Martes, 25 de Septiembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



8M. Día internacional de la mujer y #AhoraEsElMomento

Jueves, Marzo 8, 2018 - 23:20
 
 
   

Un mundo de hombres para hombres. ¿Y las mujeres? ¿Dónde quedamos? O mejor dicho, ¿cómo quedamos?

«Conseguir la igualdad de género y empoderar a las mujeres y las niñas son tareas pendientes de nuestra época y constituyen el mayor desafío en materia de derechos humanos del mundo». — António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas (Fuente: Nacionales Unidas).

Una vez un hombre, criticando mi feminismo, me dijo que las mujeres nacimos en un mundo de hombres y queremos encajar en él. Que si los hombres hubieran nacido en un mundo de mujeres, tampoco encajarían. Lo curioso es que según la Encuesta Intercensal 2015, la población mexicana estaba conformada por 61 millones de mujeres y 58 millones de hombres. (Fuente: INEGI. Encuesta intercensal 2015) y a nivel mundial, datos recientes, calculan apenas una diferencia de 0.4% más hombres que mujeres (Fuente: Countrymeters, 2018).

Este mundo de hombres, en el que vivimos casi la misma cantidad de mujeres, es un mundo que tiene al centro el poder y, alrededor de éste, millones de hombres intentando poseerlo. Las mujeres se vuelven acompañantes en la competencia o incluso, objetos que se pueden tener gracias al poder. Para tener el poder, los hombres están dispuestos a todo, y cada uno, en su ámbito de acción, busca tener aunque sea un poco. El poder aglutina muchos significados, posibilita la reivindicación de la virilidad, es el sujeto potencia quien lo ostenta. El hombre puede tener un trabajo, tener una novia, tener una esposa, tener hijos y/o hijas, puede poseer a la mujer que desee, puede matar, puede dominar, puede controlar, puede tener un mejor trabajo, puede ganar más, puede golpear, puede ofender, puede sentarse con las piernas abiertas, puede andar solo por las noches, puede cuidar y proteger, puede emborracharse cuando y donde le plazca, puede tocar, puede ejercer su sexualidad, puede conquistar territorios, planear e ir a la guerra o hacer la paz.

En otras palabras, el hombre siempre está teniendo que demostrar a otros que lo tiene. Y eso ya es problema para las mujeres porque, en esta cadena de poder, muchas veces terminamos siendo usadas por ellos. Sin embargo, el problema mayor se da cuando el hombre no puede. En ese momento, todo lo primitivo y lo que se juega en no tenerlo, emerge con furia y daña, mata a otros hombres y a las mujeres.

Actualmente, la tasa de feminicidios en México va a la alza. Diariamente mueren en promedio 7 mujeres por esta causa y la mayoría de casos no se resuelven. (Fuente: Expansión, 2018). Es verdaderamente aterrador leer cada día las noticias sobre mujeres encontradas en las condiciones más aberrantes. La saña con la que hombres asesinan mujeres, ultrajando sus cuerpos y sus mentes, es inverosímil. Tal como ONU Mujeres propone, #ahoraeselmomento de dirigir la mirada a México y sus instituciones, y por supuesto, a sus hombres, que no se trata de mujeres “sin nada que hacer” quejándose por deporte, se trata de un problema que toca a todos. #ahoraeselmomento de trabajar en políticas públicas que realmente apunten a mejorar la situación de las mujeres mexicanas, porque a pesar de existir un protocolo de acción ante los feminicidios, de la activación de la Alerta de Género, de las leyes y más leyes que se promulgan, la situación no cambia, porque al frente de las instituciones se encuentran hombres (la mayoría de las veces) que no están interesados en la mujer, porque siguen pensando que ella fue la culpable de que le pasara, por vestirse de tal manera, por andar sola en la noche, por estar bonita, por trabajar, por salir a estudiar o por cuantas razones se les ocurren. 

Pero, ¿cómo sensibilizar a 58 millones de mexicanos? ¿Cómo transformar la forma de pensar y de actuar de 119 millones de mexicanas y mexicanos? ¿Cómo dejar de reproducir los estereotipos de género, los roles y las pautas de conducta del machismo y del poder al centro ostentado por el hombre? Un buen comienzo, que organismos internacionales prendan el reflector y lo dirijan hacia nuestro país con #ahoraeselmomento. Y este 8 de marzo de 2018 ha sido un buen día para repensar la violencia contra las mujeres, para conmemorar la lucha de muchas de ellas, quienes incluso han dado su vida para lograr los cambios que se han conseguido; por el granito de arena con el que han contribuido para dirigirnos hacia un mundo más justo y equitativo. Un mundo que no busque empoderar a las mujeres y desempoderar a los hombres, sino que pretenda hacer el poder a un lado, lograr la cooperación, la solidaridad y la posibilidad de cuidar de unos y otras para alcanzar la responsabilidad de vivir con libertad.

Fuentes:

Página oficial de las Naciones Unidas. Día Internacional de la Mujer. Consultado el 08 de marzo de 2018.

INEGI. Cuéntame. Encuesta Intercensal 2015. Consultado el 08 de marzo de 2018.

Countrymeters. Población mundial. 2018. Consultado el 08 de marzo de 2018.

Expansión.mx ONU Mujeres lanza campaña #AhoraEsElMomento contra los feminicidios en México. Publicado el miércoles 07 de marzo de 2018. Por CNN Español. Consultado el 08 de marzo de 2018.


Semblanza

Guadalupe Carrasco

Guadalupe Carrasco Hernández nació en Coyoacán, en la Ciudad de México. Es egresada de la Licenciatura en Psicología de la Universidad de Londres. Psicoterapeuta en consulta privada, Orientadora Educativa con diplomado en Tutorías por el Tecnológico de Chalco y con Especialidad en Competencias Docentes por la Universidad Pedagógica Nacional, con Certificación en Competencias Docentes por Programa de Certificación Docente del Nivel Medio Superior (CERTIDEMS). Con experiencia laboral en diversas áreas (ventas, seguros, fianzas) y en diferentes ramas de la Psicología (psicoterapia, capacitación). Actualmente radica en Tenancingo, Estado de México. En 2017, fue finalista en la categoría de Cuento en los XL Encuentros Deportivos y Culturales convocados por el Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM).

Ver más +

Encuesta