Raúl Zibechi, escritor y pensador-activista uruguayo, aseguró que el despojo que realiza el Estado, como sucede en las Cholulas, y la privatización, como ocurre en Puebla con el agua y ocurrirá con la salud, son características de un gobierno neocolonialista.

Durante su ponencia "Violencia estatal, Derechos Humanos y Procesos Autonómicos", en el XV Foro de Derechos Humanos del Sistema Universitario Jesuita, el activista dijo que hoy se están ampliado los derechos humanos pero se respetan menos, sobre todo en Latinoamérica en donde existe una gran diferencia entre la élite, la clase media y las clases populares.

Esa situación revela que hay sectores de la población que son considerados por debajo de la línea de humanidad, y por lo tanto para ellos no existen los derechos humanos de una forma pragmática.

"Aquí en Puebla, por vía de los hechos, se está construyendo un barrio fortaleza, como éste (refiriéndose a la zona Angelópolis), donde viven las clases acomodadas, las explotadoras y las expoliadoras, entonces cómo viven los más ricos es totalmente diferente de cómo viven los pobres", sostuvo el defensor de derechos sociales.

Nuevo colonialismo en América Latina

Para Zibechi, la forma de actuar de los gobiernos en Latinoamérica representa un nuevo colonialismo, donde los sectores que están por debajo de la línea de la humanidad son constantemente reprimidos y despojados de sus bienes.

El escritor comentó que el despojo también puede estar disfrazado de "privatización", como se lleva a cabo en gran parte de México y en específico en Puebla, donde el año pasado se aprobó licitar el servicio de agua potable y ahora se discute la incursión del sector privado a la salud pública.

El escritor calificó estas prácticas como "despojo por rapiña", las cuales causan cada vez mayor marginación y que son totalmente contrarias a los derechos humanos, porque no permiten el acceso a una vivienda digna, al trabajo, a la alimentación y a la vida.

"Este modelo consolida y agranda la desigualdad hasta límites insospechados", agregó Raúl Zibechi y subrayó que la vida y la dignidad de las personas son demasiado importantes para que sean confiadas a los gobiernos.

Foto YouTube