Jueves, 13 de Diciembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Educación y Formación

Lunes, Diciembre 3, 2018 - 20:30
 
 
   

Educación y formación significa que pudiendo no hacer lo correcto, se tome la decisión de hacerlo

Educación y formación significa que pudiendo no hacer lo correcto, se tome la decisión de hacerlo. Se traduce en riqueza que permite la tolerancia y respeto hacia el entorno, la familia, la sociedad, el Estado. El conocimiento se desprende de la educación y formación que se recibe no sólo en las instituciones educativas, sino en los entornos sociales. Y eso es riqueza.

Estos preceptos vienen acompañados, no de cambios materiales sino de mejoras en la esencia personal, mismos que generan un cambio cultural, no anhelando el mundo perfecto porque con lo que le hemos hecho ese momento no llegará, empero sí podemos mejorar, iniciando con la conducta; alejándonos del concepto económico de que vivir es igual a tener. No busquemos más allá de la estabilidad material, que es necesaria; sin embargo, más lo es la libertad; haciendo lo que se desea sin molestar al otro. Como ha dicho José Mujica “Hay que vivir liviano de equipaje”, desatándose de la ley de la necesidad, pues esas cargas no te dejan seguir por el camino que te llevará a tu éxito. Tomando como forma de vida la necesidad progresista.

Por ello, urge en nuestro país un sistema de enseñanza personalizado, que destaque las debilidades y oportunidades de cada persona, sin importar las diferencias entre ellos, pues estas también son parte de nuestra riqueza cultural. Las debilidades o dificultades detectadas permitirán ubicar a cada alumno en el nivel que le corresponde, sin importar la edad, garantizando que los potenciales problemas se diagnostiquen a tiempo y que los ritmos de aprendizaje de cada uno sean los óptimos. De igual manera, la detección de oportunidades permitirá aprovechar las capacidades, actitudes, aptitudes y talentos de cada uno para lograr un imponderable desarrollo.

Considero, que la educación básica debería formar a los próximos ciudadanos en principios y valores, en normas de convivencia, en el respeto irrestricto a las leyes, en el conocimiento de sus derechos y responsabilidades, en ética, en artes y cultura; no formando en el egoísmo y la competitividad, sino en el crecimiento personal, con una vida útil a los demás; porque, como he dicho antes: nosotros somos los otros responsables.

Es momento de tener coraje y perder el miedo para asumir el compromiso que a cada uno le corresponde. Se trata de corresponsabilidad, en donde todos y cada uno somos responsables de tener una participación activa en cada entorno, fortaleciendo así el sentido de pertenencia y ciudadanía, porque la ciudadanía no se obtiene sólo al cumplir la mayoría de edad y tener un modo honesto de vida como los establece el artículo 34, CAPÍTULO IV de nuestra Carta Magna. Hace falta sentirnos verdaderos ciudadanos para no salir huyendo del país en la primera oportunidad, para complementar ciudadanía con responsabilidad. Esa es la diferencia entre educación y formación, y tristemente nos hace falta el compromiso para el crecimiento en los dos aspectos; importantes y complementarios. Discurro que la verdadera mejora inicia en cada persona, familia, grupo, institución, agrupación y sociedad, hasta llegar a ser una verdadera ciudadanía, comprometida con su país.


Semblanza

Ricardo Velázquez Cruz

RICARDO VELÁZQUEZ CRUZ es originario del Estado de Sonora, México. Se le concedió la ciudadanía poblana el 7 de agosto de 1992. Se caracteriza por ser un hombre con gran calidad humana. Cuenta con un vasto historial académico y laboral. Es abogado notario y actuario egresado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; posee el Diplomado en Análisis Político, por la Escuela Libre de Ciencias Políticas de Puebla; en UNAM, cursó la especialidad en Derecho Agrario; y en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, sendas especialidades y maestría en Derecho Constitucional y en Juicio de Amparo. Posteriormente y con mención honorífica, obtuvo su doctorado por Investigación, con la tesis “Nacionalismo Revolucionario y Liberalismo Social”. Al llamado de la Universidad de Lecce, Italia y con asesoría del Dr. Raffaele de Giorgi, Director del Instituto Mundial de Estudios sobre el Riesgo, el Dr. Velázquez desarrolló un proyecto de investigación sobre “Vínculos con el futuro en el Modelo Sistémico de la Explicación Social”. Ha recibido múltiples reconocimientos como ponente y organizador de ciclos de conferencias, congresos, foros, mesas de trabajo, convenciones, seminarios, talleres, cursos y coloquios. En su trayectoria laboral se ha desempeñado como Consejero Jurídico del Gobierno del Estado de Puebla; Consultor Jurídico en diversos organismos en los Estados de Chiapas, México y Tlaxcala; Asesor Jurídico en la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla y de la Comisión de discapacitados del Congreso de la Unión. Jefe del Área Jurídica de la Delegación de SEDESOL, actuario, secretario y juez por Ministerio de Ley de lo Civil de Primera Instancia; catedrático en diversas universidades, Presidente del Centro de Estudios Mundiales sobre Legalidad; Presidente del Centro Mundial de Estudios sobre la Defensa de los Derechos Humanos, con oficinas en España, Estados Unidos y México; fue Alto representante de la IDLO (International Development Law Organization). Actualmente es Magistrado Coordinador General de la Junta de Administración del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla. Su gran pasión por desarrollar programas como la legalidad desde la escuela la legalidad desde la escuela y la legalidad va a la escuela y su anhelo por construir un mundo mejor con paz social en un entorno de justicia, legalidad y democracia; lo ha llevado a crear un concepto único en el mundo: el modelo LA ALDEA, parque lúdico didácticos que se rige bajo los principios de la Educación Democrática y cuyo principal objetivo es contribuir a la formación de una nueva conciencia ciudadana.  Su dinámica actividad, impulsada por grandes inquietudes y vigorosos anhelos, comprende interesantes artículos, ensayos, y ponencias sobre libre comercio, Cultura de la Legalidad y Responsabilidad Social, Ciudadanía, Derechos Humanos, Derecho Penal y responsabilidad de los servidores públicos. Es autor de los siguientes libros: Más allá de la Muralla, Reencuentros y Soledades. La búsqueda de un proyecto nacional,  México y el hombre como herencia política, PRI: hacia un nuevo rostro, Lógica parlamentaria, La construcción ciudadana. Tópicos y reconsideraciones, Vejez, tiempo de creación, horas de explicación, Formas de convivencia, comprensión y derecho, Nosotros, los otros responsables. Un enfoque ético político, El Juicio Oral. Manual teórico-práctico, Para comprender la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Asimismo, autor de las revistas La Nueva Justicia Penal, Nuestro Héroes Anónimos y Nuestros Héroes de la Independencia.

Ver más +

Encuesta