Martes, 18 de Diciembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



En el reino de los ciegos, el meme es rey

Lunes, Octubre 8, 2018 - 13:46
 
 
   

La boda fifí, Cuauhtémoc Blanco, Sergio Mayer y Taibo II, se sumaron al elenco.

A frases memorables como: “es mi voz, pero no soy yo”, “comes y te vas”, “lo que el presidente quiso decir fue” y “un minuto, no menos 5” se unen bellezas como; “no soy yo, me hackearon”, “yo no me case” y “no tengo ninguna preparación, pero prometo estudiar”.

 

Si algo tenemos que agradecer los ciudadanos a los políticos, no son las reformas estructurales, ni mejores leyes o crecimiento y desarrollo económico, lo que agradecemos son esas bellas frases que se quedan en la historia y en el humor colectivo de los mexicanos, que somos rápidos para ridiculizar y así, con humor, sobrevivir a la “clase política” de México.

 

Si no quieren que le hagan memes a Cuauhtémoc Blanco, los morelenses no debieron haber elegido a un futbolista, cuyos referentes culturales provienen del libro vaquero y el Kalimán.

 

Si lo primero que hace el presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, es escribir tweets con faltas de ortografía y después en un video traduce mal del inglés al español library, y le llama librería en vez de biblioteca, no se quejen que nos burlemos de él.

 

Estamos a días que se realice la consulta popular para determinar si se construye el nuevo aeropuerto en Texcoco y aun no determinan cómo, dónde y de a cómo se va a hacer dicha consulta, pero ya uniformaron, vaya usted a saber con qué recursos, a los “Servidores de la Nación” que parece que son tan buenos que hacen, consultas, censos y si usted requiere hasta los tamales del bautizo del chamaco.

 

Meme pasillo dice, que ya que se puede nombrar a un striper en cultura, ¿porque no nombran a Manuel Mijares como Secretario de la Defensa? con eso de que es “Soldado del Amor” y estamos a punto de entrar a la era de la República Amorosa, el puesto le viene que ni pintado.

 

No se puede evitar hacer memes con un escritor que dice que se va a poner a estudiar para hacerla bien editando libros. Nos tenemos que pitorrear y hacerle memes bajo amenaza de ser fusilados, porque de otra forma nos pondríamos a llorar.

 

Cuando presumes de republicano, austero y hasta de humilde ermitaño que solo necesita un rinconcito en Palacio Nacional para colgar su hamaca (nadie le dijo que está prohibido hacer agujeros en edificios catalogados como Patrimonio de la Humanidad) y acudes a una boda escandalosamente cara, ostentosa y a mí no me cuenten, para salir en la portada de una revista de sociales de circulación nacional, se paga un dineral, y acude el humilde presidente electo con toda su “Clase política” perdón, no toda, la invitación de Barbosa se  perdió en el correo, ¿Qué esperaban? ¿Qué nadie lo comentara? Sobre todo, si cierran calles de Puebla con elementos de seguridad tanto municipal como del estado, pero habrá que preguntarle al papá de la novia si estaban en el presupuesto de la elegante boda.

 

Si el presidente de la mesa directiva del Congreso de Puebla, primero como legislador de Movimiento Ciudadano, aprobó la Ley Bala, la Concesión del Agua y recibió sin gestos todos sus bonos, dietas y demás, ¿qué espera José Juan Espinosa, ahora que se erige como el Torquemada morenista que pide que se abroguen las leyes que él aprobó? Creo que está convencido de haber lavado sus “pecados políticos” al ser tocado por su santidad el Peje. Pero salta como canguro australiano cuándo se hace un meme sobre él o sus huestes.

 

En fin, esta reflexión por una boda fifi, un striper cultural, un escritor con deseos de fusilar ahora editor, es simplemente para insistir que sí, somos racistas y criticones. La realidad es que demostramos que todos somos clasistas, racistas, pero sobre todo frívolos.  Vamos a necesitar muchos memes y el gran sentido del humor de las redes sociales, para sobrevivir los próximos años, porque si creen que lo de Mayer fue la excepción, me temo que va a ser la regla.

 

Lo que no debemos permitir, es caer en los excesos y agresiones como las que recibió Mariana Gómez del Campo por su meme de los perritos. Seamos realistas, si entre los perros hay clases y razas, entre los políticos más. Y ya me voy a callar, porque me van a calificar de clasista, racista y demás adjetivos pero la verdad es que soy mujer de campo, de golf, pero de campo al fin.

 

No se les olvide seguirme en mis redes sociales y en las calles de Cholula y Puebla. Por cierto, NO uso Messenger, por si ocupan.


Semblanza

Barbara Lora

Guerrera, femenina, irreverente y más poblana que la talavera. Por las buenas, lo que quieran; por las malas también. Por eso me conocen como "La Lora". Escribo lo que quiero, vivo como quiero. Como todos saben, cualquiera que se dedique al periodismo le tiene que gustar el chisme, así que desde hace mucho tiempo, por andar de chismosa con Enrique Núñez empecé a escribir la sección de sociales cuando se fundó el periódico Intolerancia. También por andar de chismosa hice un programa de radio en SICOM, ya le cambiaron de nombre, ahora se llama Puebla TV. Por cierto este programa era sobre sexo, mucho sexo. He escrito columnas en diversos medios, que no voy a enumerar para no aburrirlos. He sido conductora de varios programas de radio. El último se llamaba "Grandota 3-60". Ahora inicio esta nueva aventura en e-consulta. Si no quieres que hable de ti, no te pongas de pechito. Mi frase favorita: "Carpe diem". Arranco y termino mi día con Filipenses 4: 13.

Ver más +

Encuesta