De origen Australiano, Emily Sears es una modelo que gusta de dormir con un bra deportivo y panties, o una camiseta de hombre.

La sensual modelo es una de las más cotizadas, sin embargo hace algunos años era una desconocida pese los grandes atributos físicos que hoy sigue presumiendo en redes sociales.

Me gusta pensar en mí como alguien atractiva, porque he llegado a un punto en mi vida en que no me importa lo que la gente piensa sobre mí, y creo que tener confianza en ti mismo es atractivo” declaró hace unos meses a hermosa rubia a Esquire.

 “Me gustan los hombres que no tiene miedo de ser ellos mismos, no tratan de comprar el afecto y alardear o presumir, que son realmente apasionados con sus vidas ―que por lo general se traduce en pasión en el dormitorio―. Me gustan los hombres frescos, tranquilos y serenos”, expresó.

A Emily le desagrada que los hombres sean groseros “con los camareros, empleados de valet parking o con cualquier persona que trabaje donde tengamos una cita. Yo presto atención a cómo tratan los hombres a las personas que dan algún servicio, eso es una verdadera prueba de carácter de un hombre”.