Sábado, 22 de Septiembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Una matanza de policías en Chachapa

Jueves, Junio 21, 2018 - 08:02
 
 
   

La referida población, tiene el carácter de junta auxiliar del municipio de Amozoc

Chachapa, la bella: “mujer sinvergüenza” decía un antiguo estribillo que se repetía en tiempos pretéritos en el Valle Seco del Oriente de Puebla que se extiende hasta las faldas del “Pico de Orizaba” o “Volcán de Serdán”, en los albores de la década de 1920, fue electo gobernador “El Carbonero” de esa localidad, Prisciliano Sánchez quién tras vencer en los comicios al otrora constituyente y Gobernado de Durango Pastor Rouaix declararía que en su mandato no serán abiertas escuelas de ninguna laya, ya que , a su criterio, dichos establecimientos no servían en resumidas cuentas para nada, siendo él mismo un ejemplo de ello al conquistar la gubernatura sin haber jamás ido a ninguna de ellas, bastaba , solía decir, con ser buen amigo del General Álvaro Obregón.

Posteriormente “el carbonero” sería señalado como presunto corresponsable de un atentado frustrado que se llevara a cabo en contra del dirigente sindical Luis N, Morones en la sede misma de la Cámara de Diputados

La referida población, tiene el carácter de junta auxiliar del municipio de Amozoc, célebre en otros tiempos por el trabajo de artífices que lo mismo pavoneaban que niquelaban tanto pistolas , como espuelas o frenos de las cabalgaduras, según se aprecia en la canción “El Charro Mexicano” que popularizaría hace más de 60 años el “charro cantor” Jorge Negrete; en los días que corren, amén de que ha sido escenario de la brutal matanza de seis agentes de la policía municipal presuntamente a manos de los “huachicoleros”, es, además, sede de la “Academia Internacional de Policía” erigida en el mejor espíritu de “La Iniciativa Mérida” en virtud de la política de “Guerra contra el Narco” iniciada durante la pasada administración.

Philip B. Agge en su carácter de desertor de la Agencia Central de Inteligencia del Departamento de Estado de los Estrados Unidos de Norteamérica, escribió uno de los libros fundamentales del período de la “Guerra Fría”.

Las revelaciones de Agge permitieron entre nosotros la identificación plena del más conspicuo agente secreto de la CIA que ha operado en territorio nacional desde los aciagos días de Winston Scott, el legendario “Jefe de estación”.

Procedente de Brasil en el ya lejano año de 1962 , Richard Kern Lorden se desempeñaría primero como jefe de una agencia de relaciones públicas llamada “Murden y asociados” y posteriormente como dueño del restaurante “ C'est Sí Bon” , ubicado en la otrora glamurosa Zona Rosa de la Ciudad de México.

En Brasil compartiría sus andanzas con un colega que sería trasladado al Uruguay con el deliberado propósito de instalar una academia de policía que sirviese de ejemplo en el hemisferio, algo similar a lo que, gracias a “Iniciativa Mérida” tenemos en el cercano poblado de Chachapa; lamentablemente, el esforzado colega sería secuestrado y ejecutado por la organización clandestina denominada “tupamaros” , episodio que fue llevado al cine con la actuación de Yves Montand y bajo la dirección escénica de Costra Gavras en la cinta: “estado de sitio”.

A diferencia de “Yves Montad”, Lorden ha sobrevivido a una auténtica pléyade de acontecimientos, asiduo residente en la Colonia Hipódromo Condesa de la Ciudad de México en donde residía en los años 90, en la Calle de Camargo número 35 primero, y posteriormente en el interior 1702 del número 150 de la Calle Tamaulipas, ha dejado patente a lo largo de su ya longeva existencia un indudable afán como emprendedor de negocios de la índole más diversa y variada que el hombro común que transita por las calles pudiera imaginarse.

En el año 2005 , por intermediación de Carlos Olamendi en su carácter de comisionado para la atención de los migrantes de Puebla en los Estados Unidos, Lorden es designado asesor honorario del Gobierno de Puebla para el referido propósito y en agosto de ese año , como representante de la empresa “Envairomental Tec Internatiuonal” S.A. de C.V. recibió la encomienda de rehabilitar las aguas del lago del embalse de la presa “Manuel Ávila Camacho” , para, posteriormente, encargarse de rehabilitar del ríos de la sierra de Puebla en la estratégica región del Paleocanal de Chicontepec.

Tal no habría sido, por lo demás, su primer acercamiento con la entidad poblana, en la que trabó una amistad estrecha con altos ejecutivos de la planta de Volkswagen, gracias a los cuales y fiel como siempre a su insaciable curiosidad, lograría profundizar en los conocimientos técnicos pertinentes de los sistemas de control de la emisión de los célebres gases de efecto invernadero; en efecto, el 26 de abril de 1999, la entonces COFETEL, dirigida a la sazón por Javier Lozano Alarcón , extendería a favor de nuestro emprendedor estrella y en su carácter de representante de la empresa “Global Comunications Network” S.A. de C.V. la autorización para instalar 2520 teléfonos de uso público mediante la resolución Número P/260499/0119.

