Sábado, 23 de Junio de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



México, la batalla en las redes sociales

Miércoles, Febrero 14, 2018 - 21:35
 
 
   

En este proceso electoral de 2018, las redes sociales son ya un notable campo de batalla.

Hace unos días  apareció en México  un nuevo sitio  en las redes sociales. Se llama pejeleaks.org y está destinado a revelar supuestos actos de corrupción, ilegalidad etc., en los cuales pudiera incurrir Andrés Manuel López Obrador. Lo deplorable de esta iniciativa, además de ser un libelo cibernético para desprestigiar  a quien encabeza las preferencias electorales presidenciales, es que sus autores o responsables permanecerán en el anonimato. El hecho ilustra lo importantes que se han vuelto las redes sociales en México en la vida cotidiana y en el proceso electoral. Las redes sociales se han vuelto un campo de batalla decisivo y los partidarios de López Obrador las han convertido en un eficaz medio para contrarrestar la guerra sucia que le hacen.

El propio López Obrador se ha referido a la utilidad que han tenido el Twitter, Facebook, Instagram, WhatsApp, Youtube en alguno de los videos que por dichos medios se reproducen  millones de veces. Ha dicho “¡benditas redes sociales!” y las ha valorado por desactivar la feroz propaganda de la derecha neoliberal en su contra. Y el conductor de noticiero Joaquín López Dóriga, en alguna entrevista que le hizo a López Obrador, le dijo “Es usted el rey de las redes sociales”, afirmación que comparten no pocos de los que se dedican a dichas redes.

Contrariamente a lo que se ha dicho, el uso de redes sociales es algo que ya no solamente compete a las clases y capas más altas de la sociedad mexicana. Una firma de análisis revelaba que durante el segundo semestre de 2016, el número de usuarios había crecido en un 18.9% respecto al mismo período en 2015. Esto implicaba que los usuarios de las distintas plataformas  ascendían en ese momento a 64.5 millones de internautas. Otro estudio hecho en 2017 por una asociación llamada Asociación de Internet Mx, elevaba el número de usuarios de internet en México a 70 millones de personas (57% de la población total). El estudio también afirmaba  que 9 de cada 10 internautas mexicanos estaban interesados en la evolución de los procesos electorales de 2017 y 2018. Además,  6 de cada 10 consideraban que internet los acercaba a los procesos democráticos y decían que se informarían a través de las redes sociales y portales de noticias, de las propuestas de campaña, actores políticos, casos de corrupción y transparencia de los candidatos.

Un dato muy importante de este estudio es que afirmaba que en 2006, el año en el cual la derecha  declaró que López Obrador era “un peligro para México”, el número de usuarios de internet era de 20 millones (18% de la población total), es decir 50 millones menos de lo que en la actualidad sucede. Además, el 90% de los usuarios acceden a las redes a través del teléfono celular, por lo que la información cualquiera que esta sea, corre rápidamente y sin obstáculos mayúsculos. Con una población de usuarios de internet y redes sociales que pasó del 18% en 2006 a 57% en 2017, no cabe duda que el uso de redes fue una sabia decisión de los estrategas electorales de López Obrador y de los millones de sus simpatizantes. En este proceso electoral de 2018,  las redes sociales son ya  un notable campo de batalla. Con una  diferencia  de 11-15% en las preferencias electorales sobre su más cercano competidor, el fraude será lo único que le impida  que en diciembre de 2018 asuma la presidencia. El trabajo territorial, las amplias alianzas que está tejiendo y  la batalla en las redes serán los antídotos eficaces a dicho fraude.


Semblanza

Carlos Figueroa Ibarra

Ver más +

Este jueves venció el plazo, con prórroga incluida, que tenían los partidos políticos para acreditar representantes ante las mesas directivas de casilla. En la entidad poblana se instalarán 7 mil 547 casillas, de las cuales 2 mil 101 corresponden a la capital del estado, distribuidas en los siete distritos locales en que se divide. Según la normatividad vigente, los partidos políticos nacionales tienen derecho a registrar hasta cuatro representantes en casillas donde se celebrarán elecciones locales y federales, como en el caso de Puebla.

Encuesta