Martes, 11 de Diciembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Juntas auxiliares en Puebla

Martes, Octubre 9, 2018 - 11:29
 
 
   

Los cambios que se avecinan. El congreso del estado busca restituir atribuciones.

Las Juntas Auxiliares en Puebla representan el primero y más cercano contacto entre el ciudadano y el Estado. Son una figura local de gobierno basada en el reconocimiento de las responsabilidades que les asigna la Ley Orgánica Municipal del Estado de Puebla. 

En los últimos años, el tema de las juntas auxiliares ha entrado a debate, sobre su permanencia o su revocación. En 2013, el Congreso local aprobó una reforma para quitarles a las juntas auxiliares y a sus ediles la facultad del recaudo por el servicio del Registro Civil. Esta acción generó conflictos sociales en todo el estado; el más trascendente ocurrió el 9 de julio de 2014, con un enfrentamiento entre policías estatales y manifestantes que mantenían bloqueada la autopista Puebla-México que culminó con la muerte del menor José Luis Tlehuatle Tamayo, originario de San Bernardino Chalchihuapan, junta auxiliar de Santa Clara Ocoyucan.  

En marzo de 2016, a un mes de la elección para la minigubernatura para el estado de Puebla, se modificó  el artículo 231 de la Ley Orgánica Municipal para establecer que los alcaldes subalternos pudieran: “Coadyuvar con las autoridades del Registro del Estado Civil de las Personas en términos de las disposiciones aplicables”, sin embargo, no se les devolvió  el 100 por ciento las facultades que tenían, y las juntas auxiliares quedaron “a medias”.

En días pasados, el diputado por el Distrito XV, Arturo de Rosas, presentó ante el congreso del estado una iniciativa de decreto por el que se reforman los artículos  224 al 230, y se agregan las fracciones XI, XII y XIII del artículo 231, se agrega la fracción V del artículo 233 y se anexan los artículos 234, 235, 236, 237 y 238 del Capítulo XXVII de la Ley Orgánica Municipal del Estado de Puebla.

Esta iniciativa pretende que las Juntas Auxiliares, ya no se elijan en plebiscito, sino a través de voto directo, universal y secreto, que los Presidentes Auxiliares, sean parte de las asambleas de cabildo de los Ayuntamientos, tengan facultades para que puedan gestionar obras publicas ante el gobierno federal y estatal, sean Jueces del Registro Civil en automático, cobren el impuesto predial de sus pueblos,  y que las participaciones económicas a las Juntas Auxiliares se otorguen  de la siguiente forma:

Municipios que tienen de 1 a 5 Juntas Auxiliares el 10% del presupuesto municipal.

Municipios que tienen de 6 a 10 Juntas Auxiliares el 20% del presupuesto municipal.

Municipios que tienen más de 10 Juntas Auxiliares el 30 % del presupuesto municipal.

La propuesta está dando mucho de qué hablar, lo cual es importante pero sobre todo necesario para voltear a ver a los pueblos que conforman el estado. Para que las juntas auxiliares cuenten con los instrumentos político-institucionales y los recursos necesarios para responder a las demandas que le compete atender, es necesario pensar en las juntas auxiliares como una forma de gobierno y no únicamente  como  demarcación territorial, para elevar así su capacidad de gestión pública frente a sus ciudadanos y organizaciones.

Las juntas auxiliares fueron pueblos indígenas en sus orígenes, con tradiciones y costumbres muy arraigadas que todavía, pese a su conurbación, siguen vigentes. A pesar de quienes tiendan a desdeñar su relevancia, las  juntas auxiliares son un esquema gubernamental estratégico para mantener espacios de gobernabilidad que la relación estado-sociedad exige en Puebla.  Esta iniciativa, como otras más que se han presentado en favor de los pueblos  promueven  el reconocimiento a las juntas auxiliares y las reivindican frente a la tendencia clientelar en las que las han convertido en los últimos años.


Semblanza

Dulce María León Flores

Licenciada en Ciencias Políticas por la Facultad De Derecho y Ciencias Sociales de la BeneméritaUniversidad Autónoma De Puebla (periodo 2010-2015). Participó en la Comisión Académica de Cultura Política y Sociedad de la Licenciatura en Ciencias Políticas, BUAP (2014-2016) como apoyo de investigación. Tiene, además, una especialización en Análisis Político por la Universidad Nacional Autónoma de México (2017-2018).

Ver más +

Encuesta