Martes, 23 de Octubre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Anaya-Beltrones: La Negociación…

Jueves, Abril 19, 2018 - 06:32
 
 
   

Mensajes de Beltrones. ¿Anaya, Candidato de Alianza Fáctica? ¿Se Hundirá Meade?

Quedó cantado. Ya están las maniobras para una eventual alianza fáctica rumbo al 1 de julio, en torno a Ricardo Anaya. Mientras la campaña de José Antonio Meade ha quedado en punto muerto, la estructura de poder y el entramado territorial del PRI crujen. Por si no bastase con la fuga rumbo a MORENA, el PRI amenaza con partirse en tres vertientes: dos cupulares y una horizontal, siendo esta última la que ejerce mayor presión. Sí, los ánimos están caldeados y las bases, los priístas de a pie, amenazan con una rebelión para pactar con Anaya. Han entendido que Andrés Manuel no quiere acabar con el ‘sistema’, sino desmantelarlo absorbiendo a priístas de viejo cuño. No confían en él. Temen que, de ganar, el tabasqueño se deshaga de ellos y entregue sus estructuras a los incondicionales. Los operadores, equivalentes a los coroneles del Ejército, no son de tanta alcurnia como los ‘generales’ pero controlan a la tropa, a la gente de barrio, de los mercados y colonias. Prefieren apoyar a Anaya. Al forcejeo entre la Vieja Guardia y los tecnócratas que tienen copado a Peña Nieto y que lograron hacerse con la candidatura, hay que agregar a las redes que consideran liquidado a Meade…

Esto lo leyeron bien en el ‘Cuarto de Guerra’ de Anaya: ‘Hay que llamar a las bases del PRI para que se movilicen a favor del queretano e impidan el triunfo de AMLO’ y acordaron hacerlo en vísperas del primer debate presidencial. Tal y como ahora está ocurriendo. El miércoles, durante su rueda de prensa, Ricardo hizo un llamado al voto útil argumentando que es el único que le puede ganar a López Obrador. El debate será el domingo y ya posicionaron en Google que Anaya lo ganó (VanguardiaMx)…

“Manlio Fabio: La rebelión…”

En el búnker de Manlio Fabio Beltrones hicieron la misma lectura y, a través de sus columnistas, envió un puntual mensaje al inquilino de Los Pinos: ‘Las bases están al borde de la rebelión y el candidato no da señales de vida, nos van a rebasar’. Lo que le está diciendo al presidente, es que los ‘generales’ de la Vieja Guardia no tendrán más remedio que seguir a la ‘tropa’ para mantener la lealtad de los ‘coroneles’ y evitar ser desbordados. Sabiendo que una de las dos opciones es impensable, Beltrones le ha hecho saber a Peña Nieto que si después del debate Meade no remonta tendrá que decidir entre cambiar al candidato (lo que en lenguaje sencillo significa entregar la candidatura al ‘verdadero PRI’) o dar paso a una alianza de poderes fácticos con Ricardo Anaya. Lo primero podría provocar la ‘balcanización’ del partido, con resultados impredecibles y, por lo tanto, Manlio Fabio está dispuesto a obviarlo con una condición: Él encabezará la negociación, no el presidente y mucho menos Videgaray…

Beltrones anticipó que el llamado que hoy está haciendo Ricardo, no sería a la cúpula de la élite gobernante sino a las bases del PRI y del resto de los partidos, así como a la ciudadanía en general. De no actuar rápido, aumentaría el riesgo de una rebelión interna y de rupturas generalizadas. En esa tesitura, las bases priístas serían como las ‘guardias pretorianas’ que los desplazarían y los ‘generales’ no tendrían con qué negociar con Anaya, porque los primeros pactarían por cuenta propia. No cabe duda: A Manlio Fabio ‘le gira la ardilla’. Sabe que un relevo no garantiza el triunfo. Por mucho, ayudaría a frenar el éxodo priista. Se impone la lógica de una negociación y es hora de que Peña Nieto se olvide de sus fobias contra Anaya…

“Margarita: Los otros acuerdos…”

En 2006, Felipe Calderón selló acuerdos con Beltrones para tener margen de maniobra y poder gobernar. Esto fortaleció el liderazgo del sonorense al interior del PRI y a Calderón se le abrieron las puertas en los enclaves liberales, que tampoco tenían opción por el desgaste que venían arrastrando desde el gobierno de Carlos Salinas. Manlio Fabio fue la figura central que amortiguó los efectos de que el PRI no pudiese recuperar el poder. Sin embargo, durante los dos primeros años del sexenio en curso, Peña Nieto necesitó a los partidos de oposición para las reformas y Calderón se convirtió en el símil de Manlio por parte del PAN. Hoy, la situación ha cambiado. La negociación con Anaya incluye llegar a un acuerdo con Margarita Zavala, Por los motivos obvios del encono suscitado al salir ella del PAN, Calderón estorba. Beltrones se lo ha dicho claramente al presidente: ‘Sería impensable que Calderón fuese el interlocutor de Margarita’, lo que quiere decir que o se negocia directamente con ella o que designe a otro interlocutor…

