Funcionarios del gobierno del estado presionaron a Elia Tamayo, madre de José Luis Tehuatlie, para que abandonara este jueves el Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia que tiene lugar en el Centro Expositor de Puebla, pese a que tenía una cita agendada con algunos de los participantes.

Tras el hecho, agrupaciones internacionales que participan en este Congreso auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se pronunciaron por el esclarecimiento de los hechos ocurridos el 9 de julio en San Bernardino Chalchihuapan durante los cuales resultó fatalmene herido el menor de 13 años José Luis Tehuatlie.

Manfred Liebel, director del Instituto de Estudios Internacionales en Niñez y Juventud de la Universidad Libre de Berlín; Juan Martín Pérez García, titular de la Red por los Derechos de la Infancia en México y Ángel González, colaborador de la organización MOLACNATs, fueron testigos de la petición a Elia Tamayo para que abandonara el recinto.

Los activistas señalaron que pese a que el comité organizador del VI Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolencia no puede emitir posturas sobre temas particulares, como el de Chalchihuapan, es probable que este viernes algunos congresistas realicen un pronunciamiento sobre el caso de José Luis Tehuatlie y la prohibición que la administración estatal para el tema de Chalchihuapan fuera abordado por algunos especialistas internacionales.

Le piden salir por la puerta trasera

Misraim Hernández Fernández, vocero de la agrupación Contingente Puebla, dijo que semanas antes del Congreso lograron contactar a representantes de organizaciones defensoras de los derechos de los niños, a quienes pidieron abrieran un espacio de su tiempo para conocer y hablar con la señora Elia Tamayo Montes.

Los activistas lograron que Hernández Fernández aceptara reunirse con la madre del menor José Luis Tehuatlie en el marco de los trabajos del ongreso Mundial que tiene como sede el Centro Expositor de Puebla, y que este viernes concluirá.

Por esa razón Elia Tamayo acudió este jueves al recinto, donde fue recibida por el director de la Red por los Derechos de la Infancia en México, Juan Martín Pérez García, quien --según contó Misraim Hernández--, la atendió de manera amable durante unos 40 minutos en una sala independiente al lugar en donde se realizan las actividades del Congreso.

Su presencia provocó que personal del gobierno del estado le bloqueara el acceso al salón donde tenía lugar las ponencias de los congresistas, y advertencias a Manfred Liebel y Juan Martín Pérez de que el tema de Chalchihuapan no podía abordarse en el evento, por lo que les pidieron abadonar el inmueble por la puerta trasera y no por el lobby del Centro Expositor.

La petición provocó el enojo de los representantes de algunas agrupaciones sociales, quienes se negaron a acatar la petición y salieron por el acceso principal, en donde se encontraban la presidenta del DIF, Martha Erika Alonso y algunos funcionarios estatales,según narró Hernández.

En entrevista posterior Manfred Liebel, presidente de la Red Europea de Magísteres en Derechos del Niño y Consejero del Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores (MOLACNATs), confirmó los hechos y reveló que previamente la administración estatal le prohibió hablar públicamente sobre el caso de José Luis Tehuatlie.

“Pero ahora la situación está así que quizá ya no se puede evitar un escándalo público porque el gobierno de Puebla nos prohibió reunirnos con la señora dentro de este edificio, nos lo prohibió explícitamente y quería obligarnos a salir del edificio por atrás y no acepto esta obligación de salir clandestinamente por atrás, tenemos el derecho de por lo menos salir como entramos del edificio”, declaró.

Después de abandonar el Centro Expositor, representantes de la ONU y algunos activistas dialogaron con Elia Tamayo en una cafetería que se ubica a unos 500 metros de distancia, lugar hasta donde fueron seguidos e interceptados por Juan Pablo Mirón Thomé, jefe de la oficina del secretario general de Gobierno, Luis Maldonado, quien les ofreció su oficina para dialogar, propuesta que rechazaron.

Especialistas demandan esclarecer el caso  

Liebel señaló que la administración estatal comete una violación grave al evitar que el tema de Chalchihuapan sea abordado durante el Congreso, pues previamente solicitó al comité organizador que el caso se conociera para respaldar una solicitud del esclarecimiento del mismo, e inclusos los asistentes al evento accedieron a reunirse con Elia Tamayo. “Cómo no podemos utilizar este edificio público para un asunto público”, se cuestionó.

En tanto, Ángel González, colaborador de MOLACNATs lamentó que pese a que durante la inauguración del evento este miércoles, el gobernador de Puebla se pronunciara por proteger los derechos de los infantes, haya prohibido abordar el caso del asesinato de José Luis Tehuatlie, aun conociendo la condición indígena del menor.

“Deja mal parados a quienes ayer hablaban de defender los derechos de los niños. Es una obligación ética y moral prestar el recinto para abordar un tema público”.

De manera personal, señaló que la agrupación que representa respaldará a Elia Tamayo y la comunidad de Chalchihuapan para que se activen mecanismos de protección internacionales y evitar el acoso de la administración estatal.

Mientras tanto, el resto de los activistas, quienes además son ponentes, señalaron que amén de consensuarlo con sus compañeros, hay amplias posibilidades de que este viernes hagan un pronunciamiento público.

No obstante, señalaron que pedirán una postura sobre el caso a la administración estatal, y que realizarán una campaña internacional para que el hecho se conozca.

Logra Elia Tamayo el respaldo de la ONU

“Estábamos ahí para escuchar a los que dicen que protegen a los niños y nos sacaron. Estamos en Puebla y eso es lo que nos hacen”, dijo durante entrevista posterior Elia Tamayo, quien añadió que su única petición es justicia para el esclarecimiento del asesinato de su hijo.

Señaló que durante la plática que sostuvo con los representantes de la ONU, éstos le señalaron que la respaldarán para que el gobierno poblano aclare el tema.

Rechaza SEDIF las acusaciones

A través de un comunicado, el SEDIF rechazó los hechos, al señalar que pese a que no contaba con acreditación, la madre de José Luis pudo ingresar al recinto en donde se lleva a cabo el Congreso y platicó con los especialistas.

La dependencia señaló que Tamayo se retiró del lugar por su propia voluntad “para continuar el diálogo con los mismos –los activistas– en un establecimiento aledaño al recinto”.

Finalmente, el área de Comunicación Social envió una fotografía en donde se observa la señora sentada en un espacio del Centro Expositor, aunque esta toma fue previa a su salida del lugar.

 

Foto vía @Politiconsultor