Domingo, 21 de Octubre de 2018     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



¿El Colapso de RMV y de Meade?…

Lunes, Enero 15, 2018 - 07:04
 
 
   

Juan Pablo Piña: Desmantelar a RMV. Anaya: Afianzarse en Puebla. Corral: Liquidar a Meade. Beltrones

Cambian los parámetros de negociación y se desploma el escenario pretendido por Rafael Moreno Valle ante Anaya. Las señales son claras y poco importa si hubo en principio un acuerdo entre ambos, que luego se fue al bote de la basura, o no. Al convertirse Juan Pablo Piña en el operador de Ricardo Anaya en Puebla, comenzó el desmantelamiento de la red electoral de Rafael. Juan Pablo conoce el entramado creado a instancias de Moreno Valle y busca desarticularlo y sumarlo al precandidato. Piña también representa poderes fácticos, a los cuales Rafael no podría neutralizar fácilmente. Es obvio que habrá ‘derecho de admisión’. Juan Pablo es portador de un mensaje del queretano: decir a los nodos de esa red con quiénes será el conflicto y con quiénes, no. El objetivo es acotar la lógica desestabilización, a raíz del encontronazo de poderes…

En el forcejeo entre los polos de Anaya y de RMV, se genera un efecto óptico que podría dar otra impresión…

“La fractura de la lealtad…”

La cadena de mando será la clave del desenlace de esta lucha de poder. Juan Pablo Piña trae la misión de fracturar la lealtad hacia Rafael. Humberto Aguilar Coronado, ‘El Tigre’, se encargó de aglutinar a la mayoría de los panistas desplazados. Piña se concentrará en los morenovallistas. A Ricardo Anaya no le conviene una ruptura, pero tampoco desea quedar a merced del exgobernador. ¿Cómo ganarle a Moreno Valle sin ruptura? Quitándole el control de las candidaturas y, por ende, de los futuros cargos y espacios a repartir. Lo que implica un mensaje inequívoco sobre quién va a repartir los haberes, mismo con el que todos los interesados deberán negociar. Lo ocurrido en el caso de Tlatlauquitepec, evidenció las tensiones y confirmó la ruta a seguir por parte de Anaya y Zepeda…

En el contexto de la aprobación de la Plataforma panista para el proceso electoral en curso, Anaya y el panismo tradicional sellaron los últimos detalles de un pacto. Van por la gubernatura y desplazarán a Martha Erika Alonso. Perdido el control de las candidaturas y estando en proceso la negociación de las mismas directamente con el CEN, se replantearán las obediencias y todo intento por crear un frente alterno, colapsará. De un lado, el CEN se reservó designaciones y distritos para mujeres. Del otro, Piña erosiona la red de poder electoral del exgobernador…

“Un punto ciego…”

El efecto visual indicaría una negociación entre los aliados de Ricardo y los de Rafael. La realidad es que el primero estaría designando y acotando, mientras Juan Pablo atrae a polos de diversa envergadura para rebelarse contra el segundo. Aquí se inserta la actitud de alcaldes panistas de la zona conurbada y explica lo que está pasando en la mesa de negociación. Juan Pablo Piña es la pieza toral de la estrategia, que se repetirá en los estados donde hay presencia del poblano. Está convirtiendo a Anaya en el dueño absoluto de Puebla, porque reparte a dos o tres manos. El caso de la alcaldía capitalina también es un juego de manos…

De paso, mandan el mensaje a Gali de que no es necesario que se confronte con Moreno Valle. Bastará con mantenerse al margen…

“La decisión crucial…”

Eje del desmantelamiento de la red de poder de Rafael Moreno Valle y enlace de poderes fácticos de corte liberal. Esto habilita a Juan Pablo Piña como aspirante a la gubernatura y de hecho está contemplado por Ricardo Anaya. Pero el precandidato presidencial también sopesa a Eduardo Rivera Pérez y al ‘Tigre’. En un esquema de negociación, Aguilar Coronado llevaría mano, bajo el entendido de que los primeros propuestos se descartan (Eduardo y Martha Erika). En un escenario de ‘fractura sin ruptura’, la cosa cambia: Rivera queda como la carta a jugar porque aglutina a panistas tradicionales y posee base electoral. En este momento, las cosas van transitando por ahí…

