Miércoles, 15 de Agosto de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Carta abierta a Luis Miguel Barbosa Huerta

Viernes, Agosto 10, 2018 - 10:10
 
 
   

Tiene que demostrar con pruebas contundentes lo que afirma.

Esta carta abierta dedicada en primer término a una persona en particular, tiene también carta de naturalización, objetivo y dirección a la opinion pública del estado libre y soberano de Puebla.

No llega mi pretensión, escribirla y publicarla en un medio de comunicación nacional, ya que el tema que trato tiene únicamente efectos, resonancia y resultados dentro del ámbito político de nuestro estado: Puebla.

Para mí e-consulta, "referencia obligada", es un medio de difusión, tanto o más importante que el diario El Universal, que es el de mayor tiraje y cobertura a nivel Nacional y de importancia Internacional.

¿Por qué va dirigida al senador (próximo a dejar de serlo) Miguel Angel Barbosa Huerta, una carta abierta que pudiera ser leída y provocar únicamente interés de un pequeño grupo político de poblanos?

Respondo:

Porque el señor senador de la republica fue uno de los actores de la pasada elección para la Presidencia de la Republica, dicho político jugando – como decía don Maximino Ávila Camacho,  yo digo participando- en la misma, para tratar de ser electo por los ciudadanos con derecho a voto para la gubernatura del estado, es decir, aspiró  - si la mayoría de votos lo favorecía- a ser Gobernador de Puebla en el sexenio 2018-2024.

A los columnistas no nos compete tomar partido a favor de tal o cual candidato propuesto por  tal o cual partido, frente o coalición. El que pertenece a un partido y no es imparcial, debe de estar fuera de la profesión. Puede ser un buen profesional de la comunicación, pero no es creíble, lo que escribe, lo que afirma, pues tiene partido, tiene intereses... se crea un conflicto.

Mi labor dentro del periodismo escrito, desde hace más de 25 años, es el de orientar a los ciudadanos, dando datos o ampliándolos, para hacer más clara, una situación -o un resultado- en este caso político.

Decía mi Padre: “...lo que escribas, hazlo tomando en cuenta la objetividad que dan los documentos que fundan la llamada ‘verdad periodística’, la buena fe del columnista y la carencia de interés político, económico, religioso o de cualquier otro índole...”

Aclarado lo anterior que sirve de preámbulo, paso a la carta abierta al senador Barbosa:

 

Estimado senador Barbosa Huerta

P r e s e n t e

"...No estando en edad ni en el interés de dar consejos” (como dijo el clásico: ya no los doy ni a mis nietos... porque no los reciben) quiero decirle que esta carta abierta desea ser diálogo entre 2 poblanos que -verdaderamente- queremos a nuestra hermosa Puebla y deseamos su bienestar.

Usted desde su ámbito político nacional y yo desde mi lugar de ciudadano, historiador y columnista, miembro de la comunidad socialmente denominada Puebla, tenemos la misma finalidad, ¿cierto?

Como es de su conocimiento, Puebla entidad de la república, tiene un pasado histórico de gran importancia no solo nacional sino internacionalmente, que el maestro y abogado Manuel Bartlett (hoy Ave de las tempestades) cuando fue candidato a gobernador, usó el presuntuoso lema de "Poor la grandeza de Puebla", no, señor senador, no somos grandiosos, somos laboriosos, honestos, con tradicional cultura, participativos y políticos, modestia aparte.

Puebla entidad está considerada la 4a. a nivel de potencial económico y de inversión, primer lugar en la "fuerza laboral" que generamos, gracias a nuestra industria automotriz de las 2 plantas armadoras, y del  importante grupo de inversionistas que las complementan (Parque Industrial FIMSA) y tenemos las mejores universidades e institutos de nivel superior, tan solo para mencionarle, la BUAP, la UDLA y la IBERO, sumada a la industria sin chimeneas, el turismo, generadora de empleos, con sus 9 pueblos mágicos, somos ciudad declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y es un gran privilegio poder recorrer sus calles, plenas de casonas y monumentos coloniales. La capital es la ciudad que tiene más museos y bibliotecas en la república.

