Una treintena de policías lesionados, cinco detenidos o desaparecidos, y un menor herido en la cabeza, fue el saldo del enfrentamiento ocurrido la tarde de este miércoles entre granaderos de la Policía Estatal y vecinos de las comunidades de Santa Clara Ocoyucan, Atzompa y Santa Isabel Cholula, en la vía Atlixcáyotl a la altura del puente que comunica a la junta auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan.

La reyerta ocurrió entre las 15 y las 16 horas cuando los granaderos pretendieron desalojar a los inconformes que mantenían bloqueada la autopista en demanda de la liberación de activistas opositores a las obras del Arco Poniente y el Gasoducto Morelos y de presidentes auxiliares detenidos la semana pasada en Tehuacán por bloquear la carretera federal y el Centro Integral de Servicios, así como de la restitución de los servicios del registro civil a las juntas auxiliares.

Por la noche se informó que los vecinos de Chalchihuapan tenían retenido a un uniformado, al que ofrecieron entregar una vez que las autoridades liberaran a cinco de los pobladores detenidos durante el desalojo de la autopista Puebla-Atlixco a la altura del kilómetro 14, que responden a los nombres de Antonio Montes Contreras, Félix Xelhua Montes, Sergio Jiménez Tecalero, Santiago Pérez Tamayo y Martina Ocelot, estos últimos de 80 y 60 años de edad, respectivamente.

De manera extraoficial se supo que los policías que resultaron lesionados durante el enfrentamiento son más de 30, de los cuales cuatro se encuentran graves y uno muy grave. Hasta el cierre de esta edición la Procuraduría de Justicia de Puebla no había confirmado, ni desmentido esta versión, ni proporcionado los nombres de los pobladores detenidos.

Al cierre de esta edición los pobladores de Chalchihuapan y otras comunidades cercanas se mantenían atrincherados en el zócalo de esta junta auxiliar del municipio de Santa Clara Ocoyucan, pues temían que durante la madrugada los granaderos intentarían recuperar a su compañero y detener a los cabecillas de la llamada Coordinadora Estatal en Defensa de la Identidad de los Pueblos (Cedip) y el movimiento Los de Abajo encabezado por la diputada Roxana Luna Porquillo.

La legisladora pidió la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que gestionara la liberación de los detenidos de su movimiento y la Cedip, que aglutina a 65 presidentes auxiliares de 20 municipios de la entidad.

Un menor resultó lesionado en la cabeza

De acuerdo con Vladimir Luna Porquillo, dirigente del movimiento Los de Abajo, el menor lesionado con una bala de goma en la cabeza responde al nombre de José Luis Alberto Tehuacatle, quien es estudiante de la secundaria de San Bernardino Chalchihuapan, que se localiza a unos 200 metros de donde se dio el enfrentamiento.

Vladimir Luna dijo tener información de que el menor de 13 años de edad fue internado grave en el Hospital General del Sur de la Ciudad de Puebla. La Secretaría de Seguridad Pública Estatal confirmó esta versión, pero rechazo que las lesiones del adolescente hubieran sido causadas por una bala de goma. Fue herido con las piedras y objetos que arrojaron los propios manifestantes, aclaró la dependencia.

"Una ciudadana reportó que su hijo de 13 años de edad fue presuntamente lesionado por los pobladores que lanzaron cohetones, piedras, palos, bombas molotov y diversos objetos para causar daño a los Policías Estatales que realizaban la liberación de la vía", dijo la SSP en un breve comunicado.

Justifica Moreno Valle desalojo de manifestantes

Sobre los menores de edad que resultaron lesionados, el gobernador Rafael Moreno Valle señaló que la culpa es de los manifestantes, que involucraron a infantes en la protesta, que comenzó al filo del mediodía a la altura del kilómetro 14 de la vía Atlixcáyotl.

El mandatario estatal justificó la intervención de los uniformados, en aras de salvaguardar el estado de derecho y la aplicación estricta de la ley, pues su gobierno no está dispuesto a permitir el bloqueo de carreteras, ni daños a terceros por manifestaciones.

