Ajalpan, Puebla. La madrugada de este jueves, un grupo de pistoleros al servicio de caciques de la Sierra Negra baleó la casa de Yolanda Pacheco, suplente de la candidata del PRI a diputada federal por el Distrito 16 de Puebla, Edith Villa Trujillo, y quemó la camioneta de Alfonso Flores, líder del Movimiento Antorchista en Ajalpan. Ambos hechos ocurrieron a unos metros del domicilio de Edith Villa.

“Se trata de un acto violatorio de todas las leyes mexicanas y de las leyes electorales. Es un mensaje al estilo de la mafia siciliana que pretende generar un clima de terror en el proceso electoral y el día de la elección. Es un crimen que busca intimidar a la candidata Edith Villa Trujillo y a sus numerosos simpatizantes, y frenar el éxito que ha tenido en su campaña política”, afirmó Aquiles Montaño Brito, vocero del Movimiento Antorchista en Puebla.

“Nosotros exigimos al Gobierno estatal, a las autoridades judiciales y al Instituto Nacional Electoral que investiguen a fondo estos hechos y que se castigue penalmente a los autores materiales y, sobre todo, a los autores intelectuales”.

En el Distrito 16 de Puebla, se han difundido publicaciones impresas en las que literalmente se llama a aniquilar a Antorcha Campesina, “y tenemos pruebas de ello”, dijo el vocero.

A las 3:30 de la madrugada, el domicilio de la doctora Yolanda Pacheco, ubicado en el centro de Ajalpan, fue baleado, y minutos más tarde llegó una patrulla de la policía municipal sólo a recoger los casquillos percutidos y, sin hacer mayores averiguaciones ni entrevistar a nadie, se fue, dejando limpia la escena del crimen. También por la madrugada, en el domicilio de Alfonso Flores, ubicado en el centro de Ajalpan, fue incendiada su camioneta; y a pesar de los llamados, los bomberos sólo llegaron cuando la camioneta se encontraba totalmente consumida por el fuego.

Los dos agraviados interpusieron su denuncia penal en el Ministerio Público de Tehuacán.

“La forma en la que operaron los pistoleros, muy al estilo de la mafia de bandidos que anida en la Sierra Negra de Puebla, y el hecho de que la policía sólo llegó a recoger evidencia importante del atentado contra la candidata del PRI y el activista de Antorcha, dicen que se trata de un crimen político. Es claro que los caciques de la zona se sienten desesperados por el buen avance de la campaña de la antorchista Edith Villa y el arraigo que ha logrado nuestra organización entre la gente pobre de aquel distrito electoral”, afirmó al vocero antorchista.

Por su parte, Homero Aguirre Enríquez, portavoz nacional de la organización, afirmó que “todo el antorchismo nacional está pendiente de lo que sucede en Ajalpan y exige que la PGR y el INE investiguen y castiguen a los responsables, porque además de ser un crimen contra nuestra candidata, es un atentado contra la democracia”.