Esta madrugada, el ex director de la Policía Estatal, Marco Antonio Estrada López, y el jefe del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), Tomás Mendoza Lozano, quedaron a disposición del Juzgado Décimo Primero de Distrito, por el delito de robo de hidrocarburo.

Así lo confirmaron fuentes cercanas al caso, quienes indicaron que alrededor de las 4:00 horas los detenidos fueron puestos a disposición del juez referido, por lo que en las próximas horas se llevará a cabo la primera audiencia.

Aunque inicialmente ambos fueron presentados ante la autoridad ministerial, acusados por delincuencia organizada y robo de hidrocarburo, finalmente se les fincaron cargos sólo por el segundo delito.

Negociaron quitarles delitos

Ayer este medio dio a conocer que, a pesar que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) cesó a los mandos policiacos, les financió la defensa legal e incluso habría negociado su liberación con la Delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Puebla.

Según las fuentes, este acuerdo consistió en suprimirles el delito de delincuencia organizada y ponerlos a disposición del Poder Judicial Federal, para que de esta manera el Ministerio Público, en vez de pedir que los encarcelen, solicite al juez su libertad mediante dos opciones: imponiéndoles una fianza o el arraigo domiciliario para que puedan continuar el proceso en libertad.