Martes, 11 de Diciembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Del ancien regimen al nuevo régimen

Jueves, Octubre 11, 2018 - 21:24
 
 
   

El TEPJF tiene la última palabra y la razón superior que no tuvo el TEEP.

Como se esperaba el fallo del día de ayer, miércoles 10 de octubre, por parte del tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) respecto de los dos recursos interpuestos por el Movimiento de Regeneración Nacional y Luis Miguel Barbosa para impugnar: a) El Computo del IEE en la elección  de gobernador del pasado 1º de Julio, b) la constancia de mayoría que acredita a MEAH como gobernadora electa, fueron resueltos en sentido confirmatorio.  Por lo cual el citado TEEP no hizo sino “ratificar” el triunfo electoral de la abanderada de la coalición “Por Puebla al Frente”.

  Tal decisión, empero de modo “precipitado” y con una fuerte carga de “animosidad”,  ha sido magnificada no sólo por los dirigentes y militantes de la coalición referida sino incluso por medios que a nivel nacional gozan de respetabilidad bien acreditada, pero que a nivel regional “dejan mucho que desear”, deslizando apoyos periodísticos (con fuerte olor a moches)  a la “guerra sucia” en contra de la coalición de <<Juntos Haremos Historia>>.  No obstante esas acciones “noticiosas” esencialmente “desinformativas”, tendenciosas,  desde que inició el proceso de impugnación de los resultados del llamado “fraude electoral de estado”, para todo mundo quedó claro que la diligencia del “recuento” ante las Salas regionales del TEPJF en ciudad de México y Toluca, y la “resolución” del día de ayer por parte del TEEP, en modo alguno son concluyentes, ni confirmatorias, ni mucho menos “definitivas”, sino por el contrario son <<momentos (instantes) procesales>> de un procedimiento legal mayor, más general, que hace de ambos momentos jurisdiccionales, “forenses”, sólo una condictio sine qua non  (condición sin la cual no) para que una instancia superior al TEEP (ojo) tenga los elementos o <<supuestos>> jurídicos necesarios a efecto de que esté en situación de ejercer las facultades <<jerárquicamente superiores>> de su competencia legal y constitucional, y de ese modo resolver, ahora sí en definitiva, el asunto del “Fraude electoral” impugnado oportunamente por los dos recursos de inconformidad desestimados (como se esperaba) por el TEEP.  El TEPJF tendrá hasta los primeros 13 días de diciembre de este año para emitir esa resolución y entonces ya sabremos <<realmente>> quién obtuvo la victoria judicial en este espinoso y vergonzoso caso.

Por la misma razón aludida (que el TEEP fue parte de la guerra sucia), el cuerpo jurídico de MORENA no hizo valer la posibilidad procesal de impugnar mediante “tachas” o “exhortos” para que el magistrado presidente, Fernando Chevalier Ruanova, le fuera impedido o se eximiera de formar parte del cuerpo colegiado resolutor del TEEP.  Igualmente no se dio inicio a un pertinente y procedente <<juicio de responsabilidad>>, en contra de y de otras autoridades que intervinieron en los hechos del “Fraude de Estado”.  En esencia no tenía ningún caso, lo mejor era acelerar el procedimiento y en apariencia dejar que las autoridades del TEEP “volvieran hacer de las suyas”, “que se despacharan con la cuchara grande”. Cuestión que en efecto ocurrió, casi al unísono, como de concierto, actuaron al pie de la letra, sin que faltara alguna nota que desarmonizara la “cantata electoralmente prevaricante”. En realidad aquí ha ocurrido como lo que muchas veces ha hecho la <<maestra historia>> con sus “sirvientes”: sus heraldos o personajes y criaturas actuantes, <<deja que libremente actúen>> pero sólo para perfeccionar lo que ulteriormente escribe, aquello de que da cuenta. Así los “actores” de lo que todo mundo considera una  <<felonía de estado>, un delito de <<lesa democracia>>, no hicieron sino actuar con toda libertad, y así con su resolución nuevamente, por ellos, inadvertidamente “fallida” ratificaron no su decisión sino una que les fue por completo heterónoma, que apriorísticamente les fue  dictada desde una instancia por completo ajena a su ámbito de competencia de justicia. Tal fue la razón de que Barbosa ni Morena hicieran mutis mutandi, por el resultado de  ayer.  Y más bien sabedores de lo que sigue, ya se aprestan a dar la pelea no sólo legal sino social y política, pues saben que ya en el ámbito de competencia del TEPJF, la posibilidad legal de una <<vislumbrable victoria>> no sólo les es altamente probable sino absolutamente real.

Desde luego la controversia que se avecina no es fácil.  Nadie ha dicho eso. Y sí por el contrario requiere de un máximo de energías, de talento estratégico y organizativo y sobre todo de una alta convicción, de una <<altísima moral>> de que un <<resultado de victoria>> estaría claramente por venir.  Todos estos elementos sin duda Morena-Puebla cuenta con ellos, pero lo más importante Barbosa y MORENA se saben poseedores de la razón no sólo jurídica, sino moral, política.  Su causa, por otra parte, es absolutamente defendible, sobre ello no cabe un gramo de duda, pues es la causa de la gente, del Pueblo de Puebla.  De ese Pueblo que en los momentos más difíciles no dejó de apostar por Andrés Manuel López Obrador, y a la inversa de ese mismo Pueblo que nunca dejó de creer en su gran <<Paladín electoral>>. El de Puebla es una verdadera <<prueba de fuego>> para la convicción ciudadana de MORENA. Nosotros creemos que existen todos los elementos para que el TEPJF <<restaure>> el Estado de Derecho en Puebla y dicte próximamente una sentencia condenatoria del “Fraude de Estado”. Siendo su consecuencia necesaria la anulación del proceso electoral del pasado 1º de Julio y la celebración de nuevas elecciones. Tal resultado sería un hermoso precedente para un Pueblo que aspira a que se <<perfeccione>> su régimen democrático, y para sepultar definitivamente los impulsos “ electoralmente nefastos” que traicionan la voluntad popular. Curiosamente el futuro no sólo de la Justicia sino de la democracia en nuestro país, ahora, dependen de un <<fallo jurisdiccional>>, por cierto al más alto nivel. La capacidad juzgadora del TEPJF así como siguió, sin duda, paso a paso, lo que hicieron los magistrados del TEEP, con las innumerables certificaciones de “evidencias” y demás elementos de convicción, ahora están siendo observados por otra inteligencia mayor, la nacional e internacional.  Esperamos, entonces, un juicio que produzca una sentencia ilustrada verdaderamente ejemplar, paradigmática, y sobre todo acorde con el sentir de la conciencia nacional, ya, tantas veces reiterado.


Semblanza

Samuel Tovar Ruiz

Catedrático de la Maestría en Ciencias Políticas y de la Facultad de Derecho de la BUAP.  Autor del libros: Hume: el Fundamento del Estado y Derecho Moderno, Epistemología de las Ciencias Sociales y Políticas, Configuraciones Jurídico Políticas, la Cuestión Social (libro en prensa), etc.  E- Mail: Coseidad@hotmail.com. 222  2295500 ext. 7712.

Ver más +

Encuesta