Viernes, 26 de Abril de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Armenta debe definirse

Miércoles, Abril 10, 2019 - 14:48
 
 
   

En un mensaje enviado a medios de comunicación aclara que no está declinando

La semana pasada fue noticia de primera plana en los medios poblanos, la difusión de unos audios que hizo  Edgar Moranchel el titular del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado Municipal de Atlixco (SOAPAMA). Como es sabido, en dichas grabaciones aparece una conversación que tuvo el propio Moranchel con el senador con licencia Alejandro Armenta y con la ex diputada Violeta Lagunes. Quiero expresar lo que ya he dicho en otros medios: no me parece ético acudir a una conversación política y grabarla subrepticiamente. Menos ético me parece traicionar la confianza de sus interlocutores y difundir públicamente dicha conversación. Por lo visto, es una manera de hacer política bastante difundida que yo no comparto.

Argumentaciones morales aparte, lo que he escuchado en los audios  y leído en las reseñas que se han hecho de los mismos, aparece un Armenta  confabulando cómo reventar  a Luis Miguel Barbosa, candidato de Morena y sus aliados. Indica que su estrategia tiene tres vertientes, la jurídica, la política y la mediática.  De la conversación puede deducirse  que la batalla  jurídica implica la impugnación ante el TEPJF de los resultados de la encuesta interna de Morena que no le favoreció y por lo tanto la impugnación de la candidatura de Barbosa. La política, implica entre otras cosas, lograr derribar de la Secretaría General de Gobierno a Fernando Manzanilla.  Además, que el proceso interno de elección de Morena se repita para poder competir nuevamente por la candidatura que perdió. La mediática, es continuar con el golpeteo a la imagen de Barbosa y con ello desgastarlo políticamente. En los audios se oye: si se logra derribar a Manzanilla “le quitamos la otra pierna a Barbosa”; Ricardo Monreal “lo apoya totalmente”; Barbosa se va a morir antes de concluir su mandato y Armenta podría ser su sustituto; sus interlocutores le recomiendan no salirse de Morena porque esa posibilidad quedaría cancelada; respeta a Eukid Castañón y lo “rescataría” para que volviera a Puebla en caso de llegar a la gubernatura. Una buena reseña de lo dicho en esa conversación, se puede encontrar entre otras notas en la publicada por Gabriela Hernández en Proceso (https://www.proceso.com.mx/578291/audioescandalo-en-puebla-armenta-confabula-contra-barbosa).

En mensajes en twitter y en otras notas, después de un silencio de varios días, Alejandro ha expresado que ante la invitación de Barbosa extiende su mano por Puebla y por Morena y coincide con él en mantener un dialogo abierto y democrático. Ha declinado la invitación de Claudia Ruiz Massieu de retornar a su partido de origen porque su puesto está en Morena y llama a construir la unidad.  No pocos analistas interpretaron estas palabras como señal de que estaba aceptando la candidatura de Barbosa.  No es así. En un mensaje enviado a medios de comunicación aclara que no está declinando y que sólo acepta el diálogo para construir la unidad de Morena y detener la represión a su equipo. Y que el proceso jurídico continúa…

En mi opinión, Alejandro Armenta debe definirse. No ganó la encuesta interna que definió la candidatura de Morena, en la cual Luis Miguel Barbosa lo superó en 2 a 1 y en una ocasión 3 a 1 en los rubros que fueron considerados.  El 6 de marzo firmó un documento en el cual se comprometía a aceptar los resultados de dicha encuesta. El 18 de marzo cuando se  éstos se entregaron, ante el CEN  y la Comisión Nacional de Encuestas de Morena verbalmente dijo que no estaba satisfecho pero que aceptaba los resultados.  No es congruente decir que extiende su mano, que se diga  abierto al diálogo con Barbosa, que exprese que busca la unidad del partido  y  que al mismo tiempo  continúe con lo que él llama una estrategia jurídica, política y mediática que provoca división en Morena.  Para ser concordante con lo que públicamente expresa, Alejandro debería retirar las impugnaciones  que ha hecho al proceso interno del partido que dice defender. Debería sumarse públicamente  a la ya exitosa candidatura de Luis Miguel Barbosa y regresar al Senado para hacer el trabajo para el cual fue electo. Tal como lo ha hecho la senadora Nancy de la Sierra.

Pero, por lo visto esto sería hacer política de otra manera. La que sí comparto.


Semblanza

Carlos Figueroa Ibarra

Doctor en Sociología por la UNAM. Académico especializado en sociología de la violencia, sociología política y procesos políticos en Latinoamérica. Doctor Honoris Causa por la Universidad de San Carlos de Guatemala. Actualmente integrante del Comité Ejecutivo Nacional de Morena.

Ver más +

Encuesta