El gobernador Rafael Moreno Valle reiteró que fueron errores de la policía municipal de Ajalpan los que desencadenaron el linchamiento de los hermanos Copa Molina la semana pasada, no obstante aseguró que se ejecutarán las órdenes de aprehensiónque están pendientes en contra de los pobladores responsables de los asesinatos que ya están ubicados.

El mandatario indicó que la situación jurídica de las cinco personas detenidas la semana pasada está por convertirse en una “vinculación a proceso”.

Moreno Valle descartó que vaya a tomar el mando de los cuerpos de seguridad en otra localidad del estado como lo hizo en Ajalpan ante los hechos violentos que ocurrieron el lunes pasado, pues reiteró que este caso tuvo condiciones extraordinarias que obligaron a su administración a intervenir.

Fue el pasado 19 de octubre cuando pobladores de Ajalpan –municipio localizado el sur del estado–  lincharon a los hermanos Rey David y Abraham Copado Molina cuando los confundieron con unos secuestradores, cuando ellos señalaron que viajaron a esa localidad a realizar encuestas.

El jueves Moreno Valle emitió un decreto para asumir el mando policial de esta localidad por un periodo de 180 días, bajo el argumento de que la administración municipal fue rebasada por los pobladores.

Policías municipales cometieron errores

Durante una entrevista que concedió este lunes al término de una gira de trabajo por el municipio de Guadalupe Victoria, el gobernador insistió en que fue una serie de errores de los policías municipales lo que propició el asesinato de los encuestadores, pues los detuvieron sin tener una orden de aprehensión y los llevaron a los separos municipales, cuando debieron ponerlos a disposición de las autoridades estatales.

Insistió en que por ello su administración tomó las riendas de los cuerpos de seguridad en esta localidad y que actualmente hay gobernabilidad en la misma.

Se ejecutarán las 9 órdenes de aprehensión

Recordó que se giraron nueve órdenes de aprehensión en contra de pobladores que presuntamente son responsables del linchamiento, de los cuales ya fueron detenidos cinco.

Aseguró que ya se cuentan con indicios del lugar en donde se encuentran las cuatro personas restantes, por lo que aseguró que éstas serán aprehendidas.

No se contempla retomar la seguridad en otro municipio

Moreno Valle resaltó que el caso de Ajalpan se trató de una situación extraordinaria, razón por la que no prevé tomar el mando de la seguridad pública en algún otro municipio, pues hasta ahora no hay alguna otra situación que lo amerite.