Intolerancia

Quiere el Congreso erradicar por decreto el trabajo infantil

Por Intolerancia | Sábado, Junio 21, 2014

La Comisión de Trabajo, Competitividad y Previsión Social del Congreso del estado propondrá la próxima sesión ordinaria erradicar el trabajo infantil en el estado de Puebla.

El presidente de la comisión, Leobardo Soto Martínez, expuso que su objetivo es que más de 200 mil niños dejen de laborar en Puebla, y proteger sus derechos a través de la provisión de servicios educativos y formativos.

Anunció que el punto de acuerdo será presentado al pleno para contrarrestar esta problemática que afecta principalmente a los municipios de Teziutlán y Tehuacán, además de sumarse al programa del DIF estatal “Sacar Tarjeta Roja al Trabajo Infantil”.

A la reunión asistieron la regidora del municipio de Puebla Gabriela Báez Alarcón, René Sánchez Pérez, consejero obrero de la CTM ante el IMSS, y Luis Javier Silva, secretario del Instituto del Deporte de los Trabajadores de Puebla, quienes informaron que a nivel mundial son 168 millones de infantes los que laboran; en América Latina, 12.5 millones de niños; en México más de 3 millones de menores y en Puebla 236 mil niños.

En la junta de trabajo participaron los diputados Lizeth Sánchez García, Francisco Mota Quiroz y Maiella Martha Gabriela Gómez Maldonado.

**

El informe mundial de 2013 sobre el trabajo infantil (“Vulnerabilidad económica, protección social y lucha contra el trabajo infantil”) insiste en la importancia de abordar las vulnerabilidades económicas y sociales subyacentes que pueden forzar a las familias a recurrir al trabajo infantil.

El informe mundial identifica una serie de prioridades clave pertinentes:

La necesidad de más información sobre los instrumentos de protección social que ayudan en la lucha contra el trabajo infantil, en qué circunstancias y por qué, a fin de orientar la acción futura.

El establecimiento de pisos nacionales de protección social en consonancia con la recomendación 202 de la OIT sobre los pisos de protección social. La atención de la salud y la seguridad del ingreso, combinadas con el acceso a la educación y a otros servicios esenciales, pueden prevenir el trabajo infantil.

Asegurar que los sistemas de seguridad social “tengan en cuenta las necesidades de los niños” abordando las desventajas sociales, los riesgos y vulnerabilidades únicos con los que los niños pueden haber nacido o que han adquirido posteriormente en la infancia debido a circunstancias externas.

Diseñar programas de protección social que tengan en cuenta las necesidades de los niños y, en particular, que tengan en cuenta el problema del trabajo infantil, con el fin de maximizar su impacto sobre el trabajo infantil.

Asegurar que los sistemas de protección social lleguen a los grupos de niños especialmente vulnerables, incluidos los niños que han sido afectados, o han quedado huérfanos por el VIH y el Sida, los niños migrantes, los niños pertenecientes a minorías étnicas marginadas y grupos indígenas, y otros grupos económica y socialmente excluidos.