Viernes, 19 de Abril de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



La necesaria formación moral

Sábado, Febrero 9, 2019 - 12:48
 
 
   

En los últimos tiempos, la formación moral no ha tenido el impacto deseado

“Para asuntos de gran importancia como este,

los seres humanos no tenemos más recursos

que nosotros mismo, nuestra experiencia individual

y colectiva, nuestra cultura.

Debemos recogerla, atesorarla y ponerla al servicio

de la educación de las siguientes generaciones”

Octubre del 2000.Pablo Latapí Sarre.

Basta solamente observar un día dentro de la cotidianeidad de nuestras vidas, en la calle, el transporte, en las vialidades, en el mercado, en la escuela y hasta en los hogares, para reflexionar en lo urgente que es el impulsar el tema de la formación moral en las actuales y nuevas generaciones. Nos estamos acostumbrado a vivir en el desorden, la escasa responsabilidad, el libertinaje y el abuso. En los últimos tiempos, la formación moral no ha tenido el impacto deseado, porque ni la escuela, ni la familia y mucho menos la sociedad ha contribuido en su mejora.

En las escuelas se sigue privilegiando el conocimiento por encima de la formación de los estudiantes, si lo básico de la tarea de educar es tratar de hacer mejores hombres y mujeres, hay que confesar que poco sabemos cómo hacerlo y, por tanto, poco lo que estamos contribuyendo. 

El domingo pasado el presidente López Obrador presentó y repartió la Cartilla Moral,  un cuadernillo que contiene una adaptación de José Luis Martínez a un ensayo escrito por Alfonso Reyes en 1944 a solicitud de Jaime Torres Bodet. Forma parte de los materiales seleccionados para los Programas Emergentes de Actualización del Maestro y Reformulación de Contenidos y Materiales Educativos, cuya primera edición fue en 1992 y reimpreso en el 2018 por la Secretaría de Educación Pública.

En su presentación, el presidente expresó que es un primer paso para iniciar una reflexión nacional sobre los principios y valores que pueden contribuir a que en nuestras comunidades, en nuestro país haya una convivencia armónica y respeto a la pluralidad y diversidad.

Pienso que no existen fundamentos para no atender ese pronunciamiento en estos tiempos tan complejos, especialmente cuando se nos invita a recordar el sentido de nuestra vida y cuanto podemos ser mejores.

Este ensayo consta de 14 capítulos: La moral y el Bien; Cuerpo y Alma; Civilización y Cultura; Los Respetos Morales; Respeto a Nuestra Persona; La Familia; La Sociedad; La Ley y el Derecho; La Patria; La Sociedad Humana; La Naturaleza; El Valor Moral; Primer y segundo resumen, este último conteniendo las seis temáticas principales referidas.  Si bien este material está dedicado a la formación de los valores de los escolares mexicanos, se puede también compartir en familia con el ánimo de contribuir en la construcción de una mejor sociedad.

Todos sabemos que el conocimiento no hace mejores personas y algunos de los esfuerzos dentro de la escolarización  se han centrado en la formación de valores morales, si bien no todos los valores tienen igual relevancia ética,  los que más interesan a la educación son los que se vinculan  con el uso de la libertad y el desarrollo de la responsabilidad en donde la congruencia entre el decir y el hacer cobra especial relevancia en el descubrimiento de la propia libertad y el ejercicio responsable tanto individual como colectivo.  

Si bien el reto será el lograr concretar estas reflexiones de la cartilla en las aulas escolares y en la sociedad mexicana en general,  la invitación está abierta para que, como escribió Latapí:  aunque sepamos muy poco sobre esto, aunque andemos atientas- lo cual ayuda para acercarnos a este tema con humildad reconociendo que estamos bordeando el misterio de lo que somos-es importante reflexionar sobre la importancia de la formación moral de nuestros niños y jóvenes, para avanzar así en el conocimiento de cómo hacernos mejores hombres y mujeres.


Semblanza

Teresa Galicia Cordero

Investigadora educativa  en temas de migración- educación, formación de profesores y educación abierta. Es Maestra  en Tecnología Educativa por la UPAEP con  estudios de Maestría en Educación  “Formación Docente”  por la UPN. Editoria de materiales educativos  en las áreas de Ciencias Sociales y Humanidades. Tutora de la Maestría en Educación en la UDLAP. Profesora de educación básica, media superior y superior. Diseñadora y asesora de cursos, talleres y diplomados presenciales y en línea. Está certificada como Evaluadora de Competencias y de Coordinación de Procesos de Gestión Educativa  por CONOCER-UPAEP. Es Articulista educativa de diferentes medios electrónicos y Consultora Asociada  de Urbanus Consultoría y Construcción S.A de C.V. Realizará estudios de Doctorado Interinstitucional en Educación en la Universidad Iberoamericana de Puebla. Ha sido coordinadora de diversos suplementos educativos (AULA XXI Síntesis). Fue miembro del Consejo Directivo del Observatorio Ciudadano de la Educación A.C y de Contracorriente A.C.

Ver más +

La Corte de los Milagros

Viacrucis político

Encuesta