Jueves, 13 de Diciembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Barbosa debe ser

Miércoles, Diciembre 5, 2018 - 14:30
 
 
   

Deseo sinceramente que Dios se la haga buena algún día al senador poblano

No hay día que no llegue ni plazo que no se cumpla. Y cada uno de esto días que se desgrana, nos acerca a la fecha fatal en la cual el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación decidirá si procede la nulidad  de la elección de gobernador del 1 de julio pasado. Desde el domingo pasado, cuando uno de los magistrados de dicho tribunal publicó su propuesta de resolución a dicho diferendo, han crecido los rumores con respecto a que  el referido tribunal terminará anulando la elección para gobernador en Puebla. El periodista Joaquín López Dóriga  ha asegurado que todo indica que en el TEPJF hay una mayoría que aprobará el proyecto difundido por  el magistrado José Luis Vargas. La rueda de prensa ofrecida por la hasta ahora gobernadora electa Martha Erika Alonso y la dirigencia del PAN, anunciando que recurrirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos -si es que se anulan las elecciones- nos da muestra de que en el morenovallismo hay una profunda inquietud con respecto  a la suerte de Alonso.

Y ante estos rumores premonitorios de un desastre para Moreno Valle, surgen otros síntomas que me indican que hay una profunda desazón entre el ex gobernador y sus seguidores. Uno de ellos es la especie de que José Juan Espinoza está listo para ser el nuevo candidato  a gobernador en el eventual proceso electoral que se realizaría en enero del año entrante. Hasta una barda pintada con propaganda a favor de José Juan  mostró una de las falsas noticias que corren por las redes. Confieso que me sorprendió ver esa noticia aunque inmediatamente la descarté. En una comida el mismo sábado después de  la toma de posesión de Andrés Manuel, pude observar el apoyo decidido a Luis Miguel Barbosa del hoy Presidente del Congreso de la entidad. Otro síntoma es la opinión propalada por distintos medios de que Alejandro Armenta debería ser el nuevo candidato a la gubernatura. Y por allí vi reproducida una opinión del propio Alejandro diciendo que será gobernador “Si Dios quiere y si los poblanos quieren”.

Deseo sinceramente que Dios se la haga buena algún día al senador poblano, quien por cierto tiene un buen desempeño en la cámara alta del país. Pero no será en esta ocasión, si es que finalmente el TEPJF decide anular la elección a gobernador. Si todo sale  en el tribunal como esperamos en Morena, Luis Miguel Barbosa volverá a contender como candidato. Es mi opinión, y es una opinión compartida por mis compañeros del Comité Ejecutivo Nacional de Morena. Mi opinión la sustento en una razón moral y otra práctica para usar la distinción kantiana. Si se logra la nulidad de la elección, el artífice de este hecho no será otro que el propio Luis Miguel Barbosa. Fue él quien encabezó una campaña enfrentada a todo el aparato de la propaganda negra del morenovallismo, que no se arredró contra el fraude ni negoció su rendición. Es de elemental justicia que Luis Miguel termine lo que empezó. La otra razón es práctica. Un cambio de candidato metería a Morena y a sus aliados en una tormenta interna a la que está proclive después del proceso electoral recién pasado. No en balde se tomó la decisión de suspender los procesos de renovación  de dirigencias nacional y estatales.

Estamos en vísperas de una situación  trascendental para Puebla. Sería histórica la anulación del proceso electoral y un primer síntoma de “la purificación nacional” de la que habló Andrés Manuel el sábado pasado en el Zócalo. Así las cosas, indudablemente: debe ser Barbosa.


Semblanza

Carlos Figueroa Ibarra

Ver más +

Encuesta