Viernes, 18 de Enero de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



La repartición de los panes

Jueves, Enero 10, 2019 - 19:03
 
 
   

Las colas se forman en ambos lados de la puerta ¡y no se valen colados!

Alejandra Fonseca

“¡El 6 de enero me llueven bendiciones pa’ todo el año!”, exclamó mi amigo cuando me platicó de la labor que hacen cada año él, su familia, sus primos y sus amigos. Hace 26 años a su primo le dolía ver la miseria en que vivía la mayoría de las personas alrededor de su casa: casas de cartón, niños con juguetes rotos, mamás y papás con ropas desgastadas, en fin. Y en una plática decidieron aportarles algo a los niños. ¡Qué mejor que el 6 de enero para compartir alegría con ellos! Y se aventaron como “el borras”; fueron, compraron juguetes y ese 6 de enero de 1993, en la cochera de la casa del primo colocaron los juguetes en el piso, abrieron la puerta y empezaron a entregar juguetes a los niños que entraban. La voz se corrió y al año siguiente cuando abrieron sus puertas, ya había más niños esperando sus regalos y ellos se organizaron mejor.

Todo fue evolucionando, han puestos reglas; las mamás no entran con los niños, excepto bebés, porque luego quieren que se les dé a los niños lo que ellas quieren y es importante que elijan lo que ellos quieren. “Fíjate Fonse, --me dice-- el pasado 6 entró una niña y feliz cogió un juego para hacer collares y pulseras, ¡la niña iba feliz! Cuando salió y la mamá la vio ¡que le agarra los pelos y que se los jala! porque no había escogido el juego de té que a ella le gustaba! Estamos para complacer a los niños, no a los papás. Los niños te dan lo que tienen; besos con mocos, te convidan de su torta y le das una mordida.”

Son 20 familiares que apoyan en la entrega y acompañan a los cerca de mil niños que acuden a encontrar su regalo de Reyes a esa casa. Y pusieron una regla muy bonita para los hijos de quienes contribuyen: Nadie puede abrir o jugar con sus regalos hasta que no hayan repartido regalos primero.

Tienen horario: abren a las 9 am cuando el sol ya calienta el ambiente, y cierran a las 2 pm, para que cada quien se vaya a celebrar con los suyos, y porque el sol arrecia. A las 12 del día hacen un corte y el último niño que esté a esa hora, dicen, “hasta aquí la fila”. Las colas se forman en ambos lados de la puerta ¡y no se valen colados! A cada niño un acompañante lo lleva para que elija cuatro juguetes. A los niños que tienen alguna capacidad diferente los pasan luego, luego para que no esperen: “Pero espérate mi Fonse, --me aclara--, a una niña le encanta estar en la cola, se enoja que la saquemos, ¡le gusta hacer cola!” También dan cobertores a adultos mayores, van 60 cada año. 

Controlan el flujo de niños con pintarles el dedo: “¡Si pasan dos veces, ya nos chingaron mi Fonse, y no nos alcanza!” Hacen concursos, adivinanzas, rifas, cálculo mental y a quien adivina se le entrega un mejor juguete como triciclo, bicicleta, muñeca, bocinas, kareoke.  

“Te platico mi Fonse: hicimos un concurso donde se patea un balón y el que lo alcanza lo gana. Los niños y niñas en fila formaditos. Pateamos el balón y en eso venía un niño y el balón le cayó del cielo, ¡lo cogió y salió corriendo y todos protestaron y quisieron correr tras de él para quitárselo! Te digo que es un día de regocijo y agasajo. Lo hacemos con mucho gusto y hasta que nos dé el cuerpo y la feria lo seguiremos haciendo con mucho gusto.

“Igual no sabemos cuántos juguetes tenemos porque todo mundo lleva, pero todos los niños salen con sus juguetes y los ancianitos con sus zarapes, ¡siempre nos alcanza! Esto, mi Fonse, es la repartición de los panes, no sabemos cómo, ¡pero alcanza para darles a todos! Nadie se va con las manos vacías… Y como nos dijo en una ocasión una enfermera cuando mi primo y yo estábamos en un hospital con un enfermo y nos reconoció: “Gracias porque ustedes me trajeron la felicidad cada 6 de enero cuando era niña, ¡yo sabía siempre que los Reyes Magos estaban ahí!”

 

alefonse@hotmail.com


Semblanza

Alejandra Fonseca

Ver más +

La Corte de los Milagros

Esos gallos quieren maíz

Encuesta