Martes, 18 de Septiembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Anaya y la Ambivalencia de AMLO…

Lunes, Marzo 12, 2018 - 06:19
 
 
   

Meade, Segundo Intento. Guiño de AMLO a EPN. Anaya: Liderar Antisistémicos. ¿EPN vs Salinas?

Con la difusión del nuevo spot contra Anaya, Meade intenta por segunda ocasión bajarlo del segundo lugar. Falló el primer intento y, aunque las expectativas son mínimas, vamos a ver si logra el resultado esperado. Digo que son ‘mínimas’ porque banqueros y financieros recibieron muy bien a Meade, pero tienen pocas esperanzas de que remonte. A la par, piensan que AMLO perderá la elección, aunque ahora encabece las encuestas. ¿Tendrán razón? Los hechos lo dirán. Pero por lo pronto, AMLO ha dado un giro radical en su estrategia, lo que revela sus temores: Sabe que podrían darle alcance y que Anaya sigue siendo el mejor habilitado para ello. Con mayor razón si Meade fallase en su segunda maniobra. Los abucheos y gritos de ‘¡Fuera! ¡Fuera!’ en el encuentro con Vergara y la gente de Omnilife en Jalisco, sienta un mal precedente. José Antonio Meade no es una persona que caiga mal a los demás. El rechazo se debe al alto nivel de hartazgo ciudadano, sin olvidar las pugnas locales al interior del PRI y con el gobernador en turno…

Con distintas expresiones, AMLO lleva días acentuando su discurso sobre el ‘perdón’ y la ‘amnistía’. Asegura que todos los corruptos cambiarán su forma de ser al ver que él no lo es. Parece la versión bizarra de aquellas palabras bíblicas: “Venid a mí, benditos de mi Padre”. El toque mesiánico de su discurso es innegable, mismo que en otros casos históricos ha traído malos resultados. Junto a los cambios en los parámetros éticos de sus mensajes, está una buena cantidad de gobernantes populistas que dijeron una cosa e hicieron otra al llegar al poder. ¿Por qué AMLO sería diferente? Esa es la pregunta…

“La mafia del poder…”

No faltan los que creen que la modificación es un mensaje a Peña Nieto y ‘la mafia del poder’: ‘Facilitar su ascenso a cambio de impunidad’. Esto explica el endurecimiento de Anaya: ‘Cárcel para Peña Nieto si cometió delito’, ‘acabaré con el pacto de impunidad’. Andrés Manuel ha dicho que le van a ‘echar montón’ y, de ser así, lo que propone a Peña Nieto es que mejor pacten con él y no con Anaya. Al terminar Meade en tercer lugar en la precampaña, se sopesó la opción de apoyar al que fuese en segundo lugar para poder ganarle a AMLO. He aquí a López Obrador echando por la borda su promesa de combatir la corrupción, al hacerle un guiño a ‘la mafia del poder’. De paso, también socavó su triple promesa: ‘No robar, no mentir, no traicionar al pueblo’…

¿Qué es lo que está pasando? Mientras AMLO se mueve en dirección a la élite que detenta el poder, Anaya va en pos del hartazgo ciudadano que el primero está soltando. ¿Habrá cometido un error AMLO al dejar de lado la tendencia antisistémica, cuyo nivel es altísimo? ¿Será un error de Anaya alejarse de la posibilidad de un acuerdo con los poderes fácticos para derrotar a AMLO? En otro plano está la filtración de que Peña Nieto habría dicho que prefiere entregarle el poder al tabasqueño que al queretano…

Una cosa es cierta: Un eventual pacto de Peña Nieto con AMLO provocaría reacciones negativas en el sector financiero y bancario. Agreguen lo dicho por Trump en el contexto de la renegociación del TLCAN: ‘Quizá sea mejor entenderme con el próximo presidente’, ‘México y Canadá quedarán exentos de aranceles al acero y aluminio, pero dependerá de cómo resulte el acuerdo sobre el TLCAN’…

“Escaramuzas palaciegas en el PRI…”

