Martes, 20 de Febrero de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



¿Qué les espera a las mujeres en la elección del 2018?

Sábado, Febrero 10, 2018 - 07:57
 
 
   

Será la primera ocasión que en espacios que eran ocupados por hombres, serán ocupados por mujeres

Históricamente el estado de Puebla ha sido un estado en el cual ha existido una subrepresentación de las mujeres, pocas secretarias de gabinete, pocas diputadas locales y muy pocas presidentas municipales, los argumentos que se vierten de manera informal es que “no hay mujeres” y las que hay, no quieren participar, no tienen la capacidad para gobernar, no están preparadas para asumir un encargo público, no tiene el “nivel” y un último argumento es que “sus esposos, no les dan permiso”. Esta es nuestra realidad, a eso nos enfrentamos.

En esta elección las mujeres contarán con un marco constitucional y normativo, que busca garantizar sus derechos político-electorales, un primer escenario será la paridad como principio constitucional, el papel que las mujeres jugarán dentro del tablero de las candidaturas, esto obliga a los partidos políticos a postular mujeres en el 50% de las candidaturas, pero además no podrán ser postuladas en municipios o distritos que no tengan rentabilidad electoral.

Se utilizará la metodología denominada “Bloques de Competitividad”, que está establecida en los “Lineamientos aplicables para garantizar el cumplimiento del principio de paridad de género en la postulación y registro de candidaturas del Instituto Electoral del Estado”, en el que se determinan los distritos o municipios en que los partidos políticos han obtenido los porcentajes de votación más bajos en el proceso electoral anterior, de conformidad con los artículos 3, numeral 5, de la Ley General de Partidos Políticos y 28, párrafo sexto del Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla; este instrumento permitirá verificar que las mujeres que son postuladas como candidatas, no contiendan en distritos o municipios donde tienen nulas posibilidades de ganar.

Los Bloques de Competitividad evidencian de manera clara la votación más baja de los partidos políticos, al utilizar un punto intermedio, como lo es la votación media, el cual demuestra la magnitud del valor más bajo de los comprendidos en el conjunto: mayor-intermedio-bajo. Al realizarse la paridad vertical y horizontal que advierte el Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla; será la primera ocasión que, en la contienda electoral los espacios que invariablemente eran ocupados por hombres, serán ocupados por mujeres.

El cuadro que se muestra a continuación describe la brecha  en la paridad de género de las candidaturas para las mujeres de 1995 a 2016, y cuantas de ellas han logrado estar en el ejercicio de los encargos; hecho que ejemplifica la subrepresentación histórica de las mujeres en el Estado.

“Brechas de género de candidatos/as registrados/as y electos/as de los Proceso Electorales Estatales 1995-2016 por partido político, así como por municipio en el caso de los ayuntamientos y distrito para diputados por el principio de mayoría relativa” (1)

Otro de los escenarios que puede acontecer, debido a la participación activa y efectiva de las mujeres en esta elección, es la Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género, ya que los espacios que eran ocupados por hombres ahora serán ocupados por mujeres.

Las mujeres candidatas será susceptibles de ser violentadas políticamente si se desestiman o descalifican sus propuestas de campaña por el hecho de ser mujeres o dudar de su capacidad para ejercer el cargo al que se postulan, atentar contra su vida privada, divulgando información de su vida personal con el objetivo de menoscabar su dignidad u obligarla a renunciar en caso de que obtenga el triunfo; no cumplir  con las reglas en la distribución de los recursos para las campañas, por el hecho de ser mujeres.

Así como que alguna persona realice conductas que impliquen, amenazas verbales, difamación, desprestigio, burlas, descalificación y calumnias en público o privado; o a través de comunicaciones por cualquier medio convencional y/o electrónico; acecho, hostigamiento o acoso sexual; el uso de lenguaje sexista durante las precampañas o campañas, que sea denostativo, peyorativo o calumnioso, en perjuicio de la mujer precandidata o candidata; y cualquier otra forma análoga que lesione o sea susceptible de dañar la dignidad, la integridad o libertad de las mujeres en el ejercicio de un espacio de poder o de decisión, entre otros temas.

En el Instituto Electoral del Estado, existe el compromiso de prevenir y erradicar la Violencia Política Contra las Mujeres, la Guía para la Prevención y Atención de la Violencia Política Contra las Mujeres en el Estado de Puebla, es un documento que comprende dos grandes apartados: los aspectos generales de la violencia política contra las mujeres y las instituciones competentes para brindar atención a mujeres víctimas de violencia política. El Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, han demostrado ser aliados en el tema también, pero será de vital importancia que las mujeres precandidatas o candidatas denuncien cualquier acto de inequidad en su contra.

De acuerdo al Censo de Población 2015, en el estado de Puebla, somos 3 millones 225 mil 206 mujeres, y 2 millones 943 mil 677 hombres, en el Padrón Electoral somos 2 millones 401 mil 909 mujeres y 2 millones 104 mil 117 hombres, al corte del 12 de enero del año en curso;  estas cifras demuestran la importancia de nuestra participación en la vida pública, como tomadoras de decisiones y la necesidad de generar e implementar políticas públicas con perspectiva de género.

El marco constitucional y legal esta para cumplirse; el discurso de que los partidos políticos están comprometidos con la paridad de género se ha escuchado al menos en el terreno de lo público, esta elección servirá sin duda, para reflexionar sobre la manera en la que los institutos políticos trabajaron en empoderar a las mujeres que militan en sus institutos políticos, así como en que radica la diferencia, para que haya “muchos” hombres que quieren, y que pueden ser candidatos y pocas mujeres. Si el tema estructural del patriarcado nos va a arrastrar o existe la convicción de encararlo. No podemos, no debemos seguir siendo el penúltimo lugar a nivel país, con el 29% de escaños ocupados por mujeres en los congresos.

Los resultados de esta elección, permitirán saber de manera concreta qué tanto hemos avanzado en el tema de igualdad de los derechos político electorales de las mujeres, así como de qué tanto siguen prevaleciendo las concepciones sexistas y discriminatorias, en comparación con los hombres en los 217 municipios que componen la entidad, qué tan adelantadas (os) o atrasadas (os) estamos en el tema del respeto, la equidad, la igualdad y la tolerancia para transitar a una democracia paritaria en el estado de Puebla.

Cuál es el lugar que los partidos le dan a las mujeres, si existirá congruencia en el apoyo a las candidatas mujeres en sus campañas, porque no sólo se trata de cumplir con la paridad 50/50, se trata de equidad en las prerrogativas, en los recursos económicos destinados para la obtención del voto, equidad en los espacios que se les otorguen en los medios de comunicación, equidad en el trato.

Este es el panorama que les espera a las mujeres poblanas que participen como precandidatas y candidatas en la elección, es tiempo que la deuda histórica de subrepresentación de las mujeres poblanas en la vida pública desaparezca, aunque existan voces que insistan que las mujeres poblanas no estamos preparadas para la paridad.

Referencias:

Acuerdo del Consejo General del Instituto Electoral del Estado, por el que aprueba los Lineamientos aplicables para garantizar el cumplimiento del principio de paridad de género en la postulación y registro de candidaturas, así como la designación de cargos de elección popular, del instituto electoral del estado, para el Proceso Electoral Estatal Ordinario 2017-2018

(1) Lineamientos aplicables para garantizar el cumplimiento del principio de paridad de género en la postulación y registro de candidaturas del Instituto Electoral del Estado.

Guía para la Prevención y Atención de la Violencia Política Contra las Mujeres en el Estado de Puebla. Instituto Electoral del Estado de Puebla.


Semblanza

Alejandra Gutiérrez Jaramillo

Es Consejera Electoral del Instituto Electoral del Estado (IEE), Licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Puebla, Preside la Comisión Permanente de Comunicación del IEE, es miembro de la Asociación Mexicana de Consejeras Electorales. Especialista en Comunicación Política. Fue Consejera Electoral propietaria del Consejo Local del Instituto Federal Electoral (IFE) en el Estado de Puebla, durante los Procesos Electorales 2006-2007, 2009-2010, 2012-2013 y Consejera Local del Instituto Nacional Electoral 2014-2015, Presidenta de la Comisión de Comunicación durante dichos procesos. Participó como Observadora Electoral Internacional en la Misión de Observación Electoral para la Organización de Estados Americanos (OEA), en las elecciones locales y presidenciales de la República de El Salvador en enero y marzo del 2009 respectivamente, ha realizado diferentes ponencias sobre medios de comunicación y elecciones, entre sus publicaciones destaca  “Campañas Electorales Negativas, el Miedo como Mensaje”. Fungió como Coordinadora Estatal de Comunicación Social de la Junta Local del IFE. Fue Catedrática, Tesista de la Universidad Iberoamericana Puebla en las licenciaturas de Comunicación y Mercadotecia e instructora del Primer Curso de Marketing Político que realizó  la Ibero y miembro del Consejo Técnico de la licenciatura en Comunicación.    

Ver más +

El candidato del PRI a la alcaldía de Puebla, Guillermo Deloya Cobián, tiene toda la intención de hacer una campaña innovadora y disruptiva, por lo que en principio ya rechazó los nombres que el dirigente estatal del tricolor

Encuesta