Viernes, 14 de Diciembre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Las Chicas Ibero de los noventas a la caza del poder político

Miércoles, Febrero 14, 2018 - 16:28
 
 
   

Importancia de la universidad como formadora de las mujeres que participan en la elección local 2018

Roderic Ai Camp es un investigador de la Universidad de Claremont McKena en California, que se ha especializado en estudiar la formación de las elites del poder mexicanas durante el siglo XX (Camp, 2017).

Sus libros se han especializado en investigar detalladamente el ambiente familiar, educativo, social y económico de políticos, empresarios, arzobispos, militares e intelectuales para dilucidar cuál fue la formación de los grupos del poder antes de llegar a obtener el “éxito profesional.”

A partir de la década del 2000 Camp, en el libro Mexico’s Mandarins, nombró a la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe) como formadora de las elites políticas del poder federal, gracias al ascenso a la presidencia de Vicente Fox (1).

Parecía que el modelo educativo de la Compañía de Jesús en México dejaba de ser sólo para los hijos de empresarios, y algunos de sus egresados comenzaban a destacar en la política federal  (Camp, Mexico's Mandarins: Crafting a Power Elite for the Twenty-First Century, 2002, pág. 136). (2).

En Puebla, que yo sepa, no tenemos investigadores que realicen estudios objetivos sobre los antecedentes familiares, educativos y sociales de nuestra clase política local.

Valdría la pena realizarlos para conocer cuáles son las influencias educativas y sociales a las que han estado sujetos los candidatos, pero en estas elecciones, entrevemos un patrón interesante: hay varias mujeres participando en la política estatal egresadas de la Universidad Iberoamericana Golfo-Centro que cursaron en esa institución su licenciatura.

No es sólo la universidad la que impactó sus vidas: debemos tomar en cuenta la genética, género, antecedentes familiares, clase social, así como características personales, pero no podemos tomar los datos sólo como coincidencia.

La candidata de MORENA al senado, Nancy de la Sierra y la candidata a la alcaldía por el PT, Paola Migoya Velázquez, son egresadas de la Iberoamericana Golfo-Centro; la primera tiene licenciatura en Ciencias de la Comunicación (1702321, 1992) mientras que la segunda posee el título derecho (10119183, 2016).

Por el PAN, la candidata a la gubernatura Martha Erika Alonso es egresada de Diseño Gráfico de la Ibero (2971445, 1999) y por el PRI, la candidata Xitlalic Ceja es Licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública (8044876, 2013) mientras que Sandra Montalvo Domínguez, que va por la diputación plurinominal del PRI es abogada (6018854, 2009), ambas egresadas de la Ibero-Puebla (3).

En algún momento entre 1993 y 1999 coincidieron en la Ibero Sandra Montalvo, Paola Migoya y Martha Erika Alonso. Nancy de la Sierra ya había egresado un par de años antes y Xitlalic, la más joven del grupo, no concurrió con sus colegas a clases durante esa década, sino años después.

Lo que interesa en este artículo es analizar el modelo educativo de los Jesuitas en la década del 90, sistema que en teoría habría beneficiado a sus egresadas.

En el momento en el que la mayoría de Ellas ingresaron en la Ibero, gobernaba Estados Unidos Bill Clinton (1992-2000) y Fidel Castro (1959-2008) era presidente de Cuba: ambos habían sido discípulos de la Compañía de Jesús en su juventud (4), lo que tal vez habría dado realce a una educación jesuita con fines políticos.

Cuando san Ignacio de Loyola mandó a san Francisco Xavier a misiones a Asia, se narra que le dijo: “Ite, inflammate Omnia”, que se traduce en castellano como “id, inflamad todas las cosas.” (5).

Podríamos decir que las alumnas de este artículo están cumpliendo con el encargo de san Ignacio y por lo menos una, Paola Migoya, reconoce el efecto positivo de la formación jesuita en su vida (6).

Migoya y Montalvo estudiaron en la Ibero la carrera de Derecho en los mismos años, pero las demás tienen otras licenciaturas.

La pregunta sería ¿cómo le hizo la Compañía de Jesús para impartirles una educación que imprimiera en las candidatas el sello jesuítico?

En teoría las materias de integración eran las encargadas de unificar los criterios de las diferentes carreras.

Los alumnos tomaban primero una de dos materias: introducción al problema del hombre y/o Introducción al problema social que impartían el padre Escandón o el padre Polo entre otros.

Posteriormente los alumnos tomaban cuatro materias más que tenían la finalidad de introducir a los alumnos a teología, humanidades y ciencias sociales.

Las materias de integración buscaban generar un conocimiento del catolicismo en el contexto del siglo XX, fomentar la solidaridad entre los compañeros de diversas carreras y desarrollar una identidad como chicos Ibero (7).

Las políticas egresadas de la Ibero tuvieron que tomar esas materias para poder graduarse y al hacerlo obtuvieron la formación que les daría el sello de la Institución jesuita.

No sabemos si esas materias impactaron de manera positiva a las candidatas: para la mayoría de los alumnos sólo eran materias de relleno, pero la Compañía de Jesús deseaba que estas materias fomentaran los valores necesarios para crear una sociedad más cristiana.

De acuerdo con un docente de la Ibero que posteriormente trabajó en la BUAP, a partir de la crisis económica de 1994 las materias de integración entraron en crisis, dentro del esquema jesuítico.

Esto fue porque los empresarios egresados del sistema Ibero no apoyaron a los empleados en los lugares de trabajo afectados y prefirieron despedir a sus empleados para rescatar a las empresas, dejando el modelo cristiano a un lado de ayudar al prójimo prefiriendo rescatar los beneficios económicos.

No sabemos a ciencia cierta cuál sería la consecuencia de la Ibero para las candidatas, no es un tema del que se habla, pero nos podemos preguntar si algo en la fórmula educativa de los Jesuitas en Puebla ayudó a impulsar a estas mujeres y a desarrollar una capacidad de liderazgo para contender por ciertos puestos en la política estatal.

Twitter: Fofi5

Notas:

-- (1) Hasta ese momento la universidad nacional formadora de elites políticas era solamente la UNAM. Sólo un presidente no egresó de esa institución y fue Gustavo Díaz Ordaz que egresó de la actual BUAP.

-- (2) Sebastián Garrido también concluye que a partir de la presidencia de Carlos Salinas de Gortari (1988-94) se incrementó la matrícula en las carreras de Derecho en universidades particulares, entre las que está la Ibero.

-- (3) Respecto a la diputación vía plurinominal de Sandra Montalvo ver: Ruiz, Rodolfo “Estefan consiente con candidaturas a Alcalá, Antorcha y la CTM” e-consulta (11 febrero 2018 [citado 13 de febrero del 2018]): disponible en http://archivo.e-consulta.com/blogs/corte/?m=20180211

-- (4) Bill Clinton estudió en la Universidad de Georgetown y Fidel Castro en el Colegio de Belén.

-- (5) En realidad, parece que no lo dijo San Ignacio, aunque se lo atribuyó Oliver Mannaerts, un Jesuita que fue de los últimos sobrevivientes de la orden en recordar a San Ignacio.

-- (6) “Me gusta lo social, quizá el interés por resolver los problemas de pobreza me lo enseñaron los jesuitas” Paola Migoya (Torres Salmerón, 2017).

-- (7) El chico o la chica Ibero son personajes de la cultura mexicana que se caracterizan por ser “fresas” o “pijos”. Tienen un estilo de vida que se basa en una conciencia de clase social. A partir de la década del 70 Luis de Alba (egresado de la Ibero de México) con su personaje el “Pirrurris” simbolizó los excesos del chico ibero que se caracteriza por ser rico, prepotente, clasista y racista. Guadalupe Loaeza también habló sobre el fenómeno en sus libros Las niñas bien y el Manual de la Gente Bien, volúmenes 1 y 2. En Puebla era más complicado, porque en la década del 90, la UDLAP era la institución donde iba la gente más rica de Puebla: Lo dijo el propio Manuel Pérez de la Peña S.J. frente al autor en 1995, ya que él asumía que los alumnos de la Ibero de Puebla eran más “pobres” que los de la UDLAP.

Camp, R. A. (2002). Mexico's Mandarins: Crafting a Power Elite for the Twenty-First Century. Berkeley: University of California Press.

Camp, R. A. (2017). Resume. Claremont, California.

Lowney, C. (2005). El liderazgo al estilo de los jesuitas. Bogotá: Grupo Editorial Norma.

10119183, C. N. (2016). ANA PAOLA MIGOYA VELAZQUEZ. Obtenido de Buho Legal Recursos Jurídicos: http://cedula.buholegal.com/10119183/

1702321, C. N. (1992). NANCY DE LA SIERRA ARÁMBURO. Obtenido de Buho Legal Recursos Jurídicos: http://cedula.buholegal.com/1702321/

2971445, C. N. (1999). MARTHA ÉRIKA ALONSO HIDALGO. Obtenido de Buho Legal Recursos Jurídicos: http://cedula.buholegal.com/2971445/

6018854, C. N. (2009). SANDRA RUBI MONTALVO DOMINGUEZ. Obtenido de Buho Legal: Recursos Jurídicos: http://cedula.buholegal.com/6018854/

8044876, C. N. (2013). XITLALIC CEJA GARCIA. Obtenido de Buho Legal: Recursos Jurídicos: http://cedula.buholegal.com/8044876/

Garrido de Sierra, S. (2017). LA EDUCACIÓN DE LOS MANDARINES MEXICANOS, 1970-2014. Revista Mexicana de Investigación Educativa 295 vol. 22 , 295-324.

Torres Salmerón, R. (2017). Aguerrida activista, tras Puebla Capital por Morena. Ángulo 7 , http://www.angulo7.com.mx/2017/11/06/aguerrida-activista-tras-puebla-capital-morena/.


Semblanza

Alfonso Gómez Rossi

Estudió la Licenciatura en Historia en la Universidad de Arizona Tucson donde formó parte de la sociedad de honor Gamma Beta Phi (2000). Concluyó su Master en Estudios de Norteamérica en la Universidad de las Américas Puebla (2010). Actualmente cursa el  Doctorado en Creación y Teorías de la Cultura.  Es Docente en el Instituto Universitario Boulanger desde el 2007 y trabajó en Tucson Newspapers Incorporated, parte del Grupo Pulitzer Incorporated en la década del 90. Ha publicado ensayos,  y un capítulo de libro que tratan sobre cuestiones de masculinidad, política y religión en la región de México y Estados Unidos en diversas revistas académicas del extranjero y ha participado en varios congresos donde se tratan temas relacionados con la construcción de género en la post modernidad.

Ver más +

Encuesta