Domingo, 21 de Abril de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



La ciudadanía y el estado de derecho

Martes, Marzo 26, 2019 - 07:15
 
 
   

El ciudadano de hoy debe acceder armoniosamente a sus derechos cívicos, sociales, económicos, etc

El programa de las Naciones Unidad para el Desarrollo –pnud- concibe a la ciudadanía como un tipo de igualdad básica asociada al concepto de pertenencia a una comunidad, que en términos modernos es equivalente a los derechos y obligaciones de los que todos los individuos están dotados en virtud de su pertenencia a un Estado nacional. También puede definirla como un espacio sustancialmente mayor que va más allá del régimen político y sus reglas institucionales. Hablar de ciudadanía integral es considerar que el ciudadano de hoy debe acceder armoniosamente a sus derechos cívicos, sociales, económicos y culturales, y que todos ellos conforman un conjunto indivisible y articulado.

Es por eso que el Estado de Derecho mexicano, debe enfocarse en que exista de forma real y vigente un sistema legal con características específicas, es decir; debe existir un sistema normativo basado en los principios de no retroactividad, publicidad, generalidad y estabilidad, que garantice derechos e igualdad a los ciudadanos. Si bien ese sería el sistema legal ideal, nos encontramos con una realidad muy distante donde estos principios no se cumplen y los ciudadanos se encuentran muy lejos de poseer un Estado de derecho eficaz y eficiente.

En México los conceptos de Estado de Derecho y ciudadanía habían pasado desapercibidos, pero debido a que la liberalización política ha ido avanzando, se han vuelto cada día más relevantes. Podría considerarse como un momento decisivo la reforma electoral de 1977, la cual puede ser discurrida como la raíz de estos nuevos procesos, es el momento justo donde hubo una caída del concepto de legitimidad, pero del concepto basado en un discurso totalmente corporativista y que pretendía la inclusión social; por otro lado se notaban los inicios de un sistema político donde los partidos tenían un rol, y entonces el discurso de legitimidad tomaba en consideración la competencia electoral. Esto trajo como consecuencia que el Estado de Derecho incluyera los derechos políticos de los mexicanos.

Podemos encontrar un concepto específico de ciudadanía en la Constitución cuando es considerada como una mezcla de libertades con derechos sociales y económicos consagrados en la misma. Pero en la realidad es que cuando se habla de la protección de los derechos y libertades, estas actividades dejan mucho que desear. Esto se debe a la brecha que existe entre los patrones de la conducta que han sido moldeados por la cultura y la tradición y las demandas nuevas, así como de las aspiraciones de los ciudadanos de cómo creen que deberían ser y llevarse a cabo las cosas. Resulta sorprendente que los ciudadanos en realidad actúan de forma distinta a la idea que tienen. Podemos tomar como ejemplo que a la mayoría de los integrantes de la sociedad está en contra de la corrupción, pero en el momento en que tienen como opción dar una dádiva para conseguir algo de las autoridades, lo hacen sin pensarlo. Es precisamente por ello que para muchas personas el cumplimiento de la ley es una norma social, no moral. Las emociones vinculadas al incumplimiento de la norma social son la del desprecio en el observador y la vergüenza en el observado si es descubierto, de ahí que la clave para violarla sea el interés y el ocultamiento.


Semblanza

Ricardo Velázquez Cruz

RICARDO VELÁZQUEZ CRUZ es originario del Estado de Sonora, México. Se le concedió la ciudadanía poblana el 7 de agosto de 1992. Se caracteriza por ser un hombre con gran calidad humana. Cuenta con un vasto historial académico y laboral. Es abogado notario y actuario egresado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; posee el Diplomado en Análisis Político, por la Escuela Libre de Ciencias Políticas de Puebla; en UNAM, cursó la especialidad en Derecho Agrario; y en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, sendas especialidades y maestría en Derecho Constitucional y en Juicio de Amparo. Posteriormente y con mención honorífica, obtuvo su doctorado por Investigación, con la tesis “Nacionalismo Revolucionario y Liberalismo Social”. Al llamado de la Universidad de Lecce, Italia y con asesoría del Dr. Raffaele de Giorgi, Director del Instituto Mundial de Estudios sobre el Riesgo, el Dr. Velázquez desarrolló un proyecto de investigación sobre “Vínculos con el futuro en el Modelo Sistémico de la Explicación Social”. Ha recibido múltiples reconocimientos como ponente y organizador de ciclos de conferencias, congresos, foros, mesas de trabajo, convenciones, seminarios, talleres, cursos y coloquios. En su trayectoria laboral se ha desempeñado como Consejero Jurídico del Gobierno del Estado de Puebla; Consultor Jurídico en diversos organismos en los Estados de Chiapas, México y Tlaxcala; Asesor Jurídico en la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla y de la Comisión de discapacitados del Congreso de la Unión. Jefe del Área Jurídica de la Delegación de SEDESOL, actuario, secretario y juez por Ministerio de Ley de lo Civil de Primera Instancia; catedrático en diversas universidades, Presidente del Centro de Estudios Mundiales sobre Legalidad; Presidente del Centro Mundial de Estudios sobre la Defensa de los Derechos Humanos, con oficinas en España, Estados Unidos y México; fue Alto representante de la IDLO (International Development Law Organization). Actualmente es Magistrado Coordinador General de la Junta de Administración del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla. Su gran pasión por desarrollar programas como la legalidad desde la escuela la legalidad desde la escuela y la legalidad va a la escuela y su anhelo por construir un mundo mejor con paz social en un entorno de justicia, legalidad y democracia; lo ha llevado a crear un concepto único en el mundo: el modelo LA ALDEA, parque lúdico didácticos que se rige bajo los principios de la Educación Democrática y cuyo principal objetivo es contribuir a la formación de una nueva conciencia ciudadana.  Su dinámica actividad, impulsada por grandes inquietudes y vigorosos anhelos, comprende interesantes artículos, ensayos, y ponencias sobre libre comercio, Cultura de la Legalidad y Responsabilidad Social, Ciudadanía, Derechos Humanos, Derecho Penal y responsabilidad de los servidores públicos. Es autor de los siguientes libros: Más allá de la Muralla, Reencuentros y Soledades. La búsqueda de un proyecto nacional,  México y el hombre como herencia política, PRI: hacia un nuevo rostro, Lógica parlamentaria, La construcción ciudadana. Tópicos y reconsideraciones, Vejez, tiempo de creación, horas de explicación, Formas de convivencia, comprensión y derecho, Nosotros, los otros responsables. Un enfoque ético político, El Juicio Oral. Manual teórico-práctico, Para comprender la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Asimismo, autor de las revistas La Nueva Justicia Penal, Nuestro Héroes Anónimos y Nuestros Héroes de la Independencia.

Ver más +

La Corte de los Milagros

Viacrucis político

Encuesta