En once operativos por robo de combustible reportados por la PGR, en Puebla se logró el decomiso de 190 mil 695 litros de gasolina y el aseguramiento de 32 presuntos delincuentes, aunque sólo cuatro de ellos fueron sentenciados.

De acuerdo con boletines de prensa en la página oficial de la Procuraduría General de la República (PGR), durante la administración morenovallista, de 2011 a junio de 2015, se aplicaron once operativos por el delito de robo de combustible.

Sin embargo el martes pasado la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) arrestó al director general de la Policía Estatal, Marco Antonio Estrada López, y al jefe del Grupo Especial de Operaciones (GOES), Tomás Méndez Lozano, por presunto robo de hidrocarburos.

Los funcionarios estatales fueron asegurados en el municipio de Tepeaca, donde además se ubicaron 31 camionetas con combustible de procedencia ilícita.

Según las cifras que se obtuvieron de los comunicados, que no son las oficiales manejadas por la PGR, de los once operativos cinco se realizaron en el presente año, cuatro en 2012 y dos en 2011.

Como resultados de las acciones de la PGR se decomisaron 190 mil 695 litros de combustible, así como se aprehendieron a 32 presuntos delincuentes.

El año que se incautó una mayor cantidad de litros de hidrocarburos robados fue 2012 con 131 mil recuperados, luego seguiría 2015 con 54 mil 695 litros y finalmente 2011 con 5 mil litros.

A pesar de que en cuatro años -de 2011 a junio de 2015- se detuvieron a 32 por robo de combustible sólo cuatro de ellos obtuvieron una sentencia en 2015.

De ellos, dos sujetos aprehendidos en la carretera estatal Nopalucan-Acatzingo fueron condenados a dos años de prisión y se les impuso una multa de 63 mil 770 pesos; mientras que otros dos arrestados en Coronango obtuvieron una sentencia de ocho años de cárcel y una multa de 63 mil 770 pesos.

Gran parte de las acciones contra el robo de combustible reportadas a los medios de comunicación ocurrieron en carreteras estatales: la Santa Ana Chiautempan, Nopalucan-Acatzingo, México-Tuxpan a la altura de Huauchinango o Tehuacán-Teotitlán. También en caminos rurales como Palmarito Tochapan a Quecholac.

El principal sector donde se ubicó el hurto de combustible fue la región de Tepeaca, pero también la zona metropolitana de Puebla.

De acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex), Puebla se ubica en el tercer lugar nacional en tomas clandestinas de combustible con 373 casos en 2015. Sólo están arriba del estado, Tamaulipas con 407 y Guanajuato con 379.

.