Sí, señor senador, existe un gran contraste, usted como yo conocemos la pobreza en pueblos de la Sierra Norte y Mixteca, las bandas delincuenciales que pululan invadiendo terrenos y hacen peligrosas las comunicaciones, los cárteles como el de los Zetas, que impunemente tienen nexos con los presidentes municipales y extorsionan, asesinan y ponen en entre dicho el famoso “Estado de Derecho", tenemos también el delito nuevo del robo de combustibles de los ductos de Pemex, el huachicoleo que parece incontrolable, y seámos honestos, tambien tenemos a los poblanos de "doble moral", el me vale-madre, el omiso, el apático, el que critica todo y no aporta nada, el pipope, también, modestia aparte. 

Repito, esta carta es entre 2 poblanos que queremos a nuestra entidad, respetamos a nuestra ciudad, sus instituciones, sus leyes y autoridades, y queremos lo mismo, bienestar, seguridad, trabajo, desarrollo y erradicación de la pobreza, la corrupción y la impunidad.

Comparten este cariño por Puebla, el gobernador y presidente municipal actuales, el arzobispo, los dirigentes de las cúpulas y cámaras empresariales poblanas, los directivos de las empresas  industriales instaladas en nuestra entidad, los comerciantes establecidos, los académicos y docentes de las universidades y centros educativos, los obreros de las clases medias que tienen trabajo remunerado y prestaciones sociales, los campesinos que proveen los tianguis y mercados de abasto diariamente con el producto de sus tierras, los ministros de las órdenes religiosas y  sus  fieles y adictos, los presidentes de los 217 municipios y sus regidores.

En fín, señor senador... somos muchos, pero muchos, los poblanos que queremos seguir teniendo seguridad en nuestros trabajos, seguridad para nuestras familias, seguridad en nuestros bienes y un futuro promisorio, lejos de la delincuencia y de la corrupción imperante.

Este mismo objetivo lo tenemos y lo queremos seguir teniendo y respetando, toda la sociedad poblana, que ha visto en su pasado inmediato (historia contemporánea) dos crisis políticas que he reseñado, la primera, en mi artículo anterior, de 1911 a 1927, en que Puebla, en 16 años, tuvo 28 gobernadores entre constitucionales, interinos y facciosos, que provocaron un atraso económico considerable y divisiones y encono entre las clases sociales poblanas.

Usted era muy joven y no estuvo en la que yo llamo segunda crisis política de 1961 a 1975, 14 años de mal gobierno, de manifestaciones diarias por facciones estudiantiles y órdenes religiosas, del encono y satanización a nuestra universidad, de tiroteos, agresiones y asesinatos, de la interrupción en la vida diaria y económica de nuestra ciudad y de nuestro estado, atraso político, económico, atraso social.

En suma, una ruptura del tejido social que tuvo funestas consecuencias y dejó cicatrices que duraron mucho tiempo en sanar. Pobres contra ricos, liberales contra conservadores.

En este periodo de nuestra historia contemporánea, fuimos testigos de la caída del gobierno del general y caballista Antonio Nava Castillo que había sido electo gobernador (1963-69) constitucional, por problemas con los lecheros de Chipilo que apoyados por los universitarios preparatorianos, lograron derrocar, poniendo el gobierno federal de Díaz Ordáz a un gobernador interino, el Ing. Aarón Merino Fernández que terminó el periodo de Nava el 31 de enero de 1969.

Nombrado nuevamente por el presidente Gustavo Diaz Ordáz viene a Puebla, como gobernador constitucional el Dr. y General Rafael Moreno Valle después de ser su secretario de salubridad y asistencia. Dura en el cargo del 1 de febrero de 1969 al 21 de marzo de 1972 cuando es destituido, previos 2 permisos solicitados el Congreso, por enfermedad.

Lo sustituye en calidad de suplente el Lic. Mario Mellado García del 22 de marzo al 13 de abril de 1972.