El 12 de diciembre de 1997, la sección de sociales del diario “El Universal” dirigida por el periodista Enrique Castillo-Pesado dejó constancia de un acto celebrado en el auditorio de la Cámara Textil de la Ciudad de México con la presencia de representantes del Club Rotario Internacional en la que Lorden recibiría el Doctorado “honoris causa” por parte de “Newport Univerity”, institución que, revistado a grado tel de flexibilidad que jamás de los jamases ha sido dotada de acta constitutiva alguna.

La “academia internacional de policía” se sitúa actualmente en Chachapa, obra en la que al parecer, Lorden habría decidió rendir el más sincero de los homenajes a Yves Montand, el malogrado compañero de sus andanzas juveniles en Brasil.

Pd. el espacio noticioso “México Prioridad”, mi casa de transmisión, llevará a cabo una serie de eventos con motivo de su octavo aniversario, entre los que se encuentra un foro, precisamente sobre seguridad, en el que abordaré diversos tópicos sobre la materia

La cita es el 26 de junio a las 8.45 a.m. en la sede del Colegio de Ingenieros de Puebla sito en 11 oriente número 9, y se procurará, al menos, tender al mayor rigor conceptual que nos sea posible alcanzar, ojalá pudiera acompañarnos.

albertoperalta1963@gmail.com


Semblanza

Atilio Peralta Merino

Nací en ésta ciudad, en la sala de maternidad “Covadonga” de la Beneficencia española, “tal vez un jueves como hoy de otoño”, dijera parafraseando a Cesar Vallejo, y de inmediato me trasladé a las islas del Caribe, entre brumas mi primer esbozo de recuerdo es el vapor de un barco que desembarcó en la Dominicana, Isla a la que jamás he vuelto y que no registro en la memoria consciente, desconozco si habríamos arribado a “Santo Domingo” o si todavía sería “Ciudad Trujillo” acababa de tener verificativo la invasión auspiciada por la OEA y, al decir de mi señora madre, era en ese momento el lugar más triste que habría sobre el planeta tierra. Estudié orgullosamente con los jesuitas hecho que me obliga a solazarme en la lectura de james Joyce, y muy particularmente en “El Retrato del Artista Adolescente”, obra que conocí gracias a mi amigo y compañero de andanzas editoriales juveniles Pedro Ángel Palou García, y asimismo orgulloso me siento de mis estudios en leyes en la Escuela Libre de Derecho pese a los acres adjetivos que le endilga a la escuela José Vasconcelos en su “Breve Historia de México” al referirse a otro egresado de la “Libre” como lo fuera el presidente Emilio Portes Gil. Crecí escuchando los relatos de mi abuelo sobre su incursión en los primeros años de su adolescencia en las filas del ejército constitucionalista, sus estudios de agronomía en “Chapingo” junto a los Merino Fernández, su participación en la “Guerra Cristera” al frente de cuadrillas armadas bajo la indicaciones del General Adrián Castrejón quién años después crearía los servicios de inteligencia militar y se convertiría en el gran cazador de espías nazis durante los años de la conflagración mundial, y por supuesto, de los días aciagos del avilacamchismo de cuyo régimen perdería el favor dadas las intrigas que suscitarían su parentesco con el líder obrero Manuel Rivera Anaya. Mi padre por su parte, llegaría a éste país mitad en vieja de estudios, mitad exiliado, habría corrido a su cargo el discurso que en representación de los jóvenes fuese pronunciado ante la multitud reunida en Caracas el 23 de enero de 1958 con motivo de la caída de la Dictadura de Marcos Pérez Jiménez, suceso al que alude Gabriel García Márquez en “El Otoño del Patriarca, matriculándose en la entonces Escuela Nacional de Economía que, muy pocos después, se transformaría en la “facultad” gracias a la brillante intervención de la maestra Ifigenia Martínez. “Soy todas las cosas por las que voy pasando”, he tenido en suerte el haber colaborado, o convivido de alguna manera con hombres cuya actuación ha resultado clave en la historia reciente del país, mencionaré a manera de ejemplo y obligado por la más elemental de las gratitudes a los senador José Ángel Conchello y Humberto Hernández Haddad así como y mi entrañable maestro el constitucionalista Elisur Artega Nava ; transformación que conduce por un lado , a darle cabal cumplimiento al deber bíblico de dar testimonio de los sucesos que corren en el siglo, y por la otra a convertirse en un hombre sencillo como dijera Borges: “ que aprecia el sabor del agua, el caminar pausado y la conversación con los amigos”.

Ver más +

Encuesta