Martes, 14 de Agosto de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Ni indolencia ni omisión

Jueves, Junio 14, 2018 - 08:36
 
 
   

La violencia política de género es un riesgo al ejercer un derecho político. No debería ser así.

¿Por dónde empiezo? Sin querer sonar repetitiva, en este mismo espacio he escrito en diversas ocasiones sobre los posibles escenarios a los que nos enfrentaríamos, al aplicarse por primera vez el principio constitucional de paridad, hice mención de la resistencia al interior de los institutos políticos, por postular a mujeres a cargos de elección popular, se habló desde que era un “problema”, de “simulación” de la “falta de permiso del esposo”, y se argumentó  que “no había mujeres preparadas para los encargos”.

Ese escenario podría generar, Violencia Política Contra las Mujeres (VPCM), era previsible, que a mayor participación de mujeres, la violencia en contra de quienes participarán como candidatas podría hacerse presente, no lo ignorábamos, lo que sí no conocíamos era la manera en que podría materializarse, ahora lo sabemos.

¿Cómo prevenir algo que desconocíamos? Es cierto que la información es un elemento indispensable para saber que la violencia política contra las mujeres tiene muchas manifestaciones, que situaciones que eran vistas como “normales” por las militantes de los partidos políticos, ahora está claro que no lo son. El conocer qué es la VPCM, quiénes pueden perpetrar la VPCM y saber qué instituciones son responsables de su prevención y sanción, es un avance, pero me queda claro que no es todo, necesitamos un marco normativo que tipifique la Violencia Política por Razones de Género, como delito electoral y no como delito del fuero común, es necesario que tenga la celeridad y la importancia que se requiere, ¿argumentos? han sido puestos sobre la mesa en este proceso electoral.

La protección y tutela de los derechos político electorales de las mujeres, vive su momento en esta elección, pero la violencia política no puede ser el tema de las campañas, las campañas deben concentrase y centrarse en las propuestas de las y los candidatos, elevando el nivel del debate, contrastando ideas, dando respuestas a las interrogantes de la ciudadanía.

Nada más cierto, que lo que la Magistrada Presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Janine Otalora mencionó: “Ejercer un derecho no debería implicar poner en riesgo la integridad, ni la vida. Hagámonos cargo todas y todos, desde nuestros ámbitos de competencia, de la violencia de género”.

Desde el ámbito de la autoridad administrativa electoral, hemos sumado esfuerzos para informar, prevenir y acompañar a las candidatas que lo han solicitado, pero es importante que las candidatas que estén sufriendo amenazas, denuncien y soliciten protección. Si como autoridad electoral desconocemos qué está sucediendo, no podemos actuar en el marco de nuestras competencias, para proteger sus derechos político electorales.

Estamos a 18 días de la Jornada Electoral, tenemos que responderle a la ciudadanía a la altura de las circunstancias, todas y todos las y los actores políticos debemos privilegiar el diálogo, trabajar para fortalecer a las instituciones actuando de manera responsable y con irrestricto apego a derecho, para que con nuestro actuar fortalezcamos nuestra democracia. Hoy en una sola voz, en todo el país estamos unidas y unidos para pedir un #AltoALaViolenciaPolítica Sí alcemos la voz, gritemos #AltoALaViolenciaPolítica, pero hagamos el compromiso de hacer la parte que nos corresponde, ni indolencia, ni omisión.

 

En Twitter @luza1975

 

Lamento profundamente la perdida de Juany Maldonado y Ericka Cázares, y de las candidatas y candidatos que durante este Proceso Electoral han perdido la vida, que El Eterno las y los reciba y las y los abrace. 


Semblanza

Alejandra Gutiérrez Jaramillo

Es Consejera Electoral del Instituto Electoral del Estado (IEE), Licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Puebla, Preside la Comisión Permanente de Comunicación del IEE, es miembro de la Asociación Mexicana de Consejeras Electorales. Especialista en Comunicación Política. Fue Consejera Electoral propietaria del Consejo Local del Instituto Federal Electoral (IFE) en el Estado de Puebla, durante los Procesos Electorales 2006-2007, 2009-2010, 2012-2013 y Consejera Local del Instituto Nacional Electoral 2014-2015, Presidenta de la Comisión de Comunicación durante dichos procesos. Participó como Observadora Electoral Internacional en la Misión de Observación Electoral para la Organización de Estados Americanos (OEA), en las elecciones locales y presidenciales de la República de El Salvador en enero y marzo del 2009 respectivamente, ha realizado diferentes ponencias sobre medios de comunicación y elecciones, entre sus publicaciones destaca  “Campañas Electorales Negativas, el Miedo como Mensaje”. Fungió como Coordinadora Estatal de Comunicación Social de la Junta Local del IFE. Fue Catedrática, Tesista de la Universidad Iberoamericana Puebla en las licenciaturas de Comunicación y Mercadotecia e instructora del Primer Curso de Marketing Político que realizó  la Ibero y miembro del Consejo Técnico de la licenciatura en Comunicación.    

Ver más +

La Corte de los Milagros

Los moches en la Dirección de Catastro

Encuesta