Jueves, 26 de Abril de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



El Contrincante de AMLO…

Lunes, Abril 16, 2018 - 07:51
 
 
   

Escenario que teme AMLO. Disputa por la Agenda. Pendientes de Anaya. Meade: voto fragmentado.

Estamos a unos cuántos días de que inicien las campañas concurrentes y, en el inter, tendrá lugar el primer debate de los cinco candidatos a la Presidencia. Es verdad que, en elecciones anteriores, los debates no han cambiado sustancialmente las tendencias, pero tampoco debemos subestimar el valor de las redes sociales y las nuevas formas de participación ciudadana. Al margen de lo anterior, el encuentro del próximo domingo servirá para configurar escenarios. Todas las encuestas coindicen en que Andrés Manuel lidera la competencia, en que Ricardo Anaya se mantiene en segundo lugar y que Meade no logra salir del tercero, así como de la cuarta posición para Margarita. Como era de esperarse, ‘El Bronco’ arranca en quinto sitio. Revivir la candidatura del último, nos indica que Los Pinos se han jugado una carta decisiva en un momento en que Meade luce liquidado. Se ha retornado al esquema original, de encaminar a Margarita Zavala a romperle la ‘columna vertebral’ a Anaya y al ‘Bronco’ para hacer lo propio con López Obrador. La agenda de ambos, lo dice…

 

La esperanza del grupo de Luis Videgaray estriba en que el doble juego le permita a José Antonio avanzar en solitario o, mejor dicho, hacer caer a los dos primeros para generar el efecto visual de que Meade va ‘viento en popa’. En el fondo, hay sólo tres candidatos con dos periféricos. Para que los dos últimos tengan posibilidades, tendría que haber una ruptura de buen calado en los tres mencionados o que de plano la barra de indecisos se decante en masa por uno de ellos, cosa que se antoja muy difícil…

 

Sin embargo, una cosa es un hecho: las posiciones siguen igual. En lo que difieren las encuestas es en el porcentaje y en la distancia que media entre unos y otros. Así arribarán al debate y, quizá, así arranque el resto de las campañas…

 

 

“Dos escenarios…”

 

Si Meade llegase a ser alcanzado o rebasado por Margarita o por ‘El Bronco’, sería la debacle de Los Pinos. Están en juego dos escenarios: ¿Quién le va a disputar el triunfo a AMLO, Anaya o Meade? Si las encuestas coinciden en quién va a la cabeza, su lugar en el desenlace parece asegurado. De seguir la lógica de las posiciones, las posibilidades de Anaya como contrincante real son altas. Falta ver lo que pase con los otros tres. Dudo mucho que Margarita haya sellado un pacto con EPN para servir de ‘palera’, pero la estrategia orquestada desde el poder es muy clara. Ella y ‘El Bronco’ son vistos como variables para modificar la correlación de fuerzas de los otros tres, en beneficio de José Antonio Meade…

 

En tanto no haya un empate en el tercer lugar, el contrincante de AMLO será o Anaya o Meade. Las encuestas también registran una fuerte carga negativa del exsecretario, por vía del PRI o por la mala imagen de Peña Nieto. Por eso no ha podido empatar al candidato del Frente y parece que no lo hará, a menos que se divida el voto del tabasqueño y del queretano…

 

 

“La polifacética agenda antisistémica…”

 

El que Andrés Manuel lidere la contienda no se debe a que lleve un cuarto de siglo en campaña, sino a que se adueñó de la agenda antisistémica. Cuando eres oposición, ‘el papel y el discurso lo aguantan todo’. Puedes decir lo que se te ocurra porque, finalmente, no eres gobierno. El concepto de ‘la mafia del poder’ expresó lo anterior, pero la clave estuvo en el plan elaborado por el malogrado Manuel Camacho Solís, partidario de crear un partido hegemónico. Es decir: un líder populista en torno al cual girase el entramado de intereses, los pactos y el resto de las candidaturas. Pero de suyo, incluyó una falla sistémica: Al no alcanzarle con un esquema tan monolítico, AMLO tuvo que abrirse a un pacto con el PT y el PES, así como aceptar a personajes y grupos muy disímbolos. No podía ser de otra manera: el resultado ha sido una serie de promesas en ruta de colisión entre sí, más que contra el ‘sistema’ al que dice querer destruir. O, mejor dicho, parte de ese ‘sistema’, la Vieja Guardia del PRI, se le ha venido sumando. De ganar, con alguien quedará mal…

 

Ricardo Anaya decidió seguir otra ruta acorde con la idea de formar un gobierno de coalición: acuerdos múltiples y candidaturas no homogéneas, incluso con candidaturas opuestas en tal o cual lugar. Es cierto que, al iniciar las esas campañas, podría derivar en una fragmentación que dé al traste con la estrategia presidencial. Pero de funcionar, potenciaría a Ricardo Anaya. Más todavía: al intentar arrebatarle el control de la agenda antisistémica, el ‘Cuarto de Guerra’ de Anaya cometió un error estratégico notorio. De salvar lo primero y corregir lo segundo, se consolidará como el competidor real de López Obrador. Eso lo veremos en el primer debate y en las campañas locales…

