Una empresa británica ha creado un material tan negro que es capaz de 'tragarse' toda la luz y además de retener la radiación.

La empresa Surrey NanoSystems, compañía británica que desarrolla productos de nanotecnología, ha creado un material tan negro que es capaz de absorber toda la luz. Dentro de él no se puede ver nada, solo que está fuera.

Los investigadores crearon el material haciendo crecer de forma artificial un abismo de nanotubos de carbono, cada uno miles de veces más fino que un cabello humano.

Además de absorber toda la luz, es capaz de retener la radiación. Surrey NanoSystems ha asegurado que "es revolucionario porque puede aplicarse a estructuras ligeras y sensibles a la temperatura como el aluminio y a la vez absorber 99,96% de la radiación incidente".

Este material será útil para mejorar los sistemas de reconocimiento espacial y los instrumentos ópticos que se usan para obtener imágenes del Universo. Además de las cámaras astronómicas y telescopios, el más misterioso de los negros también podría tener otros usos militares, tal como sugieren los primeros interesados en su fabricación.

Este material, que ha sido desarrollado conjuntamente por ABSL Space Products Division, tiene una resistencia a los vuelos espaciales. El director de tecnología de Surrey Nanosistemas, Ben Jensen, ha dicho que el producto ha sido ampliamente probado mediante la repetición. También ha afirmado que están en conversaciones con varias compañías sobre su aplicación en proyectos comerciales.