Lunes, 19 de Noviembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



La caravana migrante

Lunes, Octubre 22, 2018 - 09:12
 
 
   

Algunos siguen a la espera de poder obtener una visa humanitaria que les permita ingresar a México

La semana pasada miles de ciudadanos hondureños emprendieron la Caravana Migrante con la finalidad de llegar a Estados Unidos y materializar el sueño americano, huyendo de la violencia, la falta de oportunidades y la pobreza, hombres, mujeres y niños caminando en la incertidumbre, buscan atravesar nuestro país para llegar a la frontera estadounidense.

La crisis humanitaria que se vive en Centroamérica obligó a miles de migrantes a ingresar por la fuerza a territorio mexicano. Algunos siguen a la espera de poder obtener una visa humanitaria que les permita ingresar a México de forma legal; sin embargo, muchos han desistido y han optado por regresar a su país con ayuda del gobierno guatemalteco; otros más han optado por ingresar cruzando el río Suchiate de forma ilegal para arribar a Tapachula Chiapas.

A decir de los miembros de la caravana quienes aceptaron el trámite de refugiado es sólo un pasó antes a la deportación, ya que no esperan que el gobierno mexicano pueda apoyarlos y, por el contrario, enviarlos de regreso a su país.

Quienes continúan con el sueño, más de 4 mil, y la cifra podría seguir incrementándose se encuentran en Chiapas para emprender la caminata a través del país en busca de llegar a los Estados Unidos.

La posición del gobierno estadounidense es clara, no quiere que los migrantes continúen y por ello solicitó al gobierno mexicano que retuviera la caravana, incluso felicitó al presidente Peña por su mensaje, que no serían aceptados en México a menos que tuvieran los papeles reglamentarios para ingresar al país.

La postura del presidente electo fue contraria, incluso ya pidió al gobierno chiapaneco que proteja a los migrantes mientras estén en suelo mexicano, afirmó que podría emplearlos para trabajar en el tren maya. No sólo eso, pedirá a los gobiernos de Estados Unidos y Canadá impulsar un programa de desarrollo en Centroamérica para evitar que salgan de sus comunidades y encuentren calidad de vida en sus regiones.

Las posiciones de los actores políticos han sido diversas, quienes critican que se apoye a los migrantes en su paso por México, afortunadamente han sido mayores las voces que han apoyado a la Caravana Migrante, ya que no podemos exigir que nos respeten a los connacionales que se aventuran a trabajar de forma ilegal a Estados Unidos y que no apoyemos a los hondureños y guatemaltecos quienes arriesgan la vida por una mejor calidad de vida para ellos y sus hijos.

Es tal la solidaridad mexicana que, en Chiapas, el estado con mayores índices de pobreza, compartan lo poco que tienen en albergues para ofrecer comida, vestido, medicinas, utensilios de limpieza.

Esta Caravana apenas ha comenzado un viaje que no se sabe cómo terminará, si como refugiados en México, que creen una comunidad en algún estado de la república, que sean deportados, que el gobierno de Trump los obligue a replegarse. La incertidumbre es una constante para ellos, lo menos que podemos hacer es apoyarlos en su travesía y empatizar con su causa que es lo único que los mantiene de pie, ya que dejaron todo atrás.

Este gobierno debe tener presente la política internacional que ha regido al México independiente, cuando dio asilo a españoles que huían de la dictadura franquista, de los guatemaltecos que llegaron a causa de la violencia en los años 80, incluso la comunidad libanesa encontró en Puebla un refugio cuando fueron víctimas de persecución religiosa.

Esta crisis humanitaria que viven los centroamericanos, es una oportunidad para dejar clara nuestra política migratoria de buen vecino y de un país que respeta los derechos humanos, además de solidarizarnos con nuestros hermanos de Centroamérica, demostrando nuestra política internacional ante el gobierno norteamericano, y las políticas antiinmigrantes y xenofóbicas del presidente Trump, que sigue utilizando el discurso racista para buscar la reelección.


Semblanza

René Sánchez Juárez

Profesor universitario, politólogo, dirigente de la FROC-CROC en Puebla y ex diputado local

Ver más +

Encuesta