Como histórica fue calificada la producción de automóviles en México al primer semestre del año, luego que durante junio fueron fabricados 306 mil 694 vehículos ligeros, 6.7% más que las 287 mil 344 unidades producidas en junio 2014. Mientras que en el acumulado enero - junio de 2015 se han manufacturado 1 millón 727 mil 557 unidades, para un crecimiento del 8.1% con respecto a los vehículos manufacturados en el mismo periodo del año previo.

Así lo dio a conocer la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la cual destacó que la exportación también mantiene cifras récord, tanto para un mismo mes como para el acumulado enero-junio en que se han registrado niveles sin precedente.

En junio se exportaron 242 mil 720 vehículos ligeros, registro que muestra un incremento del 5.3% con respecto a las unidades exportadas en el mismo mes de 2014. En tanto que en la primera mitad del año se han exportado 1 millón 405 mil 458 vehículos, para un crecimiento del 10.4% comparado con el total exportado en el primer semestre de 2014.

Asimismo, el mercado interno continúa recuperándose, durante el sexto mes del año se registraron los mejores niveles históricos tanto para el mes como para su acumulado. En junio 2015 se vendieron 106 mil 890 vehículos ligeros, creciendo 27.1% en relación a junio del año pasado.

Con ello, se apuntó, el primer semestre de 2015 suma 609 mil 825 unidades comercializadas, 21.9% superior a los  resultados del primer semestre de 2014, período en el que se registró un decremento de 0.3% con respecto del mismo periodo de 2013.

La venta en el mercado mexicano durante los primeros seis meses se integró en 46% con vehículos producidos en nuestro país y 54% de origen extranjero.

En esta primera mitad del año, los vehículos ligeros que México comercializó en el exterior fueron enviados principalmente a Estados Unidos, representando el 70.8% del total de las exportaciones, como segundo destino se tuvo a Canadá con el 10.7%, y en tercer lugar está Alemania con el 3.9%, las exportaciones a Brasil y China cayeron un lugar en el ranking de destinos. Mientras que Argentina se mantiene en el 7º lugar, pero con una evolución creciente.