Martes, 25 de Junio de 2019     |     Puebla.
Suscríbete




Sociedad

Palomean obras 3 peritos más del INAH, sin título ni cédula

Sociedad   /   
Kara Castillo  |
 Domingo, Febrero 22, 2015

Avalan dictámenes técnicos de proyectos en inmuebles históricos de Puebla, aunque en registros oficiales no se acredita su preparación

Además del coordinador del Centro de Monumentos Históricos del Centro INAH Puebla, tres funcionarios más de la dependencia federal carecen de título o cédula profesional, sin embargo han avalado la intervención de edificios y sitios históricos, considerados Patrimonio Cultural de la Humanidad, para la ejecución de obras emprendidas por el gobierno del estado.

Falsificaciones y falta de registro oficial fueron detectadas en los documentos que acreditan el último grado de estudios de cuatro funcionarios de la Sección de Monumentos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Centro Puebla, entregados por este organismo y el Consejo Nacional de Cultura y las Artes (Conaculta), como respuesta a la solicitud de información pública 1115100015113.

Hace apenas una semana el observatorio de transparencia Con Los Ojos Abiertos reveló que el coordinador de Monumentos Históricos del Centro INAH Puebla, Jorge Salgado Tlahuis, firmó documentos del INAH ostentándose como arquitecto, sin embargo carece de título y cédula profesional, requisitos que le son exigidos por ley para desempeñar sus actividades profesionales.

“Hacen” examen pero no aparecen en tesis

En copias del Acta de Examen Profesional que presentaron los funcionarios del Centro Puebla, José Guadalupe Flores Vargas y Jorge Salgado Tlahuis, se indica que participaron en la investigación colectiva "Reordenación Urbano-Arquitectónica en la zona arqueológica de Yohualichan” para obtener el título de licenciatura en Arquitectura de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), en el año 1990.

Sin embargo, la investigación no está registrada en la facultad de Arquitectura y no figura en el catálogo de investigaciones de la universidad.

Incluso, los estudiantes que aparecen en el Acta de Examen Profesional con los que supuestamente comparten créditos en la investigación presentada, son en realidad, autores de otra tesis, con la que -ellos sí- obtuvieron el grado académico.

César Meneses Ortiz, José Osvaldo Reyes Delgado y Jorge Soriano Chino, presentaron la investigación conjunta: "Centro de Recreación y Convivencia vecinal en Papalotla de Xicotencatl, Tlaxcala", actualmente con el registro AR89 S8477, tesis que puede consultarse en la biblioteca Central de la BUAP.

 

 

Sin reconocimiento en registros de la SEP

Agustín Sánchez Ríos, otro de los autores que figura en el Acta de Examen que presentan los empleados del INAH, tampoco tuvo relación en alguna investigación con los actuales funcionarios federales. Archivos académicos dan cuenta que él presentó la tesis: "Conjunto Histórico Cultural y recreativo en Tlacotepec de Benito Juárez”, con la clave AR88G6971c, ubicada en la Biblioteca de Ingeniería y Tecnología “Ing. Luis Barragán”.

 

 

Los funcionarios que actualmente laboran en el INAH no están reconocidos en el Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El Observatorio Con los Ojos Abiertos dejó al descubierto que la Dirección de Administración Escolar de la BUAP no cuenta con antecedente o registro de la expedición del título profesional ni de la cédula a favor de Salgado Tlahuis.

De acuerdo con el artículo segundo transitorio del Decreto que reforma la Ley Reglamentaria de los Artículos 4º y 5º Constitucionales, relativos al ejercicio de las profesiones en el Distrito y Territorios Federales, la profesión de Arquitecto requiere título para su ejercicio.

Mismas firmas, distintos jurados

Otro de los actuales trabajadores del INAH, Aurelio Andrés Vázquez Aguilar, entregó una copia de su Acta de Examen con la tesis “Centro Cultural San Agustín, Puebla, Pue”, aprobada por unanimidad, para otorgarle el título de licenciatura por la facultad de Arquitectura de la BUAP en 1989.

