Ex titulares de concesiones de centros de verificación en Puebla publicaron este jueves un desplegado en el diario Reforma para expresar su inconformidad con los resultados de la licitación de los nuevos títulos que realizó el gobierno del estado y pidieron la intervención del gobierno federal.

Los inconformes acusaron que el procedimiento estuvo amañado por la administración estatal, a fin de que los ganadores de las concesiones de los verificentros fueran empresas foráneas, principalmente del Distrito Federal (DF).

“¿Por qué incrementar el monopolio que detentan políticos como el del Jorge Kahwagi Macari, primo hermano del Secretario de Infraestructura del gobierno del estado, José Cabalán Macari Álvaro, quien representó a 19 centros de verificación vehicular en el estado de Puebla?”, cuestionaron.

En su misiva, los ex concesionarios responsabilizaron al gobernador Rafael Moreno Valle de quitar los empleos que los centros de verificación brindaban a familias poblanas y entregarlos a empresarios del DF.

Solicitaron que se les restituyan las 85 concesiones de verificentros que les fueron retiradas hace más de dos meses por el gobierno estatal, a través de la extinción del programa de verificación vehicular.

“El gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, con una serie de mentiras y artimañas, basadas éstas en supuestos actos de corrupción y en pretender incursionar en una "homologación" y aplicación de "tecnología de punta" establecidos en la firma de los acuerdos de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, decidió clausurar los 85 establecimientos existentes en el estado y, de manera por demás alevosa y premeditada acordó el pasado 19 de junio la extinción del programa de verificación vehicular obligatoria en el estado de puebla y la creación de un "nuevo programa", cita el comunicado.