Nuevamente  el presidente Díaz Ordáz impone a un miembro del cacicazgo avilacamachista, en la personas del Dr. Gonzalo Bautista O´Farril como gobernador  interino, quien opta por apoyar a las fuerzas conservadoras y enfrenta a la Universidad de Puebla, tachada de “centro comunista y nido de alborotadores”.

El presidente ya siendo Luis Echeverría Álvarez, lo destituye, mediante un simple aviso telefónico del secretario de gobernación, Lic. Mario Moya Palencia, un día después de que el rector  y una comisión de estudiantes universitarios, lo entrevistaron denunciando su actuar faccioso, en el propio Palacio Nacional. Bautista está de gobernador interino del 14 de abril 1972 al 9 de mayo de 1973

Reincidente el gobierno federal nos manda un gobernador interino, en la persona del C.P. Guillermo Morales Blumenkron, locutor y empresario radiofónico, quien termina el periodo del Dr. y Gral. Rafael Moreno Valle el 31 de enero de 1975.

En este periodo de nuestra historia, Puebla tuvo 2 gobernadores constitucionales, Nava y  Moreno Valle, 3 gobernadores interinos, Merino, Bautista y Morales B. y 1 gobernador suplente, Mario Mellado; gobernadores que no tuvieron el apoyo del gobierno federal, pero lo verdaderamente  importante, que no tuvieron el apoyo de los poblanos ni de sus fuerzas activas.

Durante esta crisis política de 14 años, estalla el llamado Movimiento Estudiantil conocido como “la reforma universitaria” en la UAP,  padecimos la intervención de la clero católico y su influencia en la persona del arzobispo Octaviano Márquez y Toriz, en defensa de “su feligresía”, que dijo ser amenazada por el comunismo de los universitario de nuestra casa de estudios, y acuña el lema de “Cristianismo sí, Comunismo no”.

Padecimos un largo periodo de anarquía, con manifestaciones de un bando y otro, liberales y comunistas contra los derechistas conservadores de la IP poblana, de las escuelas particulares confesionales, marchas de apoyo de unos cuantos facciosos, amenaza de huelga de pago de impuestos, huida de los inversionistas, cierre de la mayoría de las fábricas textiles obsoletas y quebradas, desempleo, parálisis en la actividad comercial, carencia de alimentos básicos, y un desprestigio mediático a nivel nacional, que provocó que se “corriera la voz” de no contratar a ningún profesionista egresado de la Universidad de Puebla, por su bajo nivel educativo y pésimo nivel docente, y porque era un “potencial agitador” peligro para las empresas que los contrataran.

Con el sexenio del Dr. Alfredo Toxqui  Fernández de Lara se re-inician los gobernadores electos constitucionalmente, de 1975 al actual de Antonio Gali Fayad de tan solo 2 años que terminará en este año de 2018.

Señor senador Barbosa, usted no ha estado en estos lamentables acontecimientos, usted es un político joven, de la Nueva Era, iniciado en la actividad dentro del PRI, que le proveyó una diputación federal, del Partido de la Revolución Democrática, que lo hizo senador, renuncio al Sol Azteca y se afilio al PT. Es usted un representante de Puebla y los poblanos que sabemos que, todo con el apoyo de su mecenas, el coordinador y caballo de ajedréz de Peña Nieto, el senador Gamboa Patrón, y para ser candidato a la gubernatura de nuestro estado por el novedoso  Movimiento de Regeneración Nacional o MORENA de López Obrador, pasó sobre la personalidad del Dr. Enrique Cárdenas, ameritado académico que fue hecho a un lado, mediante una amañada encuesta de... MORENA.

Usted tiene un discurso en un tono que no gusta a los poblanos, una retórica de ataque y defensa agresivas que lo pintan con un alto nivel o perfil, muy del gusto de la prensa política, con una personalidad muy fuerte, recia, dura y en casos atropellada y muy segura de que “su verdad” es la única que existe, que es la verdadera dentro de la política de nuestro país.

