Fernando de Anda, director de Inteligencia de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), recibió a amenazas de muerte del crimen organizado que opera en la zona del Ajusco.

Aseguró que tras la aparición de una manta el viernes en un puente de Tlalpan, comenzó a recibir por teléfono una serie de amenazas de muerte.

Comandante, lo vamos a matar, deje de estarse metiendo en problemas, porque le vamos a dar en la madre”.

“¿Pero quién habla o qué?” —preguntó el funcionario—.

—“Habla La Gente Nueva” —le respondieron—.

“Así me dijeron y que van a ocupar la plaza”, dijo.

De acuerdo con el funcionario, el área de influencia de esta agrupación delictiva es la delegación Tlalpan, principalmente en la zona del Ajusco y está ligada con la banda de secuestradores conocida como La Mano con Ojos.

Según Fernando de Anda, el grupo criminal también tiene presencia en el interior del Reclusorio Preventivo Oriente.

En la manta que apareció el pasado viernes en la zona de Tlalpan, apareció su apellido De Anda y lo acusan de proteger a delincuentes.

El funcionario aseguró que los señalamientos son falsos y que sólo buscan dañar su imagen, luego de 27 años de trabajar en la corporación.

“El crimen no pudo comprarme con dinero, me mandaron una camioneta y la rechacé, tratan de quitarme de ahí y quedarse con el control y también con gente de aquí de la procuraduría, pero no sé quién es”, precisó.

Crédito de la foto lagazzettadf.com