 

José Antonio Meade enfrenta la situación más complicada por representar al ‘sistema’ al cual se pretende destruir, expresado en el rechazo de la ciudadanía a Peña Nieto y al PRI. El cálculo de que Meade simplemente podía ‘crecer’, estuvo mal hecho y ya no hay modo de corregirlo. He ahí la importancia de usar al ‘Bronco’ y a Margarita. ‘Si Meade no puede crecer, hay que dividir el voto de los otros dos’. La encuesta de Parametría registra a Meade estancado, pero también a AMLO con una ventaja de 18 puntos sobre Anaya. Algunos lo desestiman aduciendo que, en 2012, dio una ventaja muy grande a EPN, fallando por 16.38 puntos. Sin duda, un antecedente a considerar…

 

 

“El escenario probable…”

 

Massive Caller, por su parte, dice que AMLO tiene 35.45%; Anaya, 27.35%; Meade, 13.45%; Margarita, 8.30% y ‘El Bronco’, 1.30%. La diferencia entre AMLO y Anaya es de 8.1%. Esto indica que, en parte, se configura el primer escenario previsto por Quadratin-Think (ver entrega anterior) y que Margarita resta a Anaya, pero también a Meade. En el ‘Cuarto de Guerra’ de AMLO temen que se diluya el escenario de ventaja amplia de AMLO y lo registrado por Massive Caller (8.1%) derive en lo previsto por Think: una ventaja de 3 puntos que, por margen de error de las encuestas, abriese la posibilidad de un ‘empate técnico’. Sería desastroso para Andrés Manuel porque, encimado con la dinámica de las campañas locales, estaría en riesgo de perder. Claro que para que eso ocurra, Anaya debe resolver los dos aspectos indicados y que fracase la doble estrategia de Los Pinos. Los hechos hablarán…

 

Las dificultades de Meade no se reducen sólo a que le ‘ayuden’ dividiendo el voto de AMLO y de Anaya, sino también a no poder disputar la agenda que tiene una impronta ansistémica. A menos que llegue al debate con unos ‘misiles’ que cambiasen el eje en torno al cual gira la mayoría del electorado. Ambas cosas han provocado el encono al interior de la élite gobernante, sobre todo entre el grupo de Videgaray y la Vieja Guardia del PRI. La razón está a la vista: pasan los días y el candidato no remonta. Si en el debate no ocurriese algo espectacular que favorezca a Meade o entre finales de mes y principios de mayo, Peña Nieto tendrá que decidir entre ‘cambiar de caballo a media carrera’ (hundiendo a Meade y lanzando a Margarita o al ‘Bronco’, con altísimo riesgo de un desplome total) o una alianza de poderes fácticos con Anaya…

 

Hoy, desde el PRI y su periferia dicen ‘no’ a un acuerdo con Anaya, aduciendo todo lo que se han dicho ambas partes. Pero de no funcionar la estrategia, quizá cambien de opinión para mediados de mayo. Hay otro motivo: las encuestas comienzan a registrar un ‘voto útil’ más favorable a Anaya. Pese a todo, tampoco se puede ignorar que es factible otro escenario con tres variables: que la disputa por el segundo lugar sea tan desgastante que AMLO gane ampliamente, por 3 puntos o por una ventaja mínima. Como en 2006 Calderón, pero a la inversa. En otro plano, está la disputa por el Congreso. Los mensajes de AMLO están en función de alcanzar el control de la próxima Legislatura federal, donde las encuestas registran una fuerte competencia con el Frente que apunta a la posibilidad de ser la primera fuerza. En tal caso, una alianza de todos los grupos, liderados por el Frente, lo neutralizaría en la Presidencia…

 

La Vieja Guardia piensa que la gente de Videgaray se engaña creyendo que sigue en disputa el segundo lugar, cuando Meade sigue en tercero y Anaya se sostiene en el segundo. Le exigen al presidente la entrega de la conducción de la campaña para sacarla a flote o ser ellos quienes pacten con Anaya, o con quien pueda ganar…

 

Hasta entonces…

Comentarios: confinespoliticos@yahoo.com

Twitter: @confinespol


Semblanza

Juan de Dios Andrade

Politólogo. Analista político y asesor. Especializado en historia y política mexicana, geopolítica y geoestrategia, Historia de las ideas políticas, teoría política y análisis de escenarios del poder. Autor de la columna Confines Políticos.

Ver más +

A un mes del inicio de las campañas federales, algunos candidatos priístas de Puebla están que echan madres contra la dirigencia estatal y nacional de su partido, por la falta de apoyos para promoverse y hacer proselitismo y por las evidencias que algunos distritos podrían estar negociados para perderse ante recomendados del ex gobernador Rafael Moreno Valle.

Encuesta