Viernes, 18 de Enero de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Abatir al morenovallismo

Miércoles, Enero 9, 2019 - 13:57
 
 
   

Haciendo a un lado gestos de cortesía que corresponderían a una democracia electoral de juego limpio

La tragedia del 24 de diciembre de 2018 reabrió en Puebla un escenario político que el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal había cerrado 16 días antes. Después de un proceso electoral lleno de irregularidades, la candidata de la coalición encabezada por el PAN, Martha Erika Alonso fue legitimada como gobernadora por un fallo controvertido. Así las cosas, el candidato Luis Miguel Barbosa (también Morena y sus aliados), acataron el fallo e iniciaron la formación de un Frente Poblano por la Cuarta Transformación a través del cual se organizaría la resistencia pacífica a lo que se consideraba una imposición. Desaparecidos Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso, el proceso político en Puebla comienza de nueva cuenta. En los próximos días se elegirá por parte del congreso local, un gobernador o una gobernadora  de carácter interino cuya función sería esencialmente la de garantizar un proceso electoral extraordinario que no repita las anomalías del que fue organizado por el morenovallismo. Mucho se ha hablado de que Morena debería ceder al PAN la oportunidad de designar al gobernador interino haciendo abstracción de la violencia, la violación de los paquetes electorales y adulteración de cifras que se observaron en la elección del 1 de julio.

Haciendo a un lado gestos de cortesía que corresponderían a una democracia electoral de juego limpio, el hecho cierto es que la desaparición física de Moreno Valle y de Alonso, ha propinado un golpe severo al tinglado de intereses políticos y económicos que se había venido tejiendo desde antes de 2010. Ese tinglado es lo que llamamos “morenovallismo”, versión para el siglo XXI del tinglado avilacamachista que se armó en Puebla en el período entreguerras del siglo XX. Algunos analistas dicen que al exgobernador fallecido trágicamente, no le dio tiempo de armar una estructura permanente que sobreviviera  a su desaparición. Por ello mismo, en este momento una oportunidad de oro para la sobrevivencia morenovallista es hacerse de la gubernatura interina y a partir de ella, repetir el fraude de 2018 haciendo uso de las estructuras armadas desde  la Secretaria de Salud, de Educación Pública, DIF y por supuesto también desde el Tribunal Electoral del Estado de Puebla.

Para los opositores al morenovallismo, la elección de junio de 2019 significaría también la oportunidad de desarmar la recomposición del morenovallismo derrotándolo electoralmente. Morena tendría que jugar un papel esencial en el puntillazo al golpeado cacicazgo regional que había venido instaurando Moreno Valle. Para ello tendrá que remontar las ambiciones personales que ya se han manifestado, propiciar una gubernatura interina que inequívocamente garantice limpieza y libertad electoral y contar con una candidatura posicionada que garantice la victoria. Ciertamente las próximas elecciones no tendrán a Andrés Manuel López Obrador en las boletas electorales y habrá que remontar la manipulación sentimental  de la tragedia que el morenovallismo está realizando. También habrá que neutralizar la renovada guerra sucia  contra Luis Miguel Barbosa ante la expectativa de que sea nuevamente el candidato opositor. El monstruo herido pretende sembrar la división interna de Morena y algunos de sus voceros hasta se permiten aconsejarle sobre que candidatura sería la más adecuada. Desafío fundamental en los próximos meses para Morena y sus aliados, será la designación ordenada y sin fracturas internas de  la candidatura que deberá abatir al morenovallismo. Ante la oportunidad que el azar ha abierto en Puebla, será necesario tener altura de miras, claridad y unidad sobre quien es el adversario principal a vencer. Puebla vive de nuevo una encrucijada: la Cuarta Transformación pasa en la entidad por la necesidad de  triunfar ante un dinosaurio que todavía está allí.


Semblanza

Carlos Figueroa Ibarra

Ver más +

La Corte de los Milagros

Esos gallos quieren maíz

Encuesta