Anaya impulsa a Eduardo para la capital, cuando en realidad es para la gubernatura. Primera desmantelarán la red de poder y, luego, irán por ‘la grande’…

De resultar Eduardo Rivera el candidato, Humberto iría al Senado y Ricardo sabe que Juan Pablo deberá ser bien recompensado. El mensaje enviado por Moreno Valle hace unos días, para que Martha Erika fuese por la gubernatura y Eduardo por la alcaldía, iba en el sentido de atajar lo anterior. Lo que Anaya está calibrando es si la candidatura a la Capital poblana deberá ser panista (¿Piña, ‘El Tigre’?), frentista (inviable por acuerdo nacional) o de perfil ciudadano (¿Enrique Cárdenas, Angie Navarro u otra opción?). Rafael Micalco, por su parte, debe subsanar su situación, para que se determine hacia dónde iría…

¿Será el naufragio de Rafael Moreno Valle? En otros momentos, ha demostrado ser un ‘animal político’ hábil. Anticipar el fracaso de Anaya para apoderarse del CEN del PAN, condujo a que Anaya decidiese liquidarlo desde ahora. Pactar con él, implicaría un alto riesgo para el queretano…

“Entre rebeldes y tecnócratas…”

Para los estrategas de Ricardo Anaya, se ha formado un núcleo de intereses en su contra: hay un nexo que va de Los Pinos a los ‘panistas rebeldes’ (calderonistas) y a Moreno Valle, en torno a la candidatura de Meade. Asestar un golpe decisivo en Puebla, desarticularía la pretendida alianza alrededor de Meade para derrotar a AMLO y los tecnócratas tendrían que decidir entre esperar el triunfo de AMLO o rendirse ante Anaya. Ricardo no desea negociar en vísperas de las elecciones, sino una rendición incondicional por parte de los mencionados. En el fondo, es la estrategia para liquidar la candidatura de Meade, hundiéndola en un lejano tercer lugar…

Tratando de deshacerse de Manlio Fabio Beltrones, el grupo de Luis Videgaray no midió bien y entregó a Javier Corral un arma muy poderosa. Nunca pensaron que se iba a seguir de frente contra Peña Nieto y el propio canciller. Ellos mismos podrían darle sin querer la puntilla a Meade. El domingo, Corral mostró ‘músculo’ al convocar al mitin informativo y tuvo al Presidente ‘bajo fuego tupido’. Al arreciar las acusaciones desde Sonora contra Damián Zepeda, Beltrones le firmó el ‘acuse de recibido’ a Anaya…

Tan así lo percibieron en Los Pinos, que Peña Nieto está armando el listado de candidaturas para protegerse las espaldas. La ovación en el CEN a Ricardo Anaya y a Javier Corral, simbolizó el choque frontal con el poder presidencial, camino a la contienda con AMLO. Corral podría ser el que le proporcione a Anaya el mecanismo que pegue en la ‘línea de flotación’ de José Antonio Meade. Atención con estás dos frases de su discurso del domingo: “Nuestro movimiento será más grande que todos los partidos juntos, será un movimiento social más grande que nosotros mismos” y “Organizaremos una marcha de la dignidad chihuahuense hasta la Ciudad de México” …

En el mismo escenario, quedó claro que el reto de Miguel Ángel Yunes a AMLO para debatir se inserta en una situación más coyuntural. Yunes estaría intentando afianzar su proyecto político local y subirse al de Anaya…

Bienvenidos todos a la sucesión presidencial de 2018…

Hasta entonces…

Comentarios: confinespoliticos@yahoo.com

Twitter: @confinespol


Semblanza

Juan de Dios Andrade

Politólogo. Analista político y asesor. Especializado en historia y política mexicana, geopolítica y geoestrategia, Historia de las ideas políticas, teoría política y análisis de escenarios del poder. Autor de la columna Confines Políticos.

Ver más +

La Corte de los Milagros

Despidos de un gobierno incluyente

Encuesta