En el 2013 la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) recibió 58 quejas en contra de la Policía Estatal por uso excesivo de la fuerza durante las manifestaciones, así como 54 en contra de la Policía Municipal y 157 por la Policía Ministerial.

Roberto Esquivel Ruiseco, empresario especialista en temas de seguridad, destaco que de acuerdo con esos datos será necesario que la Organización de las Naciones Unidas y la Cruz Roja analicen los alcances de la llamada "Ley Bala".

"Hacemos un llamado a las corporaciones de seguridad pública para que por favor adiestren y capaciten a los elementos para tratar de evitar este tipo de incidencias en cuanto al uso violento de la seguridad", dijo.

Y es que recordó que en la Ley para la Protección de los Derechos Humanos y Regulación del Uso Legítimo de la Fuerza Pública, prácticamente se deja a criterio de los policías el uso de las armas de cargo para hacer frente a manifestaciones violentas.

"Acá lo que tienen que regular es que sean los altos mandos los que determinen las acciones que se van tomar, puesto que los elementos luego no llegan a tener la suficiente capacitación o adiestramiento para tomar estas decisiones", comentó.