A su vez, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH Puebla) informó que tres de los detenidos en el desalojo de esta tarde formularon quejas contra los elementos de la Policía Estatal, por presuntas violaciones a sus derechos humanos, durante el desalojo en la Vía Atlixcáyotl.

El organismo dio a conocer que, derivado del conflicto, visitadores adjuntos se constituyeron en la Agencia Adscrita a la Dirección Metropolitana Sur.

Un cohetón desató las hostilidades

Un cohetón lanzado por los manifestantes al aire provocó el avance de los uniformados que con gases lacrimógenos y toletes arremetieron contra los inconformes, entre los que había mujeres y adolescentes, que lanzaron rocas, piedras y palos a los uniformados.

En la trifulca resultaron lesionados varios granaderos que se vieron superados en número por los manifestantes. Del lado de los pobladores el contingente llegó a sumar medio millar, cuando de parte de los policías apenas rondaban los 300.

Tras casi una hora de provocaciones y agresiones, los manifestantes se replegaron sobre el puente que comunica Chalchihuapan con Chipilo, mientras que los granaderos se ubicaron a las orillas de la autopista.

Aunque las partes acordaron entablar el diálogo en la explanada de Chipilo, ninguno de los ediles auxiliares acudió al llamado. Personal de la Secretaría General de Gobierno hizo presencia antes de las 7 de la noche y se retiró.

Sin embargo se prevé que en las próximas horas se abra una mesa de negociación entre funcionarios del gobierno del estado e inconformes de las comunidades de Chalchihuapan, San Martín Tlamapa, San Pablo Ahuatempan, Chipilo, San Bernabé Temoxtitla y Santa Ana Acuzautla.

Algunos representantes de juntas auxiliares se muestran reacios de acudir a la reunión, por temor a ser detenidos y acusados de diversos delitos, como ha ocurrido con otros grupos convocados a negociar por funcionarios de la Secretaría General de Gobierno.

Durante el enfrentamiento también resultó lesionado el fotoperiodista del periódico Síntesis, Alfredo Fernández, quien fue golpeado con una piedra en el ojo. El reportero gráfico fue traslado a la clínica 6 del IMSS, donde fue curado y se mantiene fuera de peligro.

La autopista Puebla-Atlixco permanece bloqueada, ya no por los manifestantes, sino por los policías destacados en el lugar, pues los inconformes se replegaron en la comunidad de Chalchihuapan en espera de una definición de sus dirigentes que negocian con el gobierno del estado una salida al conflicto.

Inconformes exigen liberar a “presos políticos”

Los manifestantes exigen la liberación de Manuel Morales Guillermo, presidente auxiliar de la Magadalena Cuayucatepec, y Luis Enrique Rivera Ramos, presidente auxiliar de San Pedro Acoquiaco, detenidos la semana pasada en el bloqueo y desalojo de la carretera federal a Tehuacán.

También demandan el regreso del Registro Civil a las juntas auxiliares de municipios de Tehuacán, Ajalpan, Eloxochitlán y Vicente Guerrero, pues este servicio es muy necesario para tramitar actas de nacimiento, matrimonio, constancias de inexistencia de matrimonio, constancia de baja y alta en el seguro popular, antecedentes no penales o actas defunción de personas.

Los pobladores de San Bernardino Chalchihuapan y otras comunidades ubicadas en las faldas del volcán Popocatépetl exigen, además, la liberación de los activistas Enedina Rosas Vélez, comisaria ejidal de San Felipe Xonacayucan, y Juan Carlos Flores Solís, representante del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y de la Tierra, encarcelados en la primera semana de abril; y de Abraham Cordero Calderón, presidente  del Frente Campesino de Ejidatarios y Pequeños Propietarios del Valle de Texmelucan y la Sierra Nevada, organización que se opone a los proyectos del Arco Poniente y el Gasoducto Morelos. (Con información de Felipe Ponce Mecinas, Rodolfo Ruiz, Diana Jiménez, Álvaro Ramírez, Patricia Méndez)