Martes, 17 de Julio de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Corruptos predican contra la corrupción

Domingo, Abril 15, 2018 - 18:37
 
 
   

De las sucias maniobras de percatan todos, los especialistas y la gente común.

Inseguridad y corrupción, corrupción e inseguridad son las dos piezas de una tenaza que aprieta al país. Nuestro estado incluido, claro.

Las encuestas una y otra vez apuntan a estos problemas. Se agregan economía, desempleo, impunidad e injusticia. Y terminan por ir enlazados  todos.

El ciudadano, el hombre común, todos nosotros, somos innegablemente parte del problema. Ya lo hemos dicho, no somos ajenos a ese monstruo que se come al país.

Pero la parte rectora, la que tiene en sus manos el poder, el gobierno, las leyes y los recursos, hace bastante rato que no se mueve. O lo hace de manera lenta. Y lo más grave, muchas veces es la protagonista principal, o la que se beneficia y  encubre.

Esta el caso terrible del perdón y premio a Jaime Rodríguez El Bronco.

A un hombre común lo hunden en prisión por falsificar un pasaporte, una credencial de elector, una licencia,   o  unos billetes. A este sujeto, un farsante patético, no sólo le perdonan la falsificación de más de 800 mil credenciales de elector, sino que lo ungen candidato a la presidencia.

Sólo un ingenuo o estúpido se traga el cuento de  que fue por un fallo del Tribunal Electoral Federal. Ellos fueron el instrumento. Los operadores cómplices. La instrucción vino de la presidencia. Es evidente que forma parte de la estrategia para despejarle el camino a Meade y estropeárselo a López Obrador.

Este razonamiento lo he escuchado reiteradamente hasta por parte de  personas comunes y ajenas al ámbito político. Cualquier muchacho preparatoriano deduce las huellas y modos de la delincuencia gubernamental.

 Esto es corrupción pura. Corrupción no es sólo robarse tajadas del presupuesto o comisiones millonarias. Es también corromper la justicia, es prostituir el poder con maniobras burdas y escandalosas.

Y si esto ocurre en los más altos niveles del poder, ello equivale a una expedición pública de licencias para delinquir de la cúspide a la base.

Pero el absurdo mayúsculo no queda ahí, sino que fuera del país, el presidente va a la Cumbre de Lima a… ¡a predicar contra la corrupción.!!!!

Él, cuyo gobierno es el único del mundo que protegió y protege a los delincuentes beneficiarios de la corrupción de Odebrecht, que en otras partes ha concluido con el encarcelamiento de presidentes y ministros.

El hombre de la calle, que observa todo esta asquerosidad, y que la sufre en la vida diaria con la despreciable justicia que pone a los ladrones  fuera de las prisiones y a los falsificadores en la cumbre del poder, termina por tomar la justicia en su propia mano.

Sí, esta clase de impunidad y delincuencia instituida e institucional, subyace en los linchamientos populares, por ejemplo. No cuesta trabajo encontrar los vasos comunicantes entre unas y otras acciones. No es una causa directísima ni determinante, pero en absoluto es ajena.

Si la sociedad no lo razona con la profundidad de un académico, lo intuye,   lo toma y aplica con la practicidad de un aldeano.

¡Y con acciones de esta naturaleza, a la vista de todos, el presidente busca conservar el poder!

Una torpeza tras otra hemos visto durante todo el sexenio en  una cadena que parece interminable. Da la impresión de que no se les agota la imaginación para alimentar la ira popular, y lo buscan hacer hasta el final mismo del sexenio.

Claro, por este callejón aparece la otra delincuencia, la que simplemente medra. La que saca tajada del cinismo empoderado. La que roba trenes, ductos, gasolina y gas, tráileres o pipas. Y que, de algún modo, goza también de la protección o el disimulo de autoridades de todos los niveles.

Hoy los poderes exudan corrupción, impunidad y cinismo.

Lo grave, lo más grave de todo esto, es que se llevan al país entre las patas.

xgt49@yahoo.com.mx


Semblanza

Xavier Gutiérrez

Es periodista desde 1967. Ha sido reportero y director de medios impresos y conductor de programas de radio y televisión. En su trayectoria periodística ha sido articulista, columnista, comentarista y caricaturista. Es autor del libro “Ideas Para la Vida” y ha desempeñado cargos públicos en áreas de comunicación. Desde hace diez años conduce el programa de televisión “Te lo Digo Juan…Para que lo Escuches Pedro”.

Ver más +

La Corte de los Milagros.

Prospectos para un hipotético interinato

En algunos círculos de Morena ha comenzado a especularse sobre quién sería designado gobernador interino, en el hipotético caso de que en Puebla se anularan las elecciones —después del 15 de septiembre— y la nueva Legislatura, la LX, tuviera que nombrar un gobernante para cubrir el periodo que se abrirá entre el saliente, José Antonio Gali Fayad, y el que sería electo en un proceso extraordinario.

Encuesta