Derivado de una denuncia hecha en oficinas centrales de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por cobros inusuales, la delegación en Puebla de la dependencia clausuró las cajas de cobro de la empresa Concesiones Integrales S.A. de C.V. que funge como concesionaria del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (Soapap).

En las instalaciones de la firma -que a su vez está integrada por las empresas Agua de México, Epcor Service y Ticsa-, ubicadas en la colonia San Manuel, fueron colocados sellos de suspensión que será retirados una vez que sean subsanadas las anomalías detectadas, hecho que no la exime de estar sujeta a un proceso por infracciones a la ley, informó el área de Comunicación Social de la dependencia federal.

Fue durante el transcurso de la tarde de este miércoles, cuando personal de la Profeco se trasladó a las instalaciones de Concesiones Integrales a fin de realizar una visita de verificación y supervisar elementos como tarifas a la vista y el cumplimiento adecuado del servicio que brinda.

Apenas este lunes, al menos un centenar de personas de más de 10 diferentes colonias del municipio capitalino realizó una protesta en las instalaciones del Soapap para denunciar aumentos de hasta un 388 por ciento en el incremento de las tarifas de agua potable; tras la manifestación los inconformes acordaron con la empresa suspender el cobro del servicio hasta que las tarifas se revisen.

Por su parte, comerciantes del Centro Histórico denunciaron incrementos de hasta un cinco mil por ciento en las tarifas de sus establecimientos, por lo que buscan replantear las tarifas a través de un análisis con la administración estatal.

El área de Comunicación Social de la Profeco refirió que aunque la empresa en cuestión subsane las anomalías que fueron detectadas, estará sujeta a un proceso legal por incurrir en infracciones a la ley.

El personal de la dependencia añadió que en el transcurso de la tarde, el personal de la misma analizará el periodo con el que la firma contará para subsanar las anomalías.

Fue el pasado 22 de mayo cuando Concesiones Integrales inició operaciones como empresa concesionaria del Soapap, después de que el gobierno del estado le entregó un contrato por un periodo de 30 años.

Acusan usuarios cobros elevados

Durante la protesta del lunes, los inconformes señalaron que hubo casos en la colonia El Mirador donde la tarifa pasó de 175 pesos mensuales a 495 pesos cada mes, mientras los pagos bimestrales eran por la cantidad de 350 pesos.

En La Hacienda el pago mensual hasta el mes de mayo era de 180 pesos, pero en el mes de junio los vecinos fueron sorprendidos con recibos de pago de 500 pesos, lo que arrojó una diferencia de 178 por ciento.

En Reforma Agua Azul la cuota cada mes por el servicio de agua potable era de 112 pesos y subió a 547 pesos, lo que significó un aumento del 388 por ciento.

En Geo Villas, ubicada al sur de la ciudad, los pagos pasaron de 240 a 480 pesos mensuales, mientras que en lugares como la colonia Los Volcanes las tarifas pasaron de 187 a 495 pesos mensuales.