Vinculado a lo anterior, está el desgaste de Felipe ante la opinión pública. De paso, el de Sonora tiene en cuenta que gente de Calderón se ha sumado con AMLO. Un mediador lógico sería Vicente Fox, algunos de cuyos incondicionales están apoyando a Ricardo Anaya, aunque no faltan los que creen deba ser un zavalista propiamente…

En otro plano, el INE anunció que estaban en marcha las investigaciones sobre ‘El Bronco’, Armando Ríos Piter y Margarita Zavala por el asunto de las credenciales. Beltrones sabe que lo anterior podría gravitar a favor de la negociación y que ya no es viable jugarla por Margarita. Los gobernadores panistas que le apoyaban han optado por Anaya, porque igualmente visualizaron la negociación que se avecinaba. A estas alturas, es evidente que Beltrones quiere hacer dupla con Emilio Gamboa, su aliado natural, en los acuerdos a que haya lugar. En el contexto, se advierte que las condiciones son propicias para una alianza porque AMLO acaba de cometer un error estratégico delicado…

“AMLO: El error estratégico…”

¿Cómo fue posible cuando, al mismo tiempo, Reforma publicó una encuesta registrando que AMLO creció en tanto Anaya, Meade y Margarita perdieron puntos? Es verdad que, un día antes, Reforma también difundió otra sobre los universitarios destacando Anaya, lo que crispó al ‘Cuarto de Guerra’ de Andrés Manuel. La hoja de ruta lo dicen todo. Se rompió el vínculo entre AMLO y Carlos Slim, por el tema del NAICM. El empresario tronó contra la idea de cancelarlo y los efectos se potenciaron por la renegociación del TLCAN. Ildefonso Guajardo apretó el paso, en medio de presiones, en México y EU, en pro y en contra de llegar rápido a un acuerdo antes del 1 de julio. Ahí tuvo lugar la difusión de la encuesta de los universitarios. Pescan a López Obrador viajando en un avión privado tipo taxi. Se quiso dar salida aduciendo que era nada comparado con los lujos de otros aviones, pero el punto es que AMLO dijo que viajaría en vuelos comerciales. La austeridad republicana se fracturó. Vino la encuesta de Reforma dándole 22 puntos de ventaja ante Anaya. Le siguió la declaración del PES, en el sentido de que no formarían bloque con MORENA en la próxima Legislatura. Muchos vieron en ello la mano de Osorio Chong para calmar a empresarios e inversionistas, a petición de Peña Nieto. Se sumó la denuncia de un abogado ante la PGR contra AMLO y su esposa por lavado de dinero…

Pero ‘la gota que derramó el vaso’ fue la negativa de Andrés Manuel a la invitación de CONCANACO-SERVyTUR para un debate entre candidatos presidenciales. Juan Pablo Castañón, cabeza del CCE, canceló la mesa de revisión del caso NAICM. Señalando que no podían dialogar con quien se negaba a escucharlos. Cuando López Obrador quiso maniobrar, era demasiado tarde y lo agravó acusando a la ‘Mafia del poder’. Pasó de las discrepancias con Carlos Slim a la ruptura con la cúpula empresarial. La presión de los empresarios hacia el presidente para que pacte con Anaya está garantizada…

“Rumbo al debate…”

Para que aumenten las posibilidades de que un acuerdo para un gran frente tenga éxito, la negociación deberá hacerse en varios ámbitos. Gobernadores, partidos, candidatos concurrentes en los tres niveles; ‘generales’, ‘coroneles’ y ‘tropa’ que le queda al PRI; pero sobre todo la ciudadanía, los electores interesados en un futuro mejor…

¿Tendrá éxito la negociación? Este escenario se está gestando. ¿Negociará EPN con Anaya a través de emisarios o cederá la tarea a Beltrones y Gamboa? Está por decidirse. El perfil de una alianza de poderes fácticos, que conste que llevo meses hablando del tema, se irá aclarando con el primer debate. ¿Quién será el protagonista? ¿Quién ganará? Quizá no cambie directamente lo que dicen las encuestas, pero si empujará al acuerdo en un sentido o en otro. He ahí lo delicado del error estratégico cometido por López Obrador. De darse un pacto, ¿alcanzará para ganarle a Andrés Manuel? ¿Y si la encuesta de Reforma se publicó precisamente para empujar a una alianza que impida el ascenso del populismo? De fallar en el debate, potenciarán a AMLO hacia la victoria. Lo sabremos sobre la marcha y, sin duda, la noche del 1 de julio…

Hasta entonces…

Comentarios: confinespoliticos@yahoo.com

Twitter: @confinespol


Semblanza

Juan de Dios Andrade

Politólogo. Analista político y asesor. Especializado en historia y política mexicana, geopolítica y geoestrategia, Historia de las ideas políticas, teoría política y análisis de escenarios del poder. Autor de la columna Confines Políticos.

Ver más +

Encuesta