La delincuencia es una pesadilla para muchos mexicanos, sobre todo para la gente de edades avanzadas, de acuerdo con el Consejo Ciudadano. En su programa Línea Plateada alerta sobre que más de 70% de estos robos contra viejos son perpetrados por personas conocidas.

Max Cukiert, director general de StrongMax, dice que es indispensable resguardar lo que más valoran fuera de su casa, en un lugar seguro y de fácil acceso como las cajas de seguridad que él representa.

Según el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, 1.1 millones de personas de 60 años o más residen en el Distrito Federal y casi 150,000 viven solas, de ahí que pueden ser vulnerables a situaciones que comprometan su seguridad y tranquilidad.

Evelyn Smolensky, psicoanalista y especialista en crisis, el envejecimiento es un proceso inevitable en la vida del ser humano, que a pesar de ser una parte normal del desarrollo también es una etapa difícil de ser vivida que se caracteriza por la multiplicidad de pérdidas, por esta razón, las personas de la tercera edad son más aprehensivas dándole valor incalculable a sus pertenencias.

Año tras año, cientos de personas de la tercera edad son víctimas de robos, fraudes y abuso de confianza.

Los delincuentes buscan presas fáciles y encuentran en ellos a sus víctimas ideales, ya que las personas mayores son fáciles de someter. Generalmente, tras el delito cometido en su contra, los ancianos caen en un estado de depresión profunda y en paranoia, lo que en casos extremos, cuando el impacto es severo, los conduce a la muerte misma.

“Para evitar estas tragedias es indispensable empoderar a este grupo de la población con herramientas emocionales, psíquicas, físicas y legales para que se sientan más protegidos”, destacó la especialista.

Max Cukiert desarrolló en 2013 la bóveda más segura del país, con estándares de seguridad tan altos que cuenta con el respaldo de la consultora SETER Security Consulting –una de las compañías de servicios de seguridad más importantes a nivel mundial.