Domingo, 21 de Octubre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



La cultura como patria

Lunes, Junio 11, 2018 - 19:22
 
 
   

Los intelectuales políticos del XIX. La exclusión de los indígeneas. El nacionalismo mexicano.

Un aspecto destacado en el siglo XIX es la participación de los intelectuales en la construcción de la nación. La mayoría de los escritores liberales participa con ideas y actos. Entre esta pléyade están Ignacio Manuel Altamirano e Ignacio Ramírez, quienes en distintos momentos ocuparon cargos gubernamentales. Su propósito fue construir el nacionalismo mexicano, transformar una sociedad que salió de la Colonia para convertirla en una comunidad guiada por las ideas del progreso y la civilización. Aunque el concepto cultura nacional no aparece en sus escritos, la entienden como patria.

Por eso para Altamirano amar a la Patria es ese deber ser el pedestal de bronce de todo altar que levante el trabajo… la patria estimula la idea de honor, las esperanzas del trabajo, infunde el aliento en el pobre, anima al ignorante, ennoblece la fortuna del rico, enciende su antorcha sagrada sobre la tumba del sabio. Las mezquinas aspiraciones del egoísmo por sí solas no compensan los goces de esta armonía social que se llama patriotismo.

En sus esfuerzos por crear una literatura nacional, Altamirano y Ramírez aportaron temas y tratamientos vigentes durante muchas generaciones y conformaron un sentir común. Consagraron buena parte de su actividad literaria a la tarea de construir la conciencia nacional pues para ellos la lucha política no puede disociarse  de la cultural. En este sentido, los hombres de letras no deben enclaustrarse en una torre de marfil sino participar en la vida política y difundir la ideología que les parezca más justa.

Como la mayoría de pensadores liberales ortodoxos, estos novelistas y periodistas no valoraron las implicaciones que las Leyes de Reforma tuvieron en la destrucción de las propiedades de las comunidades indígenas, pues para ellos el provecho individual era el gran motor de la actividad humana y al destruirse la base económica del poder de la Iglesia podía eliminarse el gran obstáculo para construir una sociedad de pequeños propietarios.

Irónicos y críticos, ejercen su libertad de pensamiento mediante el análisis social y de la estructura política. Sin embargo, estos intelectuales son deslumbrados por los progresos técnicos y científicos de Europa y de los Estados Unidos de América, por la ideología del progreso y de la técnica, que rápidamente adoptan. Para ellos, la identidad nacional se iría conquistando gradualmente por dos vías: la imitación de los grandes maestros y el desarrollo científico.

Su fe en la utilidad presente y futura de la ciencia para los países con un pasado colonial los impulsa a fundar numerosas sociedades científicas como la Sociedad de Geografía y Estadística, promover liceos, grupos literarios y publicaciones.

La democracia es solución a todos los males y el valor al que se aspira con más insistencia. Acaso por su formación europeizante y su ideal liberal no alcanzan a comprender con profundidad el problema de las culturas indígenas y su rica variedad. Su visión de lo indígena es reduccionista, con enfoques paternalistas y pretende superar sus problemas mediante un necesario proceso de municipalización. 


Semblanza

Ricardo Velázquez Cruz

RICARDO VELÁZQUEZ CRUZ es originario del Estado de Sonora, México. Se le concedió la ciudadanía poblana el 7 de agosto de 1992. Se caracteriza por ser un hombre con gran calidad humana. Cuenta con un vasto historial académico y laboral. Es abogado notario y actuario egresado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; posee el Diplomado en Análisis Político, por la Escuela Libre de Ciencias Políticas de Puebla; en UNAM, cursó la especialidad en Derecho Agrario; y en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, sendas especialidades y maestría en Derecho Constitucional y en Juicio de Amparo. Posteriormente y con mención honorífica, obtuvo su doctorado por Investigación, con la tesis “Nacionalismo Revolucionario y Liberalismo Social”. Al llamado de la Universidad de Lecce, Italia y con asesoría del Dr. Raffaele de Giorgi, Director del Instituto Mundial de Estudios sobre el Riesgo, el Dr. Velázquez desarrolló un proyecto de investigación sobre “Vínculos con el futuro en el Modelo Sistémico de la Explicación Social”. Ha recibido múltiples reconocimientos como ponente y organizador de ciclos de conferencias, congresos, foros, mesas de trabajo, convenciones, seminarios, talleres, cursos y coloquios. En su trayectoria laboral se ha desempeñado como Consejero Jurídico del Gobierno del Estado de Puebla; Consultor Jurídico en diversos organismos en los Estados de Chiapas, México y Tlaxcala; Asesor Jurídico en la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla y de la Comisión de discapacitados del Congreso de la Unión. Jefe del Área Jurídica de la Delegación de SEDESOL, actuario, secretario y juez por Ministerio de Ley de lo Civil de Primera Instancia; catedrático en diversas universidades, Presidente del Centro de Estudios Mundiales sobre Legalidad; Presidente del Centro Mundial de Estudios sobre la Defensa de los Derechos Humanos, con oficinas en España, Estados Unidos y México; fue Alto representante de la IDLO (International Development Law Organization). Actualmente es Magistrado Coordinador General de la Junta de Administración del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla. Su gran pasión por desarrollar programas como la legalidad desde la escuela la legalidad desde la escuela y la legalidad va a la escuela y su anhelo por construir un mundo mejor con paz social en un entorno de justicia, legalidad y democracia; lo ha llevado a crear un concepto único en el mundo: el modelo LA ALDEA, parque lúdico didácticos que se rige bajo los principios de la Educación Democrática y cuyo principal objetivo es contribuir a la formación de una nueva conciencia ciudadana.  Su dinámica actividad, impulsada por grandes inquietudes y vigorosos anhelos, comprende interesantes artículos, ensayos, y ponencias sobre libre comercio, Cultura de la Legalidad y Responsabilidad Social, Ciudadanía, Derechos Humanos, Derecho Penal y responsabilidad de los servidores públicos. Es autor de los siguientes libros: Más allá de la Muralla, Reencuentros y Soledades. La búsqueda de un proyecto nacional,  México y el hombre como herencia política, PRI: hacia un nuevo rostro, Lógica parlamentaria, La construcción ciudadana. Tópicos y reconsideraciones, Vejez, tiempo de creación, horas de explicación, Formas de convivencia, comprensión y derecho, Nosotros, los otros responsables. Un enfoque ético político, El Juicio Oral. Manual teórico-práctico, Para comprender la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Asimismo, autor de las revistas La Nueva Justicia Penal, Nuestro Héroes Anónimos y Nuestros Héroes de la Independencia.

Ver más +

La Corte de los Milagros

Despidos de un gobierno incluyente

Encuesta