas acusadas de ser secuestradoras, aunque ante la autoridad se acreditaron como encuestadores.

“Para Nueva Alianza, lo verdaderamente importante es que estos eventos se encuentran completamente fuera de la legalidad, no podemos olvidar que somos y nos regimos como un estado de derecho, que vive y se gobierna por normas que establecen los lineamientos de convivencia”, indicó la legisladora.

Por ello, presentará un punto de acuerdo que tiene como objetivo que la Cámara de Diputados federal exhorte a los gobernadores de Puebla, Distrito Federal, Estado de México, Morelos, Oaxaca, Chiapas y Guerrero para que, en el ámbito de sus atribuciones, pongan en marcha las medidas necesarias que garanticen la seguridad pública en su respectiva entidad, mejorando el aparato de justicia apegados a los principios de eficacia y pronta actuación.

Y que se exhorte también a las Procuradurías de Justicia de esas entidades federativas, a que lleven a cabo las investigaciones necesarias para dar con los principales actores de los linchamientos y los pongan a disposición del Ministerio Público para fincar las responsabilidades correspondientes.