Usted afirma que hubo fraude electoral en Puebla... es su verdad, y el que afirma y sobre todo acusa, tiene que probar, con pruebas definitorias, con elementos legalmente válidos, no con suposiciones, no con manifestaciones de apoyo. Usted conoce el nuevo Sistema Penal Acusatorio, que pone a los jueces fuera de toda influencia política, de grupo o facción.

Por los datos que ha dado a conocer el IEE, usted no tiene mayoría de votos, tomando en cuenta los asentados en las listas de cómputo, que firmadas por todos los participantes de las mesas directivas de cada una de las casillas, y por cada uno de los representantes de los partidos acreditados, tiene en su poder, el propio IEE, mismas listas que computadas  después de la elección, en días posteriores, dan una diferencia de votos, a favor y con el primer lugar a la candidata del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano ,votos que dan una diferencia del 4.6 por ciento de la votación a su favor.

En un régimen “democrático” el vencedor es el que tiene una diferencia de más, de un voto, o de 10 o de mil o de un millón, como fue el caso de MORENA, que arrasó al PAN y sepultó al PRI, con millones de votos a su favor, dejándolos en 2º y 3er lugares. ¿Estamos?

Usted intenta, repito, intenta revertir el resultado de la elección y llegar a la anulación por parte del Tribunal Nacional Electoral, acto que sería posible, después de que usted demuestre con pruebas reales, palpables, inobjetables, que hubo el famoso fraude que alega, haber visto, comprobado y confirmado en la elección pasada.

Subrayo:  ...Tiene usted todo el derecho de impugnar, alegar, discutir, pero tiene  la obligación de probar todas y cada una de sus protestas, afirmaciones e inconformidades, con –repito- pruebas inobjetables.

Con manifestaciones de gente acarreada, kermeses, gritos y sombrerazos, no lo va a obtener. Con declaraciones mediáticas, no lo va a obtener, haciéndose una víctima del cacicazgo que trata de imponer el exgobernador Moreno Valle, no lo va a lograr.  

Presente pruebas inobjetables, por ejemplo de  que hubo rebase de los gastos de campaña de la candidata del PAN y socios, sobre los límites autorizados, repito presente pruebas inobjetables, por ejemplo el Dictamen de Contador Público certificado que dé fe de dicho rebase.

Usted dice que se violaron algunas de las casillas, difícil de probar, porque MORENA, no acreditó en el 100 por ciento de las casillas, la presencia de su representante, como sucedió en lugares apartados de la Sierra norte y Mixteca de Puebla, ¿cómo puede asegurarse que hubo fraude, cuando no están firmadas el 100 por ciento de las actas de Cómputo, por MORENA...?

Para dar fundamento a su acusación, debió usted de llevar a cada una de las casillas violadas o violentadas, el día de la elección, antes del cierre, a un notario público (de los que hay 152 en el Estado, con obligación de atender ese preciso día) para que diera fe y certificara el robo de casillas, adulteración de votos, la no firma de las lista, en fin, levantar ante notario actas circunstanciadas, que dieran fe de lo que usted llama irregularidades.

¿Vamos a crear, una situación de inestabilidad política, pero sobre todo, social, económica y de nuevos rencores entre  poblanos, por tercera vez, en los meses de agosto a diciembre, aduciendo que hubo fraude en la elección solicitando una anulación que cree un caos, e interrupción en nuestras actividades diarias en toda nuestra entidad y nuestra ciudad capital?

¿Vale la pena, para que en marzo, el TRIFE Federal, llegue a la conclusión que, usted, señor senador, no tuvo la razón...?

¿Será capaz nuestro presidente electo, permitir tal aberración, que causaría que por “decreto” o por ser de Morena, se le dé a usted, una razón cuestionable y de débil sustento?

Piénselo bien ,señor senador. Apelamos los poblanos, a su criterio, a su formación política, a su conciencia, para que actúe en consecuencia.

Y los poblanos que pensamos, como yo, no somos cuatro gatos, somos algunos cientos de los que  me hago vocero con toda la responsabilidad que implica.

Lo saludo, señor senador, con afecto.

Atentamente,

Rigoberto Cordero y Bernal


Semblanza

Rigoberto Cordero y Bernal

Ver más +

Encuesta