Viernes, 18 de Enero de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Un nuevo contrato social para el bienestar de Puebla

Martes, Enero 8, 2019 - 17:16
 
 
   

2018 será un año para recordar y representará un tema obligado para toda clase de análisis

 

Lo que acostumbramos a llamar instituciones necesarias, muchas veces son instituciones a las que nos hemos acostumbrado.

 (…)

-Alexis de Tocqueville-

1 de 2

Al hablar de democracia y política, 2018 será un año para recordar y representará un tema obligado para toda clase de análisis, no sólo para México como país, sino para Puebla como entidad única y singular dentro de la gran complejidad nacional.

Una mayoría inusitada de mexicanos acudieron a las urnas para expresar, ordenada y civilizadamente, su descontento con un régimen político injusto, anquilosado y corrupto.

Más de 30 millones de electores optaron por dar un golpe de timón a su realidad política y dieron su confianza a una propuesta que representaba grandes expectativas de un cambio de régimen, no sólo de gobierno.

En dicha inercia, los vientos de cambio atravesaron las estructuras ejecutivas, legislativas y representativas a nivel federal, local y municipal a lo largo y ancho del país.

La Coalición ganadora de la Elección a la Presidencia de la República obtuvo, simultáneamente, importantes triunfos en el Congreso de la Unión y las Legislaturas Locales, así como en la renovación de Gubernaturas (incluida una Jefatura de Gobierno) y Ayuntamientos (lo que también abarcó Alcaldías).

Las autoridades, administrativa y jurisdiccional, en materia electoral nacional sacaron adelante, las más de las veces con gran solvencia, una elección de gran envergadura y, en la gran mayoría de los casos, sus pares locales se comportaron a la altura de las circunstancias.

La nota discordante, por desgracia, se dio en la elección a Gobernador de Puebla. Los principios de Certeza, Legalidad, Imparcialidad, Independencia, Objetividad, Transparencia, Profesionalismo y Máxima Publicidad, que animan al Derecho Electoral, no fueron del todo claros ni percibidos a cabalidad por la sociedad de nuestro Estado.

Todo lo transcurrido, posterior a la jornada electoral de julio y hasta el cierre de 2018, fue una sucesión de eventos trágicos y desafortunados.

De no ser por la amplísima utilidad para el análisis y la memoria social de los sucesos ocurridos, podría decirse que entran en la categoría referencial del para olvidar.

Si partimos de asumir que hemos tocado fondo, 2019 se nos ofrece como un año que puede y debe ser distinto; como ocurre a nivel federal, en Puebla tenemos que aprovechar este momento idóneo para buscar restituir el tejido social y recuperar nuestra normalidad cívica.

Para ello, considero indispensable (y sirvan estas líneas como el inicio de un honesto llamado) que imaginemos, proveamos y nos demos la oportunidad para reconciliarnos como sociedad.

No obstante, me siento obligado a aclararlo desde ahora: esta reconciliación no debe implicar, en modo alguno, acuerdos de corto plazo cuyo resultado final sea la supervivencia del lamentable estado de cosas que priva en Puebla.

Por el contrario; es indispensable eliminar todo lo que ha prohijado la cooptación y desnaturalización, durante los últimos años, de prácticamente todos los actores y funciones sociales.

Estamos en el mejor momento para que todas las personas y organizaciones de la Sociedad Civil, el Gobierno y el Mercado, dejemos de lado protagonismos e intereses facciosos y pongamos la viabilidad de Puebla, sus personas y familias, al centro del intercambio público. En resumen, es hora de un nuevo contrato social.


Semblanza

Fernando Manzanilla Prieto

Diputado Federal por el Distrito 12 de Puebla y Coordinador del Grupo Parlamentario del PES en la Cámara de Diputados. Es maestro en Políticas Públicas por la Universidad de Harvard y licenciado en Economía egresado del ITAM. Durante más de 20 años ha trabajado tanto en el sector público como en el privado y el social. Esta experiencia le ha formado una visión clara para impulsar políticas públicas que permitan a las personas alcanzar mayor bienestar, felicidad y un mejor nivel de vida.

Ver más +

La Corte de los Milagros

Esos gallos quieren maíz

Encuesta