El documento, que es el menos legible de los entregados para acreditar su formación profesional, presenta el mismo formato que el usado por Salgado Tlahuis y Flores Vargas; sin embargo, aunque las actas asientan los nombres de distintos jurados, las firmas que aparecen en ambos son exactamente las mismas.

Aurelio Andrés Vázquez Aguilar no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la investigación tampoco figura en el catálogo de Tesis de la BUAP.

 

 

Maestría fantasma

Un caso aparte lo representa otro funcionario del organismo, José Martín Limón Osorio, quien acreditó sus estudios con la constancia de posgrado “MTRIA EN ARQ. CON ESP. EN CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO E.”, supuestamente expedida en 2007 por la dirección de Administración Escolar de la BUAP.

La constancia tiene carácter concluyente y establece que habría acreditado 25 materias, el total de las cursadas en el posgrado.

En la búsqueda del sistema de consulta en línea de las Cédulas Profesionales de la SEP, José Martín Limón Osorio únicamente aparece como licenciado en Arquitectura por la Universidad Hispana de Puebla en el año 2002, pero no como maestro.

Hay que apuntar que Limón Osorio enfrentó un problema legal en el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje con el expediente 2075/98, presuntamente por falsificación de documentación académica.

 

 

Licencias y permisos al por mayor

El coordinador de Monumentos Históricos del Centro INAH Puebla, Jorge Salgado Tlahuis, ha avalado la intervención de inmuebles históricos, apoyado en los dictámenes técnicos firmados por José Guadalupe Flores Vargas, Aurelio Andrés Vázquez Aguilar y José Martín Osorio Limón.

Antropólogos, arqueólogos e historiadores del INAH, académicos universitarios e integrantes de organizaciones sociales, han manifestado abiertamente su oposición a la construcción de magnas obras en el estado de Puebla y la destrucción de sitios considerados patrimonio de la humanidad, en los últimos cuatro años, avalados por el organismo federal.

Los proyectos emprendidos por el gobierno del estado como el Viaducto Zaragoza, la remodelación de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, el Corredor Turístico Los Fuertes-Catedral así como el distribuidor vial Cholula, implicaron daño patrimonial, según lo ha acusado sistemáticamente el Comité Defensor del Patrimonio Histórico, Cultural y Ambiental de Puebla.

Destaca la demolición total de la Casa del Torno -del pintor José Márquez Figueroa, fundador del Barrio del Artista-, catalogada desde 1970 como edificio patrimonial en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, espacio que sería utilizado para construir la terminal de un teleférico en el Centro Histórico; el otro extremo de la vía se construiría en el cerro de los Fuertes, a dos kilómetros de distancia, sin embargo los trabajos fueron suspendidos.

Apenas el año pasado se cuestionó la construcción de un distribuidor vial en Cholula, que enterró lo que especialistas consideraron el hallazgo arqueológico más importante en los últimos 20 años ocurrido en México, descrito como “una ciudadela prehispánica”. Sobre estos vestigios arqueológicos fueron construidos los cimientos de la obra en ese municipio.

Los críticos, además de la exigencia de hacer públicos los dictámenes del INAH y los estudios de impacto ambiental federal previos para intervenir áreas históricas, pedían a las autoridades autorización para estudiar las justificaciones técnicas de las obras implantadas, pero la solicitud no fue atendida.

Este diario ha solicitado vía infomex copias de las licencias que se otorgaron a las obras propuestas por el gobierno estatal, sin embargo han sido negadas gracias al acuerdo de reserva que impide transparentar los detalles de las obras gubernamentales.

Sin título, coordinador del INAH supervisó distribuidor Cholula Sin título, coordinador del INAH supervisó distribuidor Cholula Jorge Salgado Tlahuis firmó documentos ostentándose como arquitecto aunque carece de título y cédula profesional

Pide el INAH cambios al proyecto del distribuidor vial de CholulaPide el INAH cambios al proyecto del distribuidor vial de CholulaEl organismo considera que los tirantes afectan la perspectiva visual hacia la pirámide y aún revisa si existen vestigios arqueológicos

   


Visitas:


Encuesta