Martes, 26 de Marzo de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Una comida con Armenta

Martes, Marzo 12, 2019 - 12:56
 
 
   

Atípica reunión. No es conferencia de prensa, no es monólogo

Viernes 8 de marzo. Restaurante Los Caprichos de San Antonio o algo así, en la 9 Oriente (Extraordinaria cocina, pésimo servicio) Comida con Alejandro Armenta y un grupo de ocho periodistas.

Atípica reunión. No es conferencia de prensa, no es monólogo. Fue lo más cercano a un intercambio de información y debate.

Libre circulación de ideas. No alcohol.

Alejandro le llama rotundamente a las cosas por su nombre. Pero sin estridencias.

Señala que dos áreas del gobierno del estado trabajan abiertamente a favor de la candidatura de Luis Miguel Barbosa. Finanzas con Jorge Estefan Chidiac y Secretaría de Gobierno con Fernando Manzanilla.

Un colega le revira: ¿y a poco el Gobernador Pacheco Pulido no se da cuenta?

Armenta se frena y sonríe: “se mantiene calladito”.

Otro colega va más allá, alude a la relación de los hijos del gobernador con la campaña de Barbosa el año pasado.

Una periodista le puntualiza: “¿Y tú  crees que a sus años y con su experiencia no está enterado de lo que hacen sus colaboradores..?”

Los periodistas no se asombran, comentan que es un secreto a voces. Armenta argumenta. Hace referencias a testimonios de alcaldes, cuya identidad se guarda por temor a represalias presupuestales.

En la calle se sabe todo esto, toda la gente lo comenta. Parece que sólo el gobernador finge no saberlo

Habla Alejandro  de amplitud de recursos para apoyar al señor Barbosa de múltiples maneras. Dice que pacientemente documenta testimonios. Advierte lo riesgoso de esos actos por ser ahora delitos electorales graves. Y el Presidente López Obrador  lo reitera, ahí si a voz en cuello.

Se le pregunta si de todo esto está enterada la Secretaría de Gobernación federal.

Responde que entregó un expediente completo y que lo mantiene actualizado.

No obstante, Armenta expone su trabajo. Resalta su condición de altamente competitivo, da cifras, datos, encuestas. Pero subraya que no minimiza a ningún adversario, “sería un grave error hacerlo..”

Da a conocer lo que él solicita a los órganos de Morena responsables de las elecciones internas. Observadores en la metodología de la encuesta, encuesta espejo, transparencia y apego a la ley. Puntualiza su seguridad y confianza. Lo hace sin un dejo de jactancia o soberbia.

Tiene claro que “un segmento del PRI y el PAN buscar secuestrar a Morena y seguir manejando a Puebla igual que lo hizo el morenovallismo.”

A esa pretensión activa, intensa, bendecida por el poder estatal, él opone su objetivo de fondo: “un gobierno que rescate la dignidad de los poblanos”.

Uno de sus asesores toca un tema de fondo que concita la atención de todos:

 “Sin duda que el presidente López Obrador en un momento lo tiene que analizar con sus cercanos. Él gana la presidencial en Puebla con un millón 600 mil votos; el senador Armenta gana con 1 millón 500 mil votos. No aceptaría el presidente que se derrumbe la votación de Morena a 800 mil votos”.

Todos coinciden en que una votación intermedia, al margen de la presidencial, siempre registra una baja en participación. Pero es unánime también la opinión de que no podría López Obrador, en estos tiempos, con su primera elección estatal competida, admitir un derrumbe en votos del cincuenta por ciento o más.

Hay más opiniones que preguntas.

Algo queda claro, revisado con lupa el lenguaje corporal de Alejandro,  no se le nota blandengue, ni pusilánime, ni sobrado.

Se muestra echado para adelante, cauteloso, confiado, optimista y firme. Ni un asomo de soberbia, ni una huella de temor.

Bromea con los colegas. Le pone ingenio y memoria a la conversación. Casi ningún tema escapa. Entre los compañeros ninguno asume el papel de “patiño” para que luzca el candidato, nadie acapara los reflectores ni hace alarde  de guasas simplonas o chabacanas.

Es de llamar la atención la madurez del intercambio de ideas. No es torneo de egos sino de información, de juicios. Nada de una subordinación sumisa al aspirante, tampoco planteamientos irrespetuosos o carentes de sentido.

Confesión personal: a mí me invitó Alejandro producto de una amistad de unos doce años, en la que admite mi crítica y se abre a conversaciones de otros contenidos. Hay respeto mutuo.

xgt49@yahoo.com.mx


Semblanza

Xavier Gutiérrez

Es periodista desde 1967. Ha sido reportero y director de medios impresos y conductor de programas de radio y televisión. En su trayectoria periodística ha sido articulista, columnista, comentarista y caricaturista. Es autor del libro “Ideas Para la Vida” y ha desempeñado cargos públicos en áreas de comunicación. Desde hace diez años conduce el programa de televisión “Te lo Digo Juan…Para que lo Escuches Pedro”.

Ver más +

Encuesta