Domingo, 15 de Julio de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



El proceso electoral en la Federación y Puebla

Lunes, Julio 9, 2018 - 18:45
 
 
   

Los datos y los números. El clima de violencia. Las disputas: conforme a derecho.

La contienda electoral 2018, no tiene precedente en la vida política de nuestro país, pues nunca habían estado en juego tantos cargos de elección popular: Presidente de la República Mexicana, 128 senadores (64 de mayoría relativa, 32 de primera minoría y 32 de representación proporcional); 500 diputados de la Cámara Baja (300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional); así como 8 Gubernaturas (Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán), Jefatura del Gobierno de la Ciudad de México, Congresos Locales, Ayuntamientos, Juntas Municipales y Alcaldías; con un total de 18,311 cargos.

Sin duda alguna, una de las contiendas que lamentable e inadmisiblemente se ha visto envuelta en un clima de violencia grave en todos los niveles de gobierno. En días recientes, cifras oficiales presentadas con la consultora privada Etellekt han señalado que son 400 las agresiones registradas a políticos, de las cuales 113 corresponden a asesinato; misma cifra que aumenta si sumamos los 50 asesinatos que corresponden a familiares de actores políticos, además de los ofendidos por el delito, refiriéndome a sus familias y círculos cercanos. Debo mencionar que se han presentado renuncias de algunos candidatos por este motivo, desistiendo a su derecho ciudadano de ser votado para el cargo de alguna elección popular, establecido en el artículo 35, fracción II de nuestra Carta Magna.

 

Aunado a ello se prevé la desaparición de 6 de los 9 partidos políticos. En la contienda participaron MORENA, PRI, PAN, PT, PRD,PVEM, MC, PANAL y PES. Estos últimos en riesgo de perder su registro ante el INE debido a la baja cantidad de votos obtenidos en las elecciones del pasado 1° de julio de 2018.

 

Sin lugar a dudas la mayor participación ciudadana en la historia política de México;  155,484 casillas con 1,386,876 funcionarios; quienes contaron con 279,576,150 boletas para los comicios.

 

Andrés Manuel López Obrador ha participado en las últimas tres contiendas;  obteniendo hasta ahora el triunfo presidencial. En 2016, en la alianza PRD, PT y MC el voto presidencial hacia él fue del 35.31%; mientras que en 2016, con la misma alianza la ciudadanía a su favor fue del 31.59 %. El pasado 1° de julio la simpatía por el candidato fue del 52.96 %, en la alianza MORENA, PT y PES. Obtuvo una ventaja de 30 puntos sobre el segundo lugar, una diferencia que no se había presentado desde 1982 en una elección presidencial en México. Sin embargo, no fue la elección más concurrida: votaron dos de cada 3 electores, y en 1994 acudió a votar el 77%.

 

Según los datos históricos electorales del Instituto Nacional Electoral –INE-, la victoria de Andrés Manuel López Obrador, respecto de su más cercano competidor no es la más amplia en 30 años. En 1982, el candidato Miguel de la Madrid (del PRI, PPS y PARM) obtuvo cuatro veces más votos que quien quedó en segundo lugar en número de votos, el panista Pablo Emilio Madero.

 

En Puebla el proceso electoral ha sido particularmente confuso, que si bien no se explica por la lógica, es porque el derecho es la razón artificial de la ley; es decir, se realiza y califica conforme a la ley. La ley es en sí una violencia racional para la convivencia social, y solo por las instituciones se puede llegar a la justicia, ya que esta no puede ejercerse por mano propia. La ilegalidad de la actuación de la FEPADE, se basa en el garrafal error de detener a personas -más de cuarenta- por simple señalamiento, sin datos de prueba y sin competencia para hacerlo,- ya que dicha institución sólo puede conocer de delitos electorales del ámbito federal- e irrumpió en un Estado que tiene órganos de competencia local.

 

Solo las autoridades competentes podrán resolver las impugnaciones a la elección. Pero hasta ahora existe una gobernadora electa, y es por la vía institucional y no por medio de la violencia como habrán de dirimirse esta cuestión, para beneficio de los poblanos, por la legitimidad de las nuevas autoridades; en resumen, para bien de Puebla.


Semblanza

Ricardo Velázquez Cruz

RICARDO VELÁZQUEZ CRUZ es originario del Estado de Sonora, México. Se le concedió la ciudadanía poblana el 7 de agosto de 1992. Se caracteriza por ser un hombre con gran calidad humana. Cuenta con un vasto historial académico y laboral. Es abogado notario y actuario egresado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; posee el Diplomado en Análisis Político, por la Escuela Libre de Ciencias Políticas de Puebla; en UNAM, cursó la especialidad en Derecho Agrario; y en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, sendas especialidades y maestría en Derecho Constitucional y en Juicio de Amparo. Posteriormente y con mención honorífica, obtuvo su doctorado por Investigación, con la tesis “Nacionalismo Revolucionario y Liberalismo Social”. Al llamado de la Universidad de Lecce, Italia y con asesoría del Dr. Raffaele de Giorgi, Director del Instituto Mundial de Estudios sobre el Riesgo, el Dr. Velázquez desarrolló un proyecto de investigación sobre “Vínculos con el futuro en el Modelo Sistémico de la Explicación Social”. Ha recibido múltiples reconocimientos como ponente y organizador de ciclos de conferencias, congresos, foros, mesas de trabajo, convenciones, seminarios, talleres, cursos y coloquios. En su trayectoria laboral se ha desempeñado como Consejero Jurídico del Gobierno del Estado de Puebla; Consultor Jurídico en diversos organismos en los Estados de Chiapas, México y Tlaxcala; Asesor Jurídico en la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla y de la Comisión de discapacitados del Congreso de la Unión. Jefe del Área Jurídica de la Delegación de SEDESOL, actuario, secretario y juez por Ministerio de Ley de lo Civil de Primera Instancia; catedrático en diversas universidades, Presidente del Centro de Estudios Mundiales sobre Legalidad; Presidente del Centro Mundial de Estudios sobre la Defensa de los Derechos Humanos, con oficinas en España, Estados Unidos y México; fue Alto representante de la IDLO (International Development Law Organization). Actualmente es Magistrado Coordinador General de la Junta de Administración del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla. Su gran pasión por desarrollar programas como la legalidad desde la escuela la legalidad desde la escuela y la legalidad va a la escuela y su anhelo por construir un mundo mejor con paz social en un entorno de justicia, legalidad y democracia; lo ha llevado a crear un concepto único en el mundo: el modelo LA ALDEA, parque lúdico didácticos que se rige bajo los principios de la Educación Democrática y cuyo principal objetivo es contribuir a la formación de una nueva conciencia ciudadana.  Su dinámica actividad, impulsada por grandes inquietudes y vigorosos anhelos, comprende interesantes artículos, ensayos, y ponencias sobre libre comercio, Cultura de la Legalidad y Responsabilidad Social, Ciudadanía, Derechos Humanos, Derecho Penal y responsabilidad de los servidores públicos. Es autor de los siguientes libros: Más allá de la Muralla, Reencuentros y Soledades. La búsqueda de un proyecto nacional,  México y el hombre como herencia política, PRI: hacia un nuevo rostro, Lógica parlamentaria, La construcción ciudadana. Tópicos y reconsideraciones, Vejez, tiempo de creación, horas de explicación, Formas de convivencia, comprensión y derecho, Nosotros, los otros responsables. Un enfoque ético político, El Juicio Oral. Manual teórico-práctico, Para comprender la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Asimismo, autor de las revistas La Nueva Justicia Penal, Nuestro Héroes Anónimos y Nuestros Héroes de la Independencia.

Ver más +

Los recursos de inconformidad promovidos por Morena y por el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Luis Miguel Barbosa Huerta, en contra de los cómputos distritales de la elección de gobernador y de la entrega de la constancia de mayoría a su oponente, Martha Erika Alonso, por parte del Instituto Electoral, no parecen muy robustos y documentados en cuanto a pruebas.

Encuesta