Del grupo de Manlio Fabio Beltrones y del sector duro mexiquense, salió la versión de que el choque entre Peña Nieto y Anaya se debía a una ruptura entre Carlos Salinas y el presidente. Habría girado en torno a Claudia Ruiz Massieu y su encontronazo con Luis Videgaray, al invitar al entonces candidato Trump a verse con Peña Nieto. La avanzada salinista estaría representada por un grupo de empresarios a disgusto con el presidente, liderados por Claudio X. González padre, y por los buenos oficios de Diego Fernández de Cevallos. Asimismo, de convertirse Jorge Castañeda en jefe de campaña del Frente. ¿Habrá ruptura o un desacuerdo por los alcances de un pacto con AMLO? ¿Será que Carlos Salinas desconfía de las posibilidades de Meade? Como sea, no es creíble que Diego Fernández sea un emisario del expresidente y los desacuerdos con Claudio X. González tiene otros motivos. Lo que no podemos ignorar es que salinistas y zedillistas aparecen entre los aliados de López Obrador, y Claudia Ruiz Massieu está apostada por Meade…

Lo de Castañeda más bien se usa para provocar un conflicto entre él y Santiago Creel. Les preocupa que Jorge Castañeda pueda encabezar a los intelectuales y líderes de opinión que firmaron la carta a EPN, pidiéndole no usar a la PGR contra un opositor. Lo evidente es que continúan los desgajamientos en el PRI. La mayoría rumbo a MORENA y algunos hacia el Frente…

“La confrontación que se avecina…”

De no remontar José Antonio Meade, en vistas de que las campañas arrancarán a fin de mes, a Peña Nieto sólo le restará decidir ante quién quiere perder: ¿Ante AMLO o ante Anaya? Meade enfrenta una tendencia anti-PRI y antisistémica que pretende ‘cobrarle la factura a la élite en el poder a través de él. En la cúpula gobernante hay algo más que resentimientos y aversiones. Está en juego la configuración del siglo XXI, luego del desafío lanzado por Donald Trump a la élite globalizadora que ganó la Guerra Fría. Mientras Salinas se consolidó con la globalización trilateral, a Peña Nieto le tocó la era de Trump…

Las decisiones no son fáciles. Tanto en el ámbito político como empresarial, se teme que apostar por AMLO pondría a México en ruta de colisión con Trump o con quien sea el próximo presidente de Estados Unidos. En América, Asia y Europa, existe una lucha entre tres grandes vertientes: la que se asienta en la democracia liberal (misma que requiere ajustes y que se sienten más a gusto con la globalización triunfadora de la Guerra Fría), el populismo autoritario de corte ultranacionalista (Trump, Bannon y populistas europeos) y el populismo autoritario de cuño revolucionario (hoy identificado con Cuba y Venezuela, cuestionado por las dos primeras corrientes). Esta podría ser la causa del desacuerdo entre Peña Nieto y Salinas…

El domingo hubo elecciones legislativas en Colombia, antecedidas por las elecciones italianas donde se impusieron los partidos populistas y nacionalistas (lo que abrió nuevas expectativas en Francia y motivo la gira de Bannon para apoyar). Los llamados partidos de derecha y conservadores se impusieron, logrando Álvaro Uribe la votación senatorial más alta en la historia de Colombia. Uribe se basó en una estrategia contra el castrochavismo y los resultados están a la vista. El 27 de mayo medirán fuerzas para elegir presidente, entre Iván Duque y Gustavo Petro, representando la alianza de derechas e izquierdas…

En México estamos a punto de decidir quién será la alternativa al populismo autoritario. Intentando salirse del esquema, Andrés Manuel negó querer convertir al país en otra Venezuela, dijo que no se reelegirá y negó todo vínculo con el castrochavismo. En eso estaba cuando Gerardo Fernández Noroña apareció en Venezuela defendiendo a Nicolás Maduro. En un santiamén, se vino abajo la estrategia de López Obrador y se reavivaron los temores…

La confrontación de Meade y Enrique Ochoa Reza con Anaya, favorece a AMLO. De no rendir beneficios a Meade, empezarán las presiones internas y externas para darla por terminada. Pues de facto, Los Pinos, Meade y el PRI parecen los promotores de Andrés Manuel. Sin querer, convierten a Anaya en la única opción viable ante AMLO…

Hasta entonces…

Comentarios: confinespoliticos@yahoo.com

Twitter: @confinespol


Semblanza

Juan de Dios Andrade

Politólogo. Analista político y asesor. Especializado en historia y política mexicana, geopolítica y geoestrategia, Historia de las ideas políticas, teoría política y análisis de escenarios del poder. Autor de la columna Confines Políticos.

Ver más +

Encuesta