Sábado, 20 de Abril de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



La intocada Meca del huachicol

Viernes, Febrero 1, 2019 - 14:24
 
 
   

2018 fue el año del auge huachicolero en México

Guanajuato, Puebla, Tamaulipas, Veracruz, Estado de México, Jalisco, Sinaloa, Hidalgo, Tlaxcala, son los estados que en el lapso comprendido del 1 de enero de 2016 al 20 de enero de 2019 concentraron el 80 por ciento de las tomas clandestinas de combustible del país.

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex) Octavio Romero Oropeza, confirmó el pasado 21 de enero que en la entidad poblana, en el lapso referido, se detectaron 5 mil 60 tomas ilegales hechas por huachicoleros, sólo 92 menos que las contabilizados en el mismo lapso en Guanajuato.

2018 fue el año del auge huachicolero en México. Surgieron -en la contabilidad oficial- 14 mil 894 tomas clandestinas; en 2017, hubo 10 mil 293; en 2016, 848; 5 mil 574 en 2015 y en 2014, 3 mil 674.

A nivel federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador, fiel a su estilo, ha lanzado acusaciones a sus antecesores por haber sido omisos o cómplices, en el peor de los casos, de este robo en despoblado a la empresa paraestatal más importante del país, que devino en el nido de corrupción también más grande del país.

Más allá de que la estrategia del combate a los huachicoleros goza del respaldo de la mayoría de los mexicanos, lo importante es también que se acabe con la impunidad de los implicados y con sus redes. Ese escenario se antoja lejos de ser atestiguado, ya que por un lado el presidente de México ha lanzado diversos mensajes cifrados al líder sindical petrolero, Carlos Romeros Deschamps, de que no será tocado pese a que sin el personal de la agrupación que encabeza, no sería posible el robo en despoblado de combustible.

En Puebla, la Meca del huachicol junto a Guanajuato, tampoco hay indicios de que se pretenda castigar, o al menos indagar con seriedad al personal de Pemex en la entidad, ni a las autoridades municipales y estatales de las zonas donde hay más tomas clandestinas, como San Martín Texmelucan, la capital poblana, Tlalancaleca, Coronango, Tlahuapan, Huejotzingo, San Salvador el Verde, Cuautlancingo, Huauchinango y Xicotepec, sólo por mencionar las 10 localidades en las que Pemex ha cerrado más tomas clandestinas.

A estos sitios hay que sumarle los localizados en el Triángulo Rojo, como Acatzingo, Quecholac, Palmar de Bravo, Acajete, Tepeaca, y el famoso mercado de Huixcolotla, donde ni el Ejército entra. De hecho, algunas partes se han vuelto -literalmente- zonas de excepción, como Palmarito, tristemente célebre por un cruento enfrentamiento armado entre el Ejército y los huachicoleros en mayo de 2017.

Sobre la mesa hay dudas preguntas sobre la operación de los huachicoleros y su relación con el gobierno: ¿cómo van las investigaciones que se les debió seguir a 36 integrantes de las policías de San Martín Texmelucan, 17 de Ciudad Serdán y 23 de Tehuacán presuntamente involucrados con huachicoleros en 2018?

En especial Texmelucan ha sido golpeado por la violencia y la disputa de la plaza entre integrantes de los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación, a lo que tampoco fueron ajenas las autoridades municipales anteriores -el expresidente municipal Rafael Núñez y sus colaboradores-.

Amozoc, conurbado a la capital poblana, vio morir a seis uniformados también a manos de huachicoleros; y qué decir de Miahuatlán, donde los huachicoleros desarmaron en su cuartel a la policía, que optó por abandonar su labor. Empero, nada pasa, nadie más cae.

Mientras tanto, Roberto de los Santos de Jesús -“El Bukanas”- aparentemente enfermo, sigue operando, en pleno 2019, -se dice- con al menos medio millar de hombres dedicados al robo de trenes y de combustible en los límites de Puebla y Veracruz.

Puebla no dejará de ser la Meca del huachicol mientras siga la impunidad, por más operativos y discursos oficiales. Las redes que dejaron operar en Puebla Mario Marín, Rafael Moreno Valle y Antonio Gali, deben ser desmanteladas y se debe indagar, y en su caso encarcelar a quienes fueron autoridades, porque los huachicoleros y el personal de Pemex involucrado no actúan solos, y dejaron millones de pesos en su camino para operar con libertad el consorcio huachicolero, ese que también alteró la tranquilidad y acabó, irremediablemente, con el tejido social de cientos de comunidades poblanas.

Twitter: @JorgeMachucaL


Semblanza

Jorge Machuca Luna

Periodista desde 1997 con experiencia en prensa, radio, televisión, medios digitales y docencia universitaria, egresado de la licenciatura en comunicación de la UPAEP con estudios de maestría en Comunicación Pública en la Universidad de las Américas Puebla. Diplomado en Transparencia, Acceso a la Información y Gobierno Abierto. Exbecario de la Fundación Prensa y Democracia en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Ganador del segundo lugar del Premio Puebla de Periodismo Cuauhtémoc- Moctezuma 2014 por la columna "La Caja de Cristal”. Ha sido docente en las universidades UPAEP, Ibero Puebla, Anáhuac Puebla y Siglo XXI. Ha trabajado como reportero, corresponsal, enviado especial, comentarista, columnista, jefe de información, conductor, director de noticias y gerente en 105.1 FM, La Jornada de Oriente, Radio Oro, Grupo Milenio, NG Puebla y Megacable. Contacto: jorge.machuca.luna@gmail.com Twitter: @JorgeMachucaL Facebook: Jorge Machuca Luna

Ver más +

La Corte de los Milagros

Viacrucis político

Encuesta