Martes, 16 de Octubre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Mujeres en Igualdad

Lunes, Octubre 8, 2018 - 14:25
 
 
   

Fin de la violencia y experiencia de la libertad, la finalidad.

Este 6 de octubre se llevaron a cabo en la Ciudad de Puebla, dos eventos enfocados a la igualdad sustantiva para todas las Mujeres: #tr3taytr3s Mujeres Segunda Generación y la presentaciónn del libro: “El Derecho desde una perspectiva de Género”.

 

En pleno siglo XXI hablar del empoderamiento de Mujeres parece aún tema tabú para algunos. Pensarnos e identificarnos completas, líderes y decididas a hacer de México un país en donde todas contemos con igual de espacios y oportunidades, en un entorno en el que aún se discute la necesidad de lenguaje incluyente, acciones afirmativas, paridad laboral y salarial, salud reproductiva, seguridad para ejercer derechos humanos y un amplio etcétera de temas pendientes a favor de la igualdad de género, obligaría a revisar al menos, el sentido literal de la palabra, que de acuerdo con la Real Academia Española se define como “Hacer poderoso o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido”; con lo que bien viene muy al caso reconocernos como fuertes, siendo esta fortaleza la belleza de la mujer. Reconocernos también como el motor que da fuerza a este país, poco reconocidas en una cultura que por generaciones ha girado en torno a acciones  “machistas”, asignando roles y etiquetas, normalizando o hasta volviendo invisibles conductas que hoy a muchos toman por sorpresa cuando se desencadenan situaciones violentas, en el terreno patrimonial, financiero, psicológico y físico… pero que inician en algo tan sencillo como la cosificación de la mujer o de su imagen para finalidades que no la dignifiquen.

 

El empoderamiento de la Mujer más allá del debate de si se trata o no de un tema jurídico, de usos, costumbres o de economía social, debe ser la base necesaria para obtener a nivel mundial el fin de la violencia y la experiencia de la libertad; las acciones que han emprendido un sin número de mujeres, por sus propios medios o en coalición con grupos sociales y organismos no gubernamentales, nos fortalecen a todas. En el plano exclusivamente normativo las alianzas de hombres y mujeres a favor de la igualdad han dado algunos frutos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres y la Ley del Instituto Nacional de las Mujeres, entre otras, y en el ámbito internacional en instrumentos como la Declaración Universal de Derechos Humanos, Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer, Convenio Internacional del Trabajo No. 100, Convención sobre la Concesión de los Derechos Civiles a la Mujer, Convención Interamericana sobra la Concesión de los Derechos Políticos de la Mujer, Convención de Belém do Pará, entre otros.

 

Llama la atención que en un mundo habitado en un 49.6 % por mujeres, lo que de acuerdo con datos de la ONU y de United States Census Bureau en 2017 representaba más de 3 billones, mientras que en lo nacional INEGI en 2015 reportó el 51.4% de las personas de nuestro género, debemos dar lucha diaria en los siete principios que el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas (UNIFEM) y el Pacto Mundial de la ONU, han establecido en pro de la igualdad: 1. Promover la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel; 2. Tratar a todos los hombres y mujeres de forma equitativa en el trabajo – respetar y defender los derechos humanos y la no discriminación; 3. Velar por la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y trabajadoras; 4. Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres; 5. Llevar a cabo prácticas de desarrollo empresarial, cadena de suministro y marketing a favor del fortalecimiento de las mujeres; 6. Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias y cabildeo; y 7. Evaluar y difundir los progresos realizados a favor de la igualdad de género. Esto significa que tanto a nivel internacional y local, la sociedad reconoce la necesidad de alcanzar igualdad, aunque los resultados se encuentren en proceso.

 

Aún falta abrir caminos para transitar hacia la igualdad sustantiva, tendremos que iniciar con ejemplos concretos en casa, con nuestras familias, comunidades, empresas, gobierno, que fomenten la calidad de vida de todas, pues la discriminación, marginación y exclusión, muy a pesar del precepto universal de igualdad entre Mujeres y Hombres, sigue siendo la constante realidad. Por ello es momento de sumar esfuerzos a través reaprendiendo que ningún rol asignado o preconcebido es más importante que la fortaleza y valor que emana de cada una… así como a conocer y adoptar los principios para el empoderamiento de la Mujer, establecidos como el primer código de conducta empresarial mundial centrado en el empoderamiento presentados en 2004 por UNIFEM mismos que pueden consultar en: http://www2.unwomen.org/-/media/field%20office%20mexico/documentos/publicaciones/2011/principios%20de%20empoderamiento/7principiosempoderamiento%20pdf.pdf?la=es


Semblanza

Norma Estela Pimentel

Es egresada de la Universidad de las Américas Puebla, institución de la que obtuvo el título de Licenciatura en Derecho, con el reconocimiento magna cum laude. Ha realizado estudios de Posgrado dentro de los programas de la Maestría en Derecho Empresarial y Maestría en Derecho Fiscal por la Universidad Iberoamericana –Puebla, graduándose con honores. Ha obtenido el grado de Doctora en Derecho por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, con el reconocimiento cum laude. Desarrolló una línea de Posdoctorado en Dirección y Mercadotecnia en la Universidad Popular Autónoma de Puebla. En el ámbito docente ha impartido diversas asignaturas, entre las que destacan Derecho Administrativo, Derecho Fiscal, Marco de la comunicación, Federalismo Hacendario, Derecho Bursátil, Derecho Financiero, Temas selectos de Derecho, entre otras, tanto a nivel Licenciatura como en Posgrado. Ha impartido conferencias en materia de coordinación fiscal, transparencia, contratación pública, globalización financiera, cultura de la legalidad, public and private management, así como en equidad de género. Profesionalmente, se ha desempeñado tanto en la iniciativa privada como en el sector público; ha fungido como Titular de la Unidad de Transparencia del H. Ayuntamiento de San Pedro Cholula, Puebla, fue Comisionada Propietaria de la Comisión para el Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado. Actualmente se desempeña como Contralora del H. Ayuntamiento de San Pedro Cholula, Puebla. Es autora del libro electrónico “Marco jurídico de las comunicaciones”, ponente del Primer Congreso Regional de Investigación y Divulgación Científica y Tecnológica, del 7° Congreso Nacional de Organismos Autónomos-Puebla, del congreso internacional de Servicios Públicos Municipales, así como de los promovidos las siguientes organizaciones: Academia Journals, Academia de Ciencias Administrativas AC, The Institute for Business and Finance Research, la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración, la Barra Mexicana Colegio de Abogados, la Universidad Complutense de Madrid en  materia de políticas públicas, entre otros. Es dictaminadora del International Journal of Business and Systems Research, de la Revista Alegatos y de la Revista Letras Jurídicas. Sus opiniones sobre la Cultura de la Legalidad y Cultura de la Transparencia se publican en los periódicos e-consulta, El Sol de Puebla, El Popular y en la Revista “Municipios de México”. Forma parte del “Comité Ciudadano para el Fortalecimiento Institucional del Municipio de Puebla”, es socia de la Barra Mexicana Colegio de Abogados A.C., miembro activo de la Fraternidad Internacional de Derecho Phi Delta Phi, miembro del International Association of Privacy Professionals, así como miembro de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa, Colegio de Abogados, A.C.

Ver más +

La Corte de los Milagros

Ay Morena, morenita mía

Encuesta