El alcalde de San Lorenzo Chiautzingo, José Ramiro López Medina y su asesor Hilario Ballesteros, cuentan con una orden de presentación en la Procuraduría General de Justicia (PGJ); sin embargo, no han cumplido con el mandamiento, lo cual reforzaría la versión de que ambos se encuentran prófugos.

Fuentes extraoficiales refirieron que en días pasados la PGJ giró el documento, pero ninguno de los funcionarios ha acudido a rendir su declaración. De no presentarse, la Policía Ministerial podría ir por ellos hasta el tercer llamado.

La dependencia tuvo que asegurar con sellos uno de los domicilios de López Medina, el cual se encuentra en construcción. Pese a ello, el presidente municipal tampoco ha acudido ante la autoridad ministerial para pedir alguna explicación.

Ayer los familiares del ex secretario general del Ayuntamiento de Chiautzingo, Martín Gutiérrez Medina, señalaron que el edil y su asesor están desaparecidos desde el día que Martín fue encontrado ejecutado en el paraje "Los Alcanfores", el pasado 8 de octubre.

El hoy occiso fue levantado dos días antes y desde entonces sus allegados señalaron como responsables a José Ramiro e Hilario Ballesteros, pues éstos comenzaron a tener problemas con Martín cuando él descubrió que el edil estaba incurriendo en enriquecimiento ilícito y desvío de recursos, por lo que fue destituido del cargo y nombrado como director de Seguridad Pública.

Cabe mencionar que existe inconformidad entre los pobladores de Chiautzingo por el actuar del alcalde, a quien acusan de no dar la cara desde la aparición del cadáver de Martín. Además, están molestos porque no ha hecho obras en el municipio y no se explican cómo es que a su llegada a la presidencia comenzó a adquirir bienes y a construir una casa, la cual hoy está asegurada por la PGJ.