Los índices de pobreza extrema en el mundo se han reducido a la mitad desde 1990, un logro notable, pero una de cada 5 personas de las regiones en desarrollo aún vive con menos de 1.25 dólares al día.

Datos de la ONU indican que hay millones de personas que ganan poco más de esa cantidad diaria, a lo que se añade que hay muchas personas en riesgo de recaer en la pobreza.

La pobreza va más allá de la falta de ingresos y recursos para garantizar unos medios de vida sostenibles. Entre sus manifestaciones se incluyen el hambre y la malnutrición, el acceso limitado a la educación y a otros servicios básicos, la discriminación y la exclusión sociales y la falta de participación en la adopción de decisiones.

Datos duros:

836 millones de personas aún viven en la pobreza extrema.

Alrededor de 1 de cada 5 personas de las regiones en desarrollo vive con menos de 1.25 dólares diarios

La gran mayoría de las personas que viven con menos de 1.25 dólares diarios pertenece a 2 regiones: Asia Meridional y África Subsahariana.

Los elevados índices de pobreza se ven a menudo en países pequeños, frágiles y afectados por conflictos

En el mundo, 1 de cada 7 niños menores de 5 años no tiene una altura adecuada para su edad.

En 2014, cada día, 42,000 personas tuvieron que abandonar sus hogares en busca de protección